Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
AÑO NUEVO 2012

Miguel Martínez Díaz, el primer niño nacido en la comarca estellesa

  • En el padrón municipal se inscribieron del 1 de enero al 31 de diciembre de 2011 103 recién nacidos

Imagen de la noticia

Laura Díaz Santolalla y Adrián Martínez Antúnez, con su hijo Miguel en el Hospital García Orcoyen. M.M.

Imagen de la noticia

Entrada a la zona de paritorio del Hospital García Orcoyen. M.M.

0
Actualizada 03/01/2012 a las 01:02
  • M.M. . ESTELLA

En los reportajes sobre bebés cuyo nacimiento es noticia suele ser habitual echar mano de la frase mañida: "y el pequeño permanecía ajeno a la expectación creada a su alrededor". No era el caso de Miguel Martínez. A sus pocas horas de vida, el recién nacido tenía los ojos abiertos como platos y hasta incorporaba un poco la cabeza si alguien hablaba junto a su nido. Si no fuera por la aplastante certeza científica de que con tan poco tiempo de vida aún no ven con nitidez, parecía que el niño miraba curioso todo lo que sucedía a su alrededor.

Y el bebé, hijo del matrimonio de San Adrián formado por Laura Díaz Santolalla y Adrián Martínez Antúnez, se convirtió ayer, a las 9.50 horas, en el primer niño nacido en la comarca estellesa. El parto por cesárea estaba ya programado en el Hospital García Orcoyen aunque sus padres, ella empleada en la residencia de ancianos de San Adrián y él en el taller Ferlo de la localidad, pensaban que al ser día 2 se les adelantaría alguien.

Para la pareja, que se casó hace año y medio, se trata de su primer hijo. "Pero no el último. He pasado un embarazo genial y al ser cesárea me he librado de los dolores de parto", comentaba Laura Díaz, de 30 años. "Teníamos muy claro que seríamos padres pronto y, como dice Laura, de más de uno, que si no el pobre se aburriría mucho", añadía Adrián Martínez, de 27. Además, para la familia materna también es su primer nieto, mientras que por parte de padre le antecede un primo carnal.

En recuerdo al abuelo

El pequeño ya tenía el nombre elegido en cuanto se supo su sexo. "Era el de mi abuelo paterno, fallecido hace muchos años. Se merecía que un nieto se llamara así", decía Laura Díaz, mientras miraba al recién nacido. "Todavía no le hemos oído llorar. Está muy tranquilo y eso que dentro de la tripa no paraba". "Bueno, sí ha gimoteado un poco cuando lo han subido a planta. Pero de pronto se ha encontrado con el dedo gordo en la boca y se ha quedado tan feliz", terciaba su padre.

Quizá fuera que Miguel llegó cargado de reservas, con 3,670 kilos. "Y eso que al ser cesárea, porque venía de nalgas, te la preparan una semana antes de la fecha en la que sales de cuentas. Si no, hubiera llegado a los cuatro kilos seguro", aventuraba Laura Díaz sobre el pequeño, al que ya le sacaban algún parecido. "Creo que la boca es mía y las manos de su padre".

La pareja confiaba en que para la festividad de Reyes les hubieran dado ya el alta. "De esta manera disfrutaremos de la Navidad al completo", decía la madre. "Y además volveremos a casa con el premio de lotería, ya que nos ha tocado el Niño". La pareja tenía planificados los primeros pasos por San Adrián. "Yo estoy como loco por llenar ya el cochecito. Hace tiempo que está allí guardado y me apetece mucho pasearlo por la calle", indicaba el joven. "Por mi parte, iré a visitar a mis compañeras de trabajo. Y supongo que a los residentes también les hará ilusión verlo", desvelaba Laura Díaz.

En Estella nacieron el año pasado 36 niños menos que durante 2010

La curva ascendente que de año en año se registraba en el padrón municipal de Estella, o al menos con unas cifras similares, en estos últimos doce meses ha sufrido un descenso importante. Así, del 1 de enero al 31 de diciembre de 2011, se inscribieron 103 recién nacidos, 36 menos que en 2010. De estos, 57 fueron niñas y 46 chicos. El sexo femenino también se impuso a los varones en 2010 ya que de los 138 recién nacidos a los que se les dio de alta en las oficinas municipales de Estella 72 eran chicas.

En cambio, el Hospital García Orcoyen sí mantiene su media de nacimientos en torno al medio millar cada año, con 1,5 al día. Estas cifras justificaron la inversión de 1,142 millones de euros para la remodelación de la zona de partos, cuyas obras se iniciaron en septiembre de 2009 y terminaron a finales de 2010. De esta manera se modernizaban unas instalaciones de 400 metros cuadrados con 30 años de andadura ubicadas en la primera planta. Los arreglos afectaron a la mitad de esta superficie para ampliar la zona de paritorio, además de mejorar las infraestructuras en el área de reanimación de bebés, las salas de dilatación y monitorización.

Además, se incorporó al servicio de Obstetricia un quirófano para la realización de cesáreas lo que permite una mayor rapidez en la atención ya que actualmente no es necesario el traslado a la planta baja en el caso de urgencias donde se ubican los otros tres quirófanos del hospital. Anteriormente ese espacio, de 138 metros cuadrados, lo ocupaban una sala de máquinas de refrigeración y un patio. Tras las obras, además de la zona quirúrgica, se adecuó una estancia para atención a pacientes junto a la UCI, otra de descanso para los profesionales y un box de aislamiento.

Nacimientos especiales en la familia

A la pareja les hizo ilusión cuando se enteraron de que Miguel era el primer niño nacido en la comarca. "Será algo para contarle el día de mañana. Además, el nacimiento de mi madre también fue especial, ya que ella estrenó la Residencia de Nuestro Perpetuo Socorro de Logroño y le sacaron entonces un artículo que todavía guardamos", comentaba Laura Díaz. "Y hace cuatro años, cuando se cerró la residencia ya que todo el servicio se centralizó en el Hospital San Pedro de Logroño volvieron a entrevistarme", añadía la aludida, María Socorro Soledad Santolalla Blanco, de 59 años. "Precisamente me pusieron ese nombre en honor a la residencia", desveló la abuela materna. "Por lo que se ve somos una familia dada a los nacimientos especiales", añadía entre risas María Socorro Soledad Santolalla. "Y ahora a disfrutar del nieto que ya nos tiene como locos".

LA CIFRA

1,5 NACIMIENTOS Esta es la media que registra diariamente el Hospital García Orcoyen de Estella.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra