Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Firma de Estella en una de las citas más importes del diseño nacional

  • El trabajo de la autora, de Estella y vecina de Bearin, será imagen por todo el país de una bodega

0
Actualizada 20/12/2011 a las 01:01
Etiquetas
  • M.M. . ESTELLA

Cuando a partir de ahora vea un cartel de la bodega gallega Terras Gauda podrá conocer la filosofía de trabajo de la diseñadora estellesa Cristina Vergara Echarri, en el que el concepto y la reflexión se imponen al virtuosismo en la ejecución. Una propuesta en la que, bajo la apariencia de simples trazos, se releva la admiración que la autora -de 40 años y ahora con casa estudio en Bearin- siente por la explosión de sensaciones que en el gusto, olfato y vista provoca beber un vaso de vino.

Y así lo entendió el jurado formado para la décima edición del Concurso Francisco Mantecón, el certamen de diseño que organiza la firma gallega de cara a elegir su tarjeta de presentación durante un año completo y que se ha convertido en uno de los más importantes del país. Del interés que suscita la convocatoria hablan las cifras: 2.100 trabajos presentados procedentes de 54 países.

Y el prestigio que lo avala lo corroboran los integrantes del jurado, referentes del mundo del diseño: Santiago Mariscal (hermano del más mediático Ja vier); Manuel Estrada, presidente de la Asociación de Diseñadores de Madrid; Oscar Mariné, diseñador y autor, entre otros trabajos, de toda la imagen que rodea al Festival de Cine de San Sebastián; Isidro Ferrer, Premio Nacional de Diseño; Pep Carrio y Emilio Gil.

Sin medias tintas

"Para mí el que me hayan elegido ellos ha supuesto el premio, mucho más que el cheque (10.000 euros). Se trata de gente de la que he oído hablar toda mi vida, que han sido referente en el diseño y lo abrieron a las vanguardias", comenta Cristina Vergara. "Fue muy emocionante verlos levantarse y aplaudirme. Estaba en una nube porque admiro a muchos de ellos. Era como si me ovacionaran los Beatles".

Ellos han sabido entresacar entre la aparente simpleza de líneas el volcán de sensaciones de que es capaz un sorbo de vino. "Provocadoramente sencillo y de resolución impecable", lo describieron en su decisión. Y la polémica no ha tardado en llegar entre defensores a ultranza y críticos. "Entre estos últimos, dicen que lo podía haber pintado un niño. Pero a mí esos comentarios no me parecen un ataque ya que un dibujo infantil sintetiza lo que su autor piensa, sin más artificio. El problema es que tenemos una cultura visual pobre donde se confunde una imagen gráfica con un cuadro pintado a óleo. Y entiendo que el cártel cumple su finalidad, que se vea y se vincule a una marca".

Se trata de la segunda ocasión que Cristina Vergara gana un concurso. "Sólo me he presentado a dos, a este y con 19 años al de Fiestas de Estella. Ahora lo miro y me quedo horrorizada porque una evoluciona, pero fue un trabajo que en su día me dio mucha alegría y también a mi familia". Y el año pasado fue jurado del concurso de carteles de San Fermín.

Una vocación que le hizo salir de casa a los 15 años

"Lo tuve claro desde pequeña. Me gustaba mucho dibujar y poco estudiar. Así que con 15 años me matriculé en Bachiller Artístico en Soria; solo se impartía allí o en Canarias", recuerda la diseñadora. Después, se licenció en Bellas Artes en Cuenca y un profesor le propuso trabajar en Madrid para la revista de diseño gráfico, arquitectónico e industrial Experimenta. "Empecé también a tener encargos y como no daba abasto decidí montar mi estudio. Y poco después, la de regresar. He estado muy a gusto en Madrid pero tenía sensación de desarraigo; así que me vine a mi tierra, me hice una casa estudio en Bearin, toda de hormigón y muy como soy yo, y en contacto con la naturaleza. Ahora diseño también para pequeñas bodegas navarras y ese es mi futuro porque no pienso moverme. Con internet todo está más cerca y me desplazo a Madrid para atender a los clientes que allí dejé y embutirme de tendencias. Pero después necesito volver a casa, a mi refugio, donde me aireo la cabeza y paseo por el robledal detrás de mi casa".




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra