Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Fiestas en Navarra 2011
Fiestas en Navarra 2011

Unas fiestas en funciones

  • Aunque tengan un pie más fuera que dentro de la vida municipal, gobiernan en funciones, les toca cumplir igual. Los buscan a todas horas y más por fiestas. Son los alcaldes de Aras, Bargota, Lezáun, Luquin, Názar y Oco, los primeros voluntarios para todo

Imagen de la noticia

Unas fiestas en funciones

El primer edil de Názar, Alfredo Montoya Bujanda, también lanzó el hacha esmorrada. M. M. E.

Imagen de la noticia

Unas fiestas en funciones

El alcalde de Luquin, Luis Ramón Azcona Gil (centro), colocando las banderitas de fiestas. MONTXO A. G.

Imagen de la noticia

Unas fiestas en funciones

Gregorio García Mendaza, alcalde de Bargota, en el balcón del ayuntamiento. MONTXO A. G.

0
Actualizada 28/08/2011 a las 00:53
Etiquetas
  • M. M. E. . ESTELLA

AUNQUE tienen más un pie fuera que dentro, los seis alcaldes que gobiernan en funciones en la merindad siguen estando al frente de todo. Y más ahora, en tiempo de fiestas patronales, cuando más horas de dedicación -coinciden- requiere este puesto en las seis localidades de Tierra Estella que no presentaron listas para las elecciones del 22 de mayo. Se trata de Aras, Bargota, Lezáun, Luquin, Názar y Oco, municipios de modesto tamaño que oscilan entre los 50 y los 350 habitantes.

"Son los peores días de todo el año en cuanto a trabajo", aseguró Alfredo Montoya Bujanda, alcalde de Názar. Él, aunque quiera zanjar ya su etapa municipal después de cinco legislaturas, se tiene que ocupar de casi todo. Tiene que tirar de escoba para limpiar el frontón, preparar las actividades de los niños, medir los lanzamientos de más de sesenta participantes del concurso de hacha esmorrada. pero ya descansa. El pasado lunes acabaron las fiestas. "Siempre digo, a ver si este es ya el último año, pero no hay gente que -con una paciencia infinita- esté dispuesta a perder tantas horas. Y, claro, me dicen que siga, pero ya no es lo mismo. Empecé soltero y ahora estoy casado y tengo dos hijos. No me presento más", aseguró.

En plena vorágine festiva

Quien ahora está en plena vorágine festiva es Gregorio García Mendaza, alcalde de Bargota. El cohete se lanzó el viernes y hoy seguro que le ha despertado a primera hora el dueño de los hinchables en busca de la llave que abre el frontón o ha sonado el timbre por cualquier otra historia. Y todo después de una noche de trasnocheo para mantenerse accesible a los vecinos durante el mayor número de horas. "No hago las cosas pensando que puedo acabar, solo me muevo por el interés del pueblo y estoy pendiente de todo. No desconecto. Quiero que la gente se divierta y aproveche el dinero {25.000 euros] que destinamos a fiestas. Uno no se puede ir de vacaciones", indicó. Toca servir el aperitivo del chupinazo, colocar mesas para las degustaciones y será quien ase la chistorra de hoy.

Hay vecinos que prestan su ayuda, refuerzo que desde el Ayuntamiento de Bargota se valora enormemente. Y con este objetivo, el de "extender tentáculos" durante estos días de intensa actividad, el alcalde de Aras, Francisco Javier Murguiondo Marquínez, convocó una comisión para que el peso de la organización de sus cuatro días de fiestas (del 19 al 22 de agosto) se repartiera entre más gente. "Da un poco de pereza porque son muchos actos y así, con más implicados, se han hecho más cosas y mejor. Somos pocos y hay que apoyar. Yo también lo haré cuando no ejerza de alcalde", dijo. Él lleva ocho años en el Ayuntamiento, el último mandato al frente, y, aunque suponga mucho trabajo, asegura que lo echará en falta cuando salga. "Tiro hasta del toro de fuego, preparo las mesas del aperitivo y coloco con mi tractor los banderines por las calles", afirmó.

700 metros de banderitas

Precisamente, en este último cometido pasó ayer la mañana el alcalde de Luquin, Luis Ramón Azcona Gil. Debe tenerlo todo listo para las fiestas en honor a la Virgen de Los Remedios y del Milagro, que celebran del 1 al 4 de septiembre. Setecientos metros de banderitas que engalanan sus calles. "Y si hay que tirar de escoba se tira. Uno no puede echarse atrás. Si no, las cosas no salen. Pero, uno no puede ocuparse de todo solo. Hay que colaborar y eso se agradece mucho", indicó. El pasado jueves eran 17 vecinos los que instalaron la barraca de la juventud. "Aquí no se libra nadie", dijo.

Pero a Francisco Javier Bujanda Martínez, primer edil de Oco, le basta con uno. Si está su teniente de alcalde, Álvaro Arbizu Martínez de Morentin, puede respirar tranquilo. "Nos llevamos muy bien y él asume todo. Él es joven y soltero". Él tiene 51 años y es padre de familia. Las fiestas las celebraron en junio, igual que en Lezáun, el último municipio con alcaldía en funciones. "Como todo está más que contratado para entonces, las cosas van encarriladas. Además, es mucha la participación de los vecinos. Para mí no son un peso. Todo lo contrario. Es algo gratificante. Mientras uno está, aunque sea en funciones, tiene las mismas ganas de siempre", consideró.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual