Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
estreno

Un huerto en la azotea

  • La residencia de Valtierra inauguró este viernes el huerto urbano que ha instalado en la azotea del edificio

Un huerto en la azotea

Un huerto en la azotea

Imagen de algunas de las macetas que componen el huerto.

E.M
0
Actualizada 18/05/2015 a las 08:39
Etiquetas
  • ENRIQUE MORANCHO. Valtierra
La residencia San José de Valtierra aprovechó este viernes la celebración de San Isidro, patrono de agricultores y labradores, para inaugurar un huerto urbano instalado en la azotea del edificio.

Allí arriba, los residentes cuentan con un variado surtido de cultivos entre los que se pueden ver tomates, pimientos, zanahorias, rabanetas, berenjenas, sandías y melones, entre otros, además de flores y plantas aromáticas como clavelinas, alegrías o romero.

Al acto de inauguración acudió el párroco de la localidad y presidente-patrono de la residencia, José Miramón, que bendijo el huerto; el director de la residencia, Eduardo Mateo; además de las cuidadoras y varios de los 75 residentes del centro.

La artífice de esta iniciativa fue la terapeuta ocupacional del centro Lorena Crespo.

“Muchos de nuestros internos han sido agricultores y han tenido un huerto. Al principio pensamos en crear un jardín, pero los propios residentes se decantaron por el cultivo de hortalizas, sin dejar de lado las flores”, explicó.

El lugar elegido reúne todas las condiciones que debe tener todo huerto: luz a lo largo de todo el día y fácil acceso al agua para riego.

Múltiples beneficios

Como apuntó Crespo, con la creación de este huerto se persiguen múltiples objetivos de carácter físico, emocional y cognitivo. “Había personas que no se relacionaban con nadie y no participaban en ninguna actividad, y ahora, con el huerto, hemos conseguido que estén más activas. Quieren subir a la terraza, se agachan, se levantan, se estiran y toman el sol”, afirmó la terapeuta de la residencia, quien explicó que, además, con esta actividad “conseguimos romper con la rutina diaria y se establece una responsabilidad solidaria para mantener el huerto”.

Por ejemplo, a la entrada a la terraza se han instalado unos carteles que indican qué hay que hacer ese día con dos lemas: “Es día de riego” o “Ya está regado”.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual