Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TUDELA

Un tudelano lleva esperando casi 30 años que se ejecute una sentencia

  • Tenía una cafetería en una plaza interior de varios edificios en Tudela y se cerró el paso
  • Las sentencias, Gobierno y ayuntamiento dejan claro que el acceso es libre, pero no se cumple

Pedro Tomás González junto a las puertas que ordenó retirar una sentencia. Al fondo está su local

Un tudelano lleva esperando casi 30 años que se ejecute una sentencia

Pedro Tomás González junto a las puertas que ordenó retirar una sentencia. Al fondo está su local

NURIA G. LANDA
0
05/11/2013 a las 06:01
Etiquetas
  • JESÚS MANRIQUE
El tudelano Pedro Tomás González Sancho lleva casi 30 de sus 73 años luchando porque se haga justicia. Tiene varias sentencias favorables por un tema urbanístico, documentación del ayuntamiento y el Gobierno de Navarra que lo respalda… pero todavía sigue pidiendo que se cumpla lo que dijeron los tribunales en su día.

El origen del problema se remonta a febrero de 1983, cuando González compró una vivienda de protección oficial, un local en planta baja para cafetería y unos locales en sótano para destinarlos a su trabajo como carpintero en el número 14 del Paseo de Pamplona de Tudela. Fue aproximadamente un año después cuando abrió la cafetería, pero se encontró con un inconveniente que no esperaba, y que condicionó su negocio y que le obligó a cerrarlo hacia 1990.

La comunidad de vecinos colocó unas puertas que limitaban el acceso por el pasaje de este edificio a una plaza interior ajardinada donde se encontraba su negocio, así como carteles de 'prohibido el paso' y 'propiedad privada'. Además, sólo se podían abrir con llave o llamando al telefonillo.

La primera sentencia, de 1986, fue clara y condenó a la comunidad a retirar las puertas y contrapuertas, así como los carteles de prohibición, y a indemnizar al afectado apuntando que el proyecto constructivo no incluía esta limitación de acceso. Los vecinos recurrieron, pero la Audiencia de Navarra refrendó ese mismo año la decisión en sentencia firme.

RETIRADA DE PUERTAS EN 1988

Fue en 1988 cuando el Gobierno de Navarra retiró las puertas y estructuras que limitaban la entrada a la plaza interior, pero al tiempo se volvió a instalar una doble puerta, y de hecho todavía está colocada con un cartel que dice 'Propiedad privada', lo que dijo la sentencia que había que quitar. Eso sí, ahora no hay puertas laterales, aunque sí la estructura central.

González también denuncia que lo mismo le ha ocurrido con su almacén de carpintería, que apenas ha podido utilizar porque dice que se le impidió y que, además, tiene problemas porque se le inunda continuamente por el mal estado de las tuberías. Añade que se habilitó el uso de estos locales para garajes y trasteros, algo que afirma que es ilegal, como la piscina que existe en la plaza interior de estos bloques de edificios.
Pero este tudelano sigue esperando que se ejecute la sentencia y se retiren definitivamente esas puertas que limitan el acceso, sobre todo porque ahora quiere vender el negocio y no desea que el nuevo propietario tenga los mismos problemas que él.

GOBIERNO Y AYUNTAMIENTO

Y es que, además de las sentencias, tanto el ayuntamiento como el Gobierno de Navarra han dejado claro en documentos oficiales este mismo año que el acceso es libre. "El lugar de ubicación de este local debe ser de libre acceso al público, sin ningún impedimento por parte de organismo alguno", señala un documento municipal.
Y lo mismo ha dicho el departamento de Fomento y Vivienda del Gobierno de Navarra, que afirma que el acceso "no puede ser impedido".

Pero es que, además, el ayuntamiento, en un documento de abril de este año, reconoce que, según los datos obrantes en secretaría, este inmueble del paseo de Pamplona no tiene ni siquiera la certificación de terminación de obra.

Además, hay otras sentencias más recientes, en este caso referidas a la indemnización por daños y perjuicios que tiene que pagar la comunidad de vecinos al afectado.

La última es de 2007, tras un recurso presentado por la comunidad de propietarios. El juez concluye que tenía que pagar a González 14.171 euros por intereses, algo que el propio afectado dice que no ha sido abonado todavía.

En todo este tiempo, el tudelano ha hecho tres huelgas de hambre, se ha dirigido a ayuntamiento, Gobierno foral y a todas las instancias judiciales para que se solucione su caso sin haberlo conseguido. "Yo sólo quiero que se cumpla la ley y poder descansar de todo este problema", asegura.

Fuentes del ayuntamiento consultadas dijeron que es una plaza privada de uso público que tiene que tener acceso libre y que si un tribunal les indica que ejecuten la sentencia, así lo harán.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual