Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
tudela y ribera

Negocios 'ahogados' al pie de la autovía A-68

El desvío obligatorio de camiones por la autopista en el tramo riojano resta clientes a empresas navarras junto a la carretera

LA N-232, VACÍA La prohibición para que circulen camiones por la N-232 deja imágenes inusuales, como la superior, tomada el viernes hacia las 12.30 horas, con la vía vacía en la muga de La Rioja con Navarra.

LA N-232, VACÍA La prohibición para que circulen camiones por la N-232 deja imágenes inusuales, como la superior, tomada el viernes hacia las 12.30 horas, con la vía vacía en la muga de La Rioja con Navarra.

Actualizada 09/02/2018 a las 11:56
Etiquetas

Desde el 2 de diciembre, tras un acuerdo entre el Ministerio de Fomento y el Gobierno de La Rioja, los camiones tienen prohibido circular por la N-232 en la Comunidad vecina y están obligados a hacerlo por la autopista AP-68 entre Zambrana (Álava) y Tudela con un descuento en el peaje del 75%. La decisión se tomó para reducir la siniestralidad en La Rioja, que se ha cobrado numerosas víctimas mortales en los últimos años, hasta que se desdoble la N-232, algo que, como pronto, ocurrirá dentro de 4 años.


Pero esta medida ha generado otros problemas que afectan a Navarra, Comunidad que ya desdobló su tramo de la N-232 en 2008, algo que no se ha hecho en La Rioja y Aragón. Uno es que el tráfico en un tramo de la N-121-C, entre el peaje de Tudela y la autovía, ha crecido de forma importante incrementando el riesgo de accidentes. El otro, que muchos negocios ubicados junto a la A-68 están en una situación límite al ‘desaparecer’ los camiones por la prohibición.
Con datos del Gobierno foral de 2016, en el tramo entre Castejón y Tudela circuló una media de 17.775 vehículos al día, de los que casi 6.000 fueron camiones. Una cifra que, ahora, se ha reducido drásticamente.


Fomento estudia soluciones como reabrir un enlace en la entrada a la AP-15 en Castejón que permitiría cambiar de sentido e ir en dirección Logroño y Zaragoza o prolongar el descuento en el peaje de la autopista hasta Gallur (Aragón). Sin embargo, los empresarios de la carretera no quieren ni oír hablar de esta última, ya que supondría que los camiones dejarían de circular por la misma. Los Ayuntamientos riberos exigen una solución rápida, pero, por ahora, Fomento no ha aclarado qué medidas tomará.

 

Ignacio Arellano González, encargado de la gasolinera Repsol n-232 km. 82: “Hace 25 días tuvimos que cerrar una gasolinera”

“La facturación ha bajado un 40%, lo que ha provocado que hace 25 días tuviéramos que cerrar la gasolinera de enfrente”, señaló Ignacio Arellano, encargado de la gasolinera Repsol en la N-232, frente al Complejo Castejón. “El 85 o 90% de nuestra clientela es del transporte pesado y el desvío nos lo ha quitado”, reconoció, al tiempo que explicó que han reubicado en estaciones cercanas a los empleados de la que tuvieron que cerrar. “Esto era un problema de La Rioja, y creo que lo tendrían que haber resuelto allí, sin implicar a Navarra”, dijo.


Su propuesta, al igual que la de muchos, es volver a habilitar un acceso desde la entrada a la AP-15 en Castejón que permite ir hacia Logroño y Zaragoza. “No han tenido en cuenta a los establecimientos que hay junto a la carretera”, indicó Arellano, que dijo que los camioneros demandan que les dejen salir a repostar fuera de la autopista -solo pueden para cargar o descargar-. “En el negocio no sé lo que pasará, pero con el 40% de pérdidas... A ver si se puede soportar. Si fueran meses, pero si son años...”.

Negocios ahogados al pie de la autovía A-68

 

José Luis Lozano Alonso, propietario del restaurante Hernani: “De dar 250 comidas y cenas hemos pasado a 80 o 90”

El restaurante Hernani está en territorio riojano, justo en la muga con Navarra, pero el problema es el mismo, según destacó su propietario, José Luis Lozano Alonso. Señaló que, tras aplicar el desvío, se ha visto obligado a no renovar a tres trabajadores, con lo que la plantilla se ha reducido de 20 a 17 personas. “La facturación ha caído un 70% de la noche a la mañana”, lamentó.


Una situación que les ha hecho pasar de dar 250 comidas y cenas a 80 o 90. “Nosotros somos los primeros interesados en muertes cero, pero también queremos cero muertes de negocios. Esta situación es insostenible”, indicó Lozano, cuyo establecimiento y párking disponen de cerca de 50.000 m2 que ahora presentan una imagen desoladora, prácticamente vacíos.


La principal demanda de Lozano, que forma parte de la Plataforma de Afectados por el Desvío de camiones a la AP-68 junto a otros 30 establecimientos, “es que las cosas se pueden hacer de otra forma no tan drástica y compatibilizándolas con la vida cotidiana”. También señaló que la próxima semana tienen una reunión con el presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, en la que esperan “medidas urgentes”. “No sabemos qué nos van a proponer”, aseguró.


Asimismo, afirmó que esta decisión, debido a la cual el tráfico de camiones por la N-232 ha descendido en 2.000 cada día, supone una pérdida de dinero muy grande para los establecimientos. “No sabemos cuánto podemos aguantar. Además, se habla de llevar la medida hasta Gallur, lo que tampoco es razonable porque hay negocios junto a la autovía que han invertido y se van a encontrar, de repente, sin trabajo”, añadió.

Negocios ahogados al pie de la autovía A-68

 

Loli García Domínguez, empleada de administración de Eurocam: “Hemos hecho una inversión muy grande y nos han fastidiado”

LoLoli García Domínguez, empleada de administración de Eurocam, en el polígono Las Labradas de Tudela, cifró las pérdidas entre la gasolinera, un taller y un restaurante en alrededor de un 20%. “Lo hemos notado sobre todo en el consumo de combustible, pero también en el restaurante y en el taller”, reconoció.


Su caso es más preocupante porque acaban de abrir una nueva gasolinera. “Hemos hecho una inversión muy grande que tenemos que amortizar, y el desvío de los camiones nos ha fastidiado porque necesitamos a esa clientela para soportar ese gasto”, dijo.


Al igual que otros afectados, se inclina por que habiliten el citado cambio de sentido desde la entrada a la AP-15 en Castejón. Además, Loli García se quejó de que no les han tenido en cuenta y de que hayan multado a camioneros por salir del desvío para comer, cenar o dormir. “Tendrían que haber valorado otras posibilidades, haber hecho más excepciones con los camioneros, que sólo pueden salir para cargar y descargar, y no haber tomado esta medida tan tajante. Nos han dejado en una situación delicada”, explicó.

Negocios ahogados al pie de la autovía A-68

 

Jesús Berisa Berisa, propietario del Complejo Castejón: “La bajada de ventas ha sido clara”

El propietario del Complejo Castejón, Jesús Berisa Berisa, aseguró que, desde la entrada en vigor del desvío obligatorio de camiones por la AP-68 entre Tudela y Zambrana (Álava) “la bajada de las ventas ha sido clara, pero no para hacer temblar el negocio”.


El establecimiento, situado en el kilómetro 84 de la N-232, ha registrado un descenso de sus ventas de un 20% en la cafetería, y de cerca de un 10% en el restaurante, aseguró Berisa, que también señaló que la mayor parte de los ingresos proceden de otro tipo de clientes. Esta situación, de momento no les ha obligado a tomar medidas.


Para él, la solución es clara, aunque no resuelva los problemas. “Llevo 10 años intentando que reabran el cambio de sentido desde la entrada a la AP-15 en Castejón para poder ir también hacia Logroño y Zaragoza. No entiendo que lo cerraran en su día”, dijo. “Pienso que fue porque no llegaron a un acuerdo económico, pero es un desvío que resuelve los problemas que se crean en Tudela hasta la entrada a la autopista y que requiere un mínimo gasto para cambiar la cartelería y quitar los bloques que cierran el paso”, explicó Berisa. “Teniendo esta entrada, es evitable hacer pasar todo el tráfico pesado por Tudela”, añadió.


Asimismo, el empresario navarro alertó de que si finalmente se opta por alargar el desvío desde Tudela hasta Gallur (Aragón), “el problema es gordo”.


No obstante, asumió que “mientras no se desdoble la N-232 en La Rioja no van a volver a pasar los camiones por aquí porque muere mucha gente”.


Finalmente, Berisa hizo alusión al Gobierno de Navarra. “Sigue siendo propietario en un 50% de Audenasa, y creo que tiene que velar en conflictos de este tipo”, indicó.

Negocios ahogados al pie de la autovía A-68

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra