Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ciclismo | murchante

Murchante reúne a 233 ciclistas en su marcha 'Desafío 132'

  • El primero en cruzar la meta, tras 132 km, fue el tudelano Javier Marín, y participaron Miguel y Pruden Induráin

Los miembros del Club Ciclista de Murchante, preparados para salir con el resto de ciclistas.

Murchante reúne a 233 ciclistas en su marcha 'Desafío 132'

Los miembros del Club Ciclista de Murchante, preparados para salir con el resto de ciclistas.

e.a.
0
08/05/2014 a las 06:00
  • EVA AGUADO. Murchante
Murchante vivió el domingo su particular fiesta del ciclismo en ruta con la celebración de la prueba 'Desafío 132', en la que tomaron parte 233 corredores llegados de Navarra, La Rioja, Aragón, Cataluña, País Vasco, Madrid y Valladolid. El primero en completar los 132 kilómetros de la prueba fue el tudelano del equipo Ciclos Gamen Javier Marín, que invirtió un tiempo de 3 horas, 41 minutos y 42 segundos, con una media de 35,17 kilómetros por hora.

Además, la prueba tuvo unos invitados muy especiales, ya que participaron los hermanos Miguel y Pruden Induráin, así como el hijo del primero, también Miguel, que fue el primero de la familia al llegar el sexto -su padre y Pruden fueron el 19º y 20º, respectivamente-.

Además, los dos hermanos fueron los encargados de cortar la cinta en la salida junto al alcalde, Tomás Aguado, y el presidente del club ciclista de Murchante, Ignacio Martínez.

Sol y algo de viento

La prueba partió a las 9 de la mañana desde la calle Mayor en un día soleado con algo de viento, aunque no fue tan fuerte como el que se registró en días anteriores.
Desde allí continuó en dirección Corella hasta llegar a los Baños de Fitero y cruzar a La Rioja por Cervera, Aguilar y los altos de Cigudosa, CastilRuiz y San Felices, los puntos de mayor exigencia. Luego volvió por Baños de Fitero y Corella para llegar de nuevo a la meta situada en Murchante.

Además, también destacó la colaboración de alrededor de 100 voluntarios que trabajaron para que los ciclistas tuvieran todo lo necesario antes, durante y después de la prueba.

De hecho, los ciclistas pudieron disfrutar tras la carrera de una comida que se celebró en el polideportivo, cedido por el ayuntamiento, a base de ensalada, pasta, lácteos, postre, así como vino de Murchante, café y licores.

Los corredores también dispusieron de un servicio de masajes, y guardabicis. El precio de la inscripción fue de 33 euros para los ciclistas no federados, y de 28 para los federados.

La presencia de los hermanos Induráin también dio más interés a la prueba y ambos destacaron por su amabilidad, hablando con el resto de participantes y haciéndose fotos con todos los que se lo pidieron.

Además, los participantes resaltaron la buena organización por parte del Club Ciclista de Murchante.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual