Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TUDELA Y RIBERA

Cuidados en casa a más de 100 tudelanos

  • El servicio municipal de Atención a Domicilio (SAD) de Tudela trabaja en atender a vecinos que necesitan ayuda

Mª Pilar Salvatierra corta las uñas de los pies a Fefa Gamen en su domicilio de Tudela

Mª Pilar Salvatierra corta las uñas de los pies a Fefa Gamen en su domicilio de Tudela.

Mª Pilar Salvatierra corta las uñas de los pies a Fefa Gamen en su domicilio de Tudela

Nuria G. Landa
0
10/12/2013 a las 06:01
  • M.T./J.M. Tudela
"Me han dado la vida... y que no me abandonen nunca". Así de rotunda se muestra la tudelana Fefa Gamen Escos, de 75 años, a la hora de valorar lo que supone para ella el servicio municipal de Atención a Domicilio (SAD) de la capital ribera, dirigido a la población que cuenta con limitaciones para poder cubrir sus necesidades básicas en su medio habitual. Un servicio que oferta el ayuntamiento y que incluye la prestación de tareas de atención personal y apoyo doméstico, técnico o psicosocial a personas con dificultades para valerse por sí mismas de cara a conseguir la mejor integración en su entorno, el incremento de su autonomía funcional y la mejora de su calidad de vida.

Fefa Gamen es una de los 132 tudelanos que han utilizado este año este servicio que presta el consistorio desde 1991. En la actualidad se atiende a 108 personas ya que se van produciendo altas y bajas. "Llevo con el SAD nueve años. Lo solicité por recomendación médica tras una operación de columna. Tengo problemas de movilidad, por eso me hace tanta falta, lo que pasa es que también tengo mucha fuerza de voluntad", señala Gamen, viuda y sin hijos.

Una trabajadora familiar acude a su casa todos los días, de lunes a viernes durante una hora. "Me ayudan a asearme, me arreglan los pies cuando hace falta, hacen la cama porque yo no puedo... y una vez a la semana vienen dos horas y hacen limpieza de la casa, tareas como pasar el aspirador o fregar el suelo, que yo no puedo hacer", indica. Añade que, al principio, durante su postoperatorio de columna, le traían la comida, "pero ahora ya me la hago yo".

"Solo puedo contar cosas buenas. Estoy encantada y muy contenta con estas personas que para mí son de casa por la confianza que tengo con ellas", añade Gamen, al tiempo que reconoce que económicamente cuenta con una pensión de viudedad y si tuviera que pagar esta atención a su precio real no podría hacerlo. "No podría tener a una persona aquí todo el día al precio que cobran", señala.

En este sentido, Gamen no duda al afirmar que su intención es quedarse en su casa con este servicio "siempre que pueda". "Para mí es muy importante estar en mi entorno. Cuando no pueda verdaderamente, ya veremos", refleja, al tiempo que reconoce que no puede estar "dando la lata" a la familia a todas horas.

SIN LISTAS DE ESPERA

Mª Ángeles Bienes Calvo, enfermera, se encarga de coordinar la atención que hay que prestar en este servicio junto a la trabajadora social del SAD. La plantilla la completan nueve trabajadoras familiares a jornada completa y otra a media jornada; y dos auxiliares de limpieza a jornada completa. Además, cuentan con el apoyo del resto de personal de Servicios Sociales.

Afirma que se trata de un servicio "abierto que se va adaptando a las necesidades del usuario en cada momento". Añade que la media de atención supera las 130 personas al año. "La media de usuarios es más o menos estable. Ahora no hay lista de espera y eso es importante, porque el que pide el servicio, en general, lo necesita ya. Se está atendiendo tal cual se solicita. Hace cuatro o cinco años llegó a haberla", señala.

Explica que para acceder al SAD el usuario tiene que tener "algún problema para desenvolverse en alguna tarea", y que las atenciones más frecuentes son para labores de casa o atención en el aseo personal. Añade que también se ofertan comidas a domicilio, lavado de ropa, préstamo de material ortopédico, control de dietas y medicación prescrita, o acompañamiento al médico, entre otros. Afirma que la mayoría de los usuarios "son matrimonios mayores y muchas señoras viudas solas, con una media de edad de 80 o 85 años , y también hay personas con discapacidad. "Uno de los objetivos es mantenerles en su domicilio y entorno el mayor tiempo posible, que es lo que quieren, y cuando vemos que no pueden seguir en su entorno les orientamos a otro tipo de atención", afirma.

Respecto al coste del SAD para el usuario dice que depende de sus ingresos. Es gratuito para los que tienen menos del 55% del SMI y luego hay diferentes tarifas según el nivel de renta -entre el 3% y 100% del coste real-.

Mª Pilar Salvatierra Pascual, natural de Fustiñana, es auxiliar de clínica y lleva 20 años como trabajadora familiar -primero en Fustiñana y los últimos 14 años en el SAD de Tudela- . "Este trabajo me llena, me gusta. De hecho, estaba en el hospital y me cambié", dice. Afirma que ofrecen un servicio integral y que es un trabajo duro a veces pero muy gratificante. "Para estas personas somos el todo", dice.

PERFIL DEL USUARIO

1 Tipo de atención. En 2012 -los datos de este año se cerrarán cuando finalice- el SAD dio atención directa a 139 usuarios en 107 domicilios, de los que 42 vivían solos. En total se realizaron 12.300 horas de atención entre diaria (65 usuarios), semanal (61), quincenal (9) y mensual (4). Las prestaciones del servicio a través de contratación externa fueron las siguientes: lavandería a domicilio (10 usuarios); comida a domicilio (43); servicio de transporte (comida y lavandería), 55; y ayudas económicas extraordinarias, 54.

2 Los usuarios. De los 139 usuarios de 2012, 45 eran hombres y 94 mujeres -42 de ellos vivían solos-. En cuanto a su estado civil, 12 eran solteros -5 hombres y 7 mujeres; 66 casados -32 hombres y 34 mujeres-; 57 viudos -7 hombres y 50 mujeres- y 4 separados -1 hombre y 3 mujeres-.

3 Edades. Entre 65 y 69 años, 2 mujeres; De 70 a 74 años, 1 hombre y 4 mujeres; de 75 a 79 años, 5 hombres y 16 mujeres; de 80 a 84 años, 16 hombres y 34 mujeres; de 85 a 89 años, 12 hombres y 27 mujeres; de 90 a 94 años, 4 hombres y 8 mujeres; y de 95 años o más, 1 hombre y 1 mujer.

4 Presupuesto. Los gastos de este programa municipal en 2012 fueron de 871.197,89 euros y los ingresos previstos por subvenciones del Gobierno foral y ayuda para comedor social ascendieron a 276.662,95 euros.

EVOLUCIÓN DEL SERVICIO

1 Últimos 5 años. El SAD atendió a 129 usuarios en 2009; 132 en 2010; 132 en 2011; 139 en 2012; y 132 este año -actualmente a 108 debido a las altas y bajas que se producen a lo largo del año-.





Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual