Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TUDELA Y RIBERA

Ruta en bici por las Highlands escocesas

  • El murchantino Javier Simón García participó recientemente en una carrera extrema de cicloturismo de montaña en Escocia con un recorrido de 900 kilómetros

El murchantino Javier Simón García, a la derecha, durante la ruta en bicicleta que realizó a través de las Highlands escocesas.

Ruta en bici por las Highlands escocesas

El murchantino Javier Simón García, a la derecha, durante la ruta en bicicleta que realizó a través de las Highlands escocesas.

CEDIDA
0
21/08/2015 a las 06:00
  • eva aguado. Murchante.
Nacido hace 41 años en Murchante, Javier Simón García tiene la aventura como estilo de vida. Aficionado al cicloturismo de montaña -bike packing-, trabaja como cartero en Londres desde 2004 y, recientemente, viajó hasta las tierras altas de la vecina Escocia, las Highlands, donde participó en una de las pruebas ciclistas más duras del mundo: la III Trail Live Tacker, una carrera de 900 kilómetros que se debe completar en un máximo de 8 días.

Sus únicas compañías en la travesía fueron su bicicleta -equipada con un único plato, un piñón y una suspensión rígida de carbono- y comida para tan sólo día y medio -alimentos hidrolizados, cereales, barritas energéticas, geles y un poco de agua-. Todo ello pensado para llevar el mínimo peso posible.

Con eso empezó desde Tyndrum, él y 46 ciclistas más, de los que tan sólo 16 pudieron cruzar la meta instalada en la misma ciudad tras recorrer 550 millas por las Highlands. Estas montañas tienen una altura máxima de apenas 700 metros, pero las condiciones meteorológicas son totalmente adversas. “Hace mucho frío, nieve y humedad. Hay gran abundancia de ríos y lagos, por lo que apenas te secas y todo se agrava cuando tienes que dormir en cualquier sitio”, señala Simón.

El norte de las montañas es “inóspito” y en el punto más alto, el Paso de Corrieyairack, apenas se hace de noche. “Aquí no te dejan parar. A mí me costó 6 horas y media. Hubo momentos en los que me venía abajo, pero me animaba cantando”, recuerda.

Controlado las 24 horas

Esta prueba, iniciada hace tres años cuando un escocés que participaba en EE UU en este tipo de carreras quiso preparar una en su país a modo de entrenamiento, controla a sus participantes las 24 horas del día a través de GPS que les sigue durante el recorrido a través de una página web. Ésta recoge todas las incidencias y abandonos, que empezaron a verse en mayor número a partir del tercer día. Además, cada ciclista lleva dos botones de emergencia para accidentes y localizadores por satélite.

Javier, después de 6 días y muchas horas de soledad, regresó a Tyndrum. Allí le esperaba un representante de la organización con una sonrisa, un abrazo y una cerveza que saboreó como el mejor de los manjares.

“La felicidad es muy grande cuando llegas, pero hubo momentos... Tuve que cruzar un río muy ancho con las aguas a una temperatura muy baja. No sabía si iba a ser capaz. Además, se me rompió un buje y tuve que bajar durante horas con la bicicleta a modo de patín. Me destrocé los tobillos y, además, no podía encontrar la pieza porque eran pueblos muy alejados y con pocos recursos. Por fin, pude encontrarla en un taller y decidí continuar”, explica.

Todo ello, en cerca de 80 horas, 19 de ellas seguidas en un mismo día para cumplir con su objetivo de poder volver a Murchante, su casa, a descansar junto a Javier Simón y Menchu García, sus padres; y Ángel y María, sus hermanos, que han vivido con enorme nerviosismo esta aventura.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual