Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TUDELA

Alrededor de 70 alumnos se quedan sin plaza en la Escuela de Música de Tudela

  • En total hay unos 540 alumnos, 480 en la escuela, y 58 en el conservatorio, que ha cubierto toda la demanda

Un grupo de alumnos da clase en un aula de Castel-Ruiz.

Un grupo de alumnos da clase en un aula de Castel-Ruiz.

Un grupo de alumnos da clase en un aula de Castel-Ruiz.

aldanondo
0
05/11/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • íñigo sanz. Tudela
Unos 70 alumnos se han quedado sin plaza en la Escuela de Música de Tudela debido al gran número de solicitudes, algo que no ha ocurrido en el Conservatorio Fernando Remacha, que ha conseguido cubrir toda la demanda.

En concreto, en la Escuela de Música hay 480 inscritos divididos en los Cursos de Iniciación ofertados por la Apyma para niños de 3 y 4 años (lista de espera de unos 25 niños); Educación Infantil (5 y 6 años); y Educación Instrumental (de 7 a 15 años). En las dos últimas unos 45 alumnos se han quedado sin plaza. Por su parte, en el Conservatorio estudian 58 personas, 6 más que el curso pasado.

Son unas cifras diferentes a las previstas, ya que el número de plazas para el Conservatorio se amplió este curso hasta 60 para cubrir la demanda (el pasado hubo 52). Esta ampliación obligó a reducir las plazas en Educación Infantil e Instrumental (se sacaron al principio 450 en vez de las 470 del curso anterior), ya que había que cubrir el mayor coste que supone un alumno del Conservatorio.

Sin embargo, dos personas se han dado de baja en el Conservatorio y “como no había más estudiantes aprobados en las pruebas de acceso ni más solicitudes para acceder, no se han completado las plazas”, lo que ha permitido tener más alumnos en la Escuela, indicó Diego Ramírez Parra, director de ambos centros. Este aumento de plazas ha hecho disminuir las listas de espera, sobre todo en Educación Infantil, “donde no nos importa subir el límite de alumnos, pero siempre alguno se queda fuera”, señaló Ramírez.

"EXCEPCIONAL" INICIO DE CURSO

Tomando como referencia estas cifras, el director calificó de “excepcional” el comienzo de curso, algo que no le sorprende. “Durante la crisis no tuvimos muchas bajas, lo que hacía pensar que íbamos a crecer cuando mejorara la situación. Además, en los últimos años tenemos más visibilidad a pesar de los problemas, y Tudela se ha dado cuenta de que tiene un centro de primer orden”, dijo.

Del total del alumnado, alrededor del 50% del Conservatorio y del 10% de la Escuela son de fuera de la capital ribera. “En los pueblos también acogen a muchos alumnos de Tudela, por lo que no hay que pensar que pagamos la educación de gente de fuera”, reconoció. Estos alumnos son atendidos por 26 profesores, dos más que el pasado curso, una profesora auxiliar de guitarra y un docente de clarinete, debido a la implantación de nuevas plazas en el Conservatorio.

MÁS ESPACIO

Además, en este curso los problemas de espacio han sido solucionados en gran parte gracias al traslado de las dependencias de Cultura de Castel-Ruiz a la Casa del Almirante, lo que ha proporcionado tres aulas más a los centros de música. “Poco a poco Castel-Ruiz se va quedando sólo como Conservatorio y Escuela y eso nos da bastante más amplitud” dijo.

Sobre la continuidad del Conservatorio, cuya financiación se puso en duda hasta hace año y medio, cuando se firmó un nuevo convenio entre Ayuntamiento y Gobierno foral, el director se mostró “tranquilo porque tenemos el apoyo político y de la población”. Para este año, el Conservatorio tiene un presupuesto de 366.766 €, de los que el Gobierno aporta 194.388; mientras que el de la escuela es de 699.556 €, y el Ejecutivo aporta 55.636.

Vista la alta demanda, el director no se resigna a crecer y ha pedido incorporar el fagot, la trompa, la viola y el contrabajo para completar la oferta de la orquesta sinfónica. “Hay instrumentos que tienen mucha demanda, y desde el aula infantil tenemos que reeducar para que no pidan siempre los mismos instrumentos”, señaló.

“La guitarra y el violín están muy demandados, al igual que el piano, pero hay otros que no, como estos cuatro, para los que creo que debería haber incentivos”, reconoció.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual