Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Gobierno de Navarra

La conexión de Ablitas con la depuradora de Bajo Ebro recibe 1,9 millones

  • El consejero de Desarrollo Rural, José Javier Esparza, ha visitado este lunes el recién creado enlace

El consejero Esparza y autoridades, en la depuradora de Fustiñana

La conexión de Ablitas con la depuradora de Bajo Ebro recibe 1,9 millones

El consejero Esparza y autoridades, en la depuradora de Fustiñana

CEDIDA
0
Actualizada 23/12/2013 a las 13:44
  • EUROPA PRESS. PAMPLONA
El Gobierno de Navarra ha subvencionado con 1.920.000 euros la nueva conexión de Ablitas con la depuradora de aguas de Bajo Ebro, ubicada en Fustiñana, enlace realizado con un emisario de 8.780 metros lineales a la depuradora, cuyo funcionamiento ha conocido este lunes el consejero de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, José Javier Esparza.

Con este proyecto, concluido tras 18 meses de obras, se ha logrado optimizar la capacidad de la planta de Bajo Ebro, cuyo caudal medio diario es de 3.626 metros cúbicos. Además, se ha conseguido dotar del mismo tratamiento, eficiente y biológico, a las aguas sucias procedentes de Ablitas, localidad de 2.554 habitantes, con un caudal medio estimado de 24 litros por segundo, según ha informado el Gobierno de Navarra en una nota.

Las obras, según el Ejecutivo foral, han sido complejas, ya que ha sido necesario cruzar el Canal Imperial de Aragón a través de un paso inferior, el Canal de Lodosa, la autopista AP-68 y la carretera NA-3042, además de que fueron encontrados restos arqueológicos de una antigua vía romana.

El presupuesto ha ascendido a 2,4 millones de euros, de los que un 80 por ciento ha sido financiado por el Gobierno de Navarra través del Plan Cuatrienal de Infraestructuras Locales 2009-2012, y el 20 por ciento restante por el canon de saneamiento, que todos los navarros pagan en el recibo del agua.

Además del consejero Esparza, en la visita han participado también el director gerente de la empresa pública del Gobierno de Navarra NILSA (Navarra de Infraestructuras Locales, SA) Andrés Sola; el presidente de la Mancomunidad de Aguas del Moncayo, Rafael Ayensa; y los alcaldes de Ablitas, Cecilio Antón; Ribaforada, Jesús María Rodríguez; Fustiñana, Juan Antonio Sola; Cabanillas, Alberto Santos; y Buñuel, Joaquín Portolés.

LA DEPURADORA DE ABLITAS

La depuradora de Ablitas, perteneciente a la Mancomunidad de Aguas del Moncayo, fue construida por la Confederación Hidrográfica del Ebro a principios de los años 80, cuando Navarra no contaba todavía con Plan Director de Saneamiento de los Ríos ni con NILSA. La antigüedad de la instalación y el alto coste energético por la tecnología de turbinas empleada aconsejaron modernizar el sistema, según el Gobierno navarro.

Por ello, NILSA optó por construir un emisario que transporta las aguas sucias de Ablitas a la depuradora de Bajo Ebro, construida en 2006 y una de las mayores de la Comunidad Foral, que ya daba servicio a Cabanillas, Fustiñana, Ribaforada y Buñuel, conectadas a través de 16 kilómetros de colectores.

La antigua depuradora de Ablitas ha sido reconvertida en un tanque de retención de agua (también llamados tanques de tormenta) e ideados para momentos de exceso de caudal, como tormentas o avenidas de agua con caudales inusitadamente fuertes. El Gobierno foral ha indicado que sólo se pondrá en marcha en este tipo de episodios, tal y como sucede con otros que ya existen en Navarra, como el tanque de tormentas de Tudela, también construido y operado por NILSA.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual