Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ABÁRZUZA

Anberria celebra sus 25 años con 'Recuerdos al calor de la música'.

  • La charanga de Abárzuza celebró el sábado sus bodas de plata con un concierto teatralizado

0
14/08/2015 a las 06:00
  • ​DN. Abárzuza/Estella
Cerca de 500 vecinos de Abárzuza se congregaron el pasado sábado en la plaza de la localidad. Cien de ellos para actuar, bailar o interpretar piezas musicales, y los otros 400 para ver el espectáculo que titularon 'Recuerdos al calor de la música'. Se trata del homenaje con el que se conmemoraron los 25 años del nacimiento de la charanga Anberria.

Para esta cita tan significativa en el calendario del conjunto musical, se sumaron a la celebración seis colectivos más de la zona de Tierra Estella: el coro y los auroros de Abárzuza, el grupo de danzas de la localidad, varios vecinos y niños del pueblo, así como también la comparsa de gigantes, los gaiteros de Estella y algunos miembros del grupo de teatro Kilkarrak.

LA VIDA DE ANTAÑO

Bajo la batuta de Pedro Echávarri Vega, perteneciente al último colectivo nombrado, Abárzuza se sumergió en el túnel del tiempo y recordó sus tradiciones del siglo pasado. Desde la charanga relataron: “A lo largo del espectáculo se representó la música de diferentes épocas, las costumbres, las formas de vida y de divertirse, la educación, los oficios, los deportes, las romerías y las fiestas del pueblo”.

Los acordes de la charanga hicieron de hilo conductor de las escenas y, con ellas, del paso del tiempo. Cuatro personajes fueron los protagonistas: una abuela, un abuelo y dos nietas. Así, los primeros reflejaron la vida de antaño y los avances a través de sus recuerdos. Por el contrario, los comentarios de las nietas plasmaban la actualidad.

EMOCIONES COMPARTIDAS

Como comentan desde la organización del evento, quedó tiempo tanto para las risas como para la emoción y el llanto “cuando se recordó a los que ya no están y habían sido miembros de la charanga”. Incluso momentos de solemnidad cuando se reconstruyó la procesión de Semana Santa.

También hubo espacio para el “reconocimiento y homenaje: escenas de deporte, en las que aparecieron Raúl Ros haciendo piruetas con la bicicleta y varios pelotaris, empezando por los más pequeños y llegando hasta los mayores de 82 años, a los que se les aplaudió mucho”.

Desde la txaranga aseguran encontrarse muy satisfechos con el montaje: “Ha salido mejor de lo que esperábamos. A pesar del frío, la gente disfrutó y se les pasó volando”. Esta obra les ha permitido aunar a personas de diferentes edades, ideas y convicciones “y todos juntos crear al calor de la música un bonito recuerdo”.

Dicen que todos los que acudieron se sintieron identificados, en mayor o menor medida, con alguna que otra fotografía, escena o canción. “Lo que es seguro es que no habrá dejado indiferente a nadie del público”.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual