Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Semana Santa

Poco petardo y mucho fuego para el Volatín de Tudela

  • El ‘puro’ que colocaron al muñeco de madera no estalló, pero un fogonazo quemó todas sus ropas

0
07/04/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • ​JESÚS MANRIQUE. Tudela
El Volatín de Tudela volvió a reunir ayer a miles de personas que no quisieron perderse la peculiar manera que tiene este acto, cuyos orígenes se remontan al siglo XIV, de representar el ajusticiamiento de Judas.

Todas ellas estaban pendientes de un muñeco de madera colocado en el balcón de la Casa del Reloj de la plaza de los Fueros que, en esta ocasión, fue vestido de enfermo recién salido de la unidad de quemados después de ser pasto del fuego y perder una pierna en la ceremonia del año pasado.

Con un gran petardo colocado en su boca a forma de puro, los miembros de la brigada municipal prendieron la mecha mientras el público esperaba la explosión del petardo... aunque se quedaron con las ganas. De hecho, no estalló, sino que soltó un gran fogonazo que rápidamente prendió todo el ropaje del muñeco que acabó totalmente ennegrecido y ‘desnudo’ dejando ver su estructura de madera.

Desde el interior de la Casa del Reloj empezaron a voltearlo durante unos minutos hasta que, como es habitual, el miembro de la brigada Emilio Gil salió a quitarle los pocos trozos de ropa que quedaban pegados a la madera entre los aplausos del público.

PELEA POR LOS BALONES 

A partir de ahí, comenzó otra de las tradiciones del acto, el lanzamiento de unos 1.500 balones donados por Diario de Navarra que realiza la Orden del Volatín desde varios balcones de la plaza de los Fueros. Como siempre, la ‘locura’ se apoderó de los asistentes, que pelearon lo indecible por hacerse con uno de estos balones volviéndose a ver escenas habituales de adultos con varios balones en sus manos y niños llorando porque no habían conseguido ninguno.

PRIMERA PREGONERA

Pero este año el Volatín tuvo un preludio muy especial. Por primera vez desde que se instauró el pregón hace 25 años, fue una mujer la que lo leyó. El privilegio fue para la archivera municipal desde 2009 y directora del Museo de Tudela Beatriz Pérez Sánchez, de 56 años.

Fue presentada por el pregonero de 2014, Alfonso Verdoy, quien la definió como “la guardiana de nuestra historia”. Luego Pérez leyó su texto, que metió a los asistentes en el mundo mágico de Tudela, y fue muy aplaudida. “Para mí es un orgullo ser la primera mujer, pero también una responsabilidad, un reto. Creo que es pasar a la historia por la puerta grande y me he dado cuenta de la gran dimensión popular y social del Volatín. Mucha gente me ha parado para darme la enhorabuena”, afirmó.

LAS PIERNAS A LA VISTA

En cuanto al vestido que llevaba este año el Volatín, la encargada de hacerlo, Ana Gil Gimeno, explicó su significado. “Como el año pasado se quemó y se le cayó la pierna, ha estado todo el año en la unidad de quemados y esta mañana lo han traído directamente en ambulancia”, bromeó.

Además, desveló otra de las novedades de este año. “Es la primera vez que se le ven las piernas. Siempre lleva un vestido más largo que las oculta”, añadió.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual