Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
LOS NUEVOS ALCALDES DE LA MERINDAD M>MARÍA ÁNGELES GONZÁLEZ ALONSO ALCALDESA DE ALLO

"No voy a endeudar al pueblo por cumplir mis ilusiones"

  • "Queremos repartir los recortes por todas las áreas para no dañar especialmente a ningún colectivo"

Imagen de la noticia

La primer edil de Allo, María Ángeles González (independiente) en el despacho de alcaldía. MONTXO A.G.

0
Actualizada 01/12/2011 a las 01:02
  • R.A. . ALLO

Sin tener antecedentes de ningún tipo que le ayudasen, ¿cuál fue el motivo de su ingreso en política?

Fue sobre todo el contacto con un grupo de vecinos a los que no nos gustaba cómo iba la cosa en la localidad hace dos legislaturas. Por eso hicimos una lista alternativa con la que no sabíamos ni si íbamos a sacar concejal. Pero al final logramos tres en la legislatura 2007-2011 y con el apoyo del PSN, incluso tuvimos la alcaldía, algo que no esperábamos.

Entonces lo suyo sí que fue un bautismo de fuego.

Es cierto que al principio fue muy difícil, pero con la ayuda de los concejales socialistas que ya tenían experiencia de la dinámica municipal y a base de meter horas te vas empapando de las cosas.

¿Y que balance de gestión hace?

Yo creo que fue bueno y esto se ha demostrado, porque los vecinos nos han vuelto a dar su apoyo y hemos repetido esta legislatura con un concejal más, ya que ahora tenemos cuatro.

Sin embargo, le ha tocado gobernar con la más fea, es decir, con los recortes. ¿En que situación económica está el Ayuntamiento de Allo?

Hemos tenido suerte, porque todas las obras previstas están acabadas y pagadas. La última ha sido la de la calle Pozarrón, que tenía subvenciones de Administración Local. No había más arreglos de calles previstos y creo que es lo mejor, porque será difícil que lleguen ayudas. Lo que está muy claro es que en estos tiempos no se puede tirar la casa por la ventana.

¿Cuánto ha supuesto el recorte de las transferencias del Gobierno para el Ayuntamiento?

Han sido unos 8.500 euros, que afortunadamente no estaban asignados y, por tanto, no era necesario gastar. Eso nos ha salvado. Para el año que viene esperaremos a tener una idea de la disminución de los ingresos antes de cuadrar el presupuesto. Pero está claro que en 2012 ya no nos vamos a poder librar de los recortes. Intentaremos repartirlos en todas las áreas para no dañar especialmente a ningún colectivo o servicio, pero hay partidas importantes como, por ejemplo, fiestas, que inevitablemente se verán afectadas.

Será difícil que Allo pueda afrontar proyectos de calado a corto plazo. ¿Cuáles eran sus ideas?

Algo que nos hubiese gustado y que hemos hablado muchas veces en el grupo es un nuevo frontón cubierto, porque el antiguo está en mal estado, pero es algo que no está muy claro que se pueda abordar en los años venideros.

¿Qué otras ilusiones tiene para el pueblo?

Ideas hay muchas, pero en estos momentos hay que andarse con los pies de plomo. Lo que no voy a hacer es endeudar el pueblo por las ilusiones que yo pueda tener respecto a él.

Pero hay algunos flecos por acabar, como el humilladero.

Queda por terminar de restaurar la parte de abajo para la que intentaremos conseguir nuevos fondos el año que viene, pero no sabemos si habrá dinero.

Cesión al Gobierno

¿Qué perspectivas hay de que se abra la residencia de ancianos?

Es algo que ya no está en nuestras manos. El año pasado cobramos la aportación del Gobierno con la que se pudo cancelar la deuda por aquella obra municipal. A continuación se hizo el convenio con Bienestar Social por la que se cedía su uso por diez años, de los cuales quedan aún nueve. Ahora es su responsabilidad. Pero evidentemente desearíamos que un edificio nuevo como éste tuviese uso cuanto antes.

En la última legislatura la localidad estuvo incluida en dos proyectos polémicos que causaron bastante rechazo, como son el nuevo regadío y la línea de alta tensión. ¿Qué posición tiene sobre estos dos temas?

Ahora el regadío parece que está bastante aparcado, no hay movimientos. En cuanto a la línea de alta tensión hemos presentado alegaciones en contra, dado que la subestación de Dicastillo en realidad tiene casi más afecciones en nuestro término, porque la tenemos más cerca. Prácticamente está casi en la muga con Allo y todas las salidas partirán de allí. De hecho, la línea pasa a 2,2 kilómetros del casco urbano y no queremos tenerla cerca.

SU DNI

1 En el Ayuntamiento. Es su segunda legislatura en la política municipal con el grupo independiente Allo Siempre Allo (ASA), aunque la primera como alcaldesa. Mantiene la retribución del anterior primer edil, 12.000 euros por dedicación parcial.

2 El perfil. Aunque su nombre oficial es Ángela González Alonso, todo el mundo la conoce por María Ángeles, como le gusta que le llamen. Nacida el 14 de enero de 1966 en Allo, está casada y tiene una hija. Durante 18 años fue empleada de la limpieza en la papelera de Allo y en la actualidad trabaja en la conservera local. Es aficionada a la montaña, afiliada a CC OO y forma parte de las asociaciones de mujeres Compañeras y Afammer.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra