Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Fiestas en Navarra 2011
Fiestas en Navarra 2011

En memoria de sus tartarabuelos

  • Los Regaira en Azagra y los Miranda en Mendavia desenterraron las raíces de sus árboles genealógicos

Imagen de la noticia

En memoria de sus tartarabuelos

Los Regaira, con los pañuelos rojos, posaron para una foto familiar en su reencuentro. JUAN SUBERVIOLA

Imagen de la noticia

En memoria de sus tartarabuelos

Los Miranda, en Mendavia, portaron fotografías de dos de sus antepasadas. JUAN SUVERVIOLA

0
Actualizada 14/09/2011 a las 02:49
Etiquetas
  • NOMBRE . DATA.

LOS Regaira, de Azagra, y los Miranda, de Mendavia, han vuelto a desenterrar las raíces de sus respectivos árboles genealógicos con sendos encuentros en las localidades riberas. Los primeros se reunieron el pasado sábado día 3 para recordar que en 1870 una pareja procedente de Aldeanueva de Ebro (La Rioja) se estableció en el municipio navarro; ellos eran Antonio Regaira Milagro y Celedonia Martínez Pérez.

Una cita a la que acudió más de un centenar de sus descendientes que ahora han expandido y han hecho conocido un apellido que comenzaron a multiplicar los cinco hijos de este matrimonio: Francisca, Gregoria, Florentino, Emiliano y Virginia. Y actualmente, otros cinco nietos aún pueden hablar de primera mano de los fundadores de esta saga: Javier y Carmen, Mercedes, Emiliano y Luisita.

Junto a ellos, y el recuerdo de los que ya no están, biznietos y tataranietos disfrutaron de una jornada en la que no faltó la imposición de pañuelos rojos así como una cena en un restaurante de la localidad. Como colofón, una sobremesa donde entre las evocaciones al pasado se intercalaron también las jotas.

Tres generaciones

Y el sábado pasado fueron 45 los Miranda-Rada que acudieron a Mendavia a un encuentro que se celebra desde hace cuatro años y al que en esta ocasión respondieron parientes de Pamplona, Estella, Logroño y Epila (Aragón). En la cita estuvieron presentes tres generaciones. Miguel Sádaba Miranda, de Mendavia, fue con su mujer, su hijo y sus nietos.

"La idea es seguir con estas reuniones para que la familia se conozca y no perdamos el contacto. Desde que yo tengo constancia el apellido Miranda me ha hecho retroceder hasta la guerra de Filipinas y Cuba, donde estuvo un familiar llamado Alejandro". Una comida y larga sobremesa donde se rememoraron hechos del pasado y las dificultades por las que habían atravesado marcó la jornada. Los asistentes quisieron tener presentes a sus familiares ausentes y portaron las fotografías de Rosario y María.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual