Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
peregrinación

La Ribera se prepara para la Javierada

  • Los peregrinos de las localidades riberas se preparan con largas caminatas

Miembros del grupo 'Tudelanos por Javier' en una de las marchas

La Ribera se prepara para la Javierada

Miembros del grupo 'Tudelanos por Javier' en una de las marchas

F. T.
0
Actualizada 11/02/2014 a las 12:21
  • M.T./L.M.Ch./E.A. Tudela/Ribaforada/Murchante
Apenas queda un mes para que miles de navarros acudan a su cita anual al Castillo de Javier. Un largo camino para los peregrinos de la comarca de la Ribera -unos 100 kilómetros desde Tudela y aún más desde otras localidades más lejanas de la zona- que, una vez más, tendrán que acometer en dos o tres etapas -unos saldrán el jueves, día 6 de marzo; y la mayoría el día 7, para culminar el día 9 esta primera Javierada de 2014-.

Para afrontar con éxito la larga marcha, los riberos tienen claro que si no hay un buen entrenamiento, al final "se paga". De ahí que solos, acompañados por familiares o amigos, o en los mismos grupos con los que participan en la Javierada, se preparan realizando caminatas de un buen número de kilómetros, principalmente en fin de semana, con las que se ponen en forma para poder dirigirse a su ineludible peregrinación anual.

DESDE TUDELA

Uno de los grupos de Tudela es el de 'Tudelanos por Javier', formado por más de 60 personas de 27 a incluso 80 años. Como explica Chente González, de 63 años y que desde los 17 peregrina a Javier, "todos los que integramos el grupo somos conocidos y, además, amigos con una convivencia muy sana y que sentimos que la Javierada es de Navarra, nuestra. Cuando pasa la Navidad, nos miramos y sabemos que el primer domingo de enero después de Reyes empezamos las marchas de preparación", dice. Unas salidas que realizan los domingos "y luego ya durante la semana cada uno a su ritmo", cuyas etapas ya están establecidas de menor a mayor dificultad.

El primer domingo van hasta Cascante -20 kilómetros-; el siguiente hasta Ablitas; el tercero a Ribaforada y el pasado a Barcelosa. A partir de ahora las rutas que quedan son a Tulebras o al Vedado de Guarás recorriendo la zona del Plano de Bardenas, entre otras. "Cada etapa ampliamos el trayecto y además vamos por toda la Ribera. Intentamos buscar recorridos que no sean siempre llanos, sino que incluyan subidas y bajadas, para asemejarlo a lo que nos vamos a encontrar en la Javierada", indica al tiempo que reconoce que, eso sí, en cada marcha hay una parada para degustar un almuerzo también típico de Javierada -huevos fritos con chorizo, jamón y patatas- lleno de alegría y buen ambiente.

"Si no estás preparado, al final lo pagas. Cada año cumples uno más y el cuerpo lo va notando. Es fundamental la preparación", dice.

DIFERENTES RECORRIDOS

A diferencia de 'Tudelanos por Javier', los peregrinos de Ribaforada -el año pasado fueron 70- no se entrenan en grupo, sino con familiares o amigos. Jesús Ángel Diago Marqués, de 42 años, se prepara desde el pasado mes de octubre andando cada semana unos 40 kilómetros, principalmente junto a su hermano. "Entre semana suelo dar la vuelta al pueblo, los sábados voy al Bocal, y los domingos amplío la ruta", afirma.

Silvia Martínez, que, a sus 12 años, afronta su primera Javierada -la va a realizar con su padre- indica: "Empezamos los entrenamientos yendo dos días a la semana al Bocal, pero conforme se acerquen las fechas iremos más días para estar bien preparados, que es importante para completar los más de 100 kilómetros desde Ribaforada a Javier. Las dos últimas semanas caminaremos cuatro días por semana durante 3 horas, y dos cinco horas. Los dos últimos días descansaremos", señala.
Guillermo Chaverri Soret, de 64 años y que ha completado 5 Javieradas de forma consecutiva, también coincide en que es necesario entrenar porque cada día de peregrinación "andas un promedio de 30 kilómetros". "Vamos todos los domingos de Ribaforada a Tudela por el Bocal, y volvemos. Son 21 kilómetros", dice.

Otro de los numerosos municipios riberos que prepara la Javierada es Murchante, cuyo grupo mantuvo una reunión el viernes para detallar la organización. Desde después de Navidad y, sobre todo, a partir de este mes, entre 15 y 20 peregrinos del numeroso grupo de la localidad realizan etapas de entre 20 y 25 kilómetros los domingos por la tarde, y de alrededor de 10 entre semana. Además, la organización del grupo prepara dos salidas hasta Monteagudo y Santa Cruz de Moncayo, según indica Íñigo Simón Fernández, peregrino y miembro de la organización de la Javierada murchantina.

Natalia Bartos Alegría, de 46 años, es una de las que participa en esas salidas, aunque reconoce que le gusta andar "todo el año". A Antonio Aguado García, de 50 años, le gustaría poder hacer más marchas con el grupo "pero las actividades de mis hijos del fin de semana no me lo permiten como quisiera". "No obstante, intento caminar siempre que puedo", explica.

El también murchantino Manuel Villafranca Clemente afirma que sus rutas preferidas son "recorrer Murchante, para la noche, e ir a Tarazona, de día".

Miembros del grupo de Murchante, en la reunión que tuvieron el viernes para preparar la Javierada. blanca aldanondo




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual