Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ESTELLA

El fallecimiento repentino del prior cierra una etapa en el Puy de Estella

  • Se buscará una solución para mantener la basílica abierta tras el vacío que deja la muerte de Javier Razquin

Javier Razquin de Miguel.

Javier Razquin de Miguel.

Javier Razquin de Miguel.

04/02/2016 a las 06:00
Etiquetas
  • m.p.amo.Estella
Estella despedía el lunes -en un funeral presidido por el arzobispo, Francisco Pérez, que llenó la parroquia de San Juan- al sacerdote que durante las dos últimas décadas ha estado al frente como prior de la basílica de su patrona. Javier Razquin de Miguel, también capellán del convento de las benedictinas, falleció de forma repentina y por causas naturales el domingo en la vivienda anexa al templo que compartía con sus hermanas. Tenía 79 años de edad y había cumplido con su actividad hasta la víspera.

Con él se va también una etapa en el funcionamiento del santuario de la Virgen del Puy y queda en el aire un interrogante sobre su futuro. La de si será posible mantener la atención constante que permitía la apertura prácticamente ininterrumpida a lo largo de todo el día de un lugar de importante devoción mariana o si la escasez de sacerdotes obligará a buscar otras fórmulas.

PRESENCIA CONTINUADA

Canónicamente perteneciente a la parroquia de San Miguel, la basílica ha funcionado con autonomía y con una presencia cotidiana del prior junto a ella que ha posibilitado, además del culto diario y de las misas de mañana y tarde cada domingo, mantenerla siempre abierta para todo el que quisiera hacer una visita a la patrona. Lo repentino de la noticia y unas horas siguientes volcadas en la despedida al prior deja en este momento sin respuesta una pregunta que desde el domingo se han formulado muchos estelleses. El arzobispado buscará soluciones a lo que -ya se adelantó el lunes desde las parroquias de Estella- no las puede tener de forma inmediata dada la complejidad del tema en un momento de precariedad en cuanto al número de sacerdotes en el conjunto de la diócesis. La muerte del prior deja un vacío muy grande pero -se aseguró- se tendrá en todo momento presente la importancia de la devoción a la Virgen del Puy y se buscará la manera de que, aún con el realismo al que obliga el contexto actual, su basílica siga abierta con la atención pastoral más completa posible. Sí se lanzó en este sentido un mensaje de tranquilidad a los feligreses. Más a corto plazo, para el próximo fin de semana, se ha concretado que habrá una misa en recuerdo de Javier Razquin oficiada por José Miguel Arellano en el horario habitual del domingo a las 13 horas.

CAMBIO EN LAS PARROQUIAS

La nueva situación en el Puy coincide con un momento en el que se van a producir en las parroquias de Estella cambios necesarios para atender las necesidades surgidas en Lodosa. Abel Arrieta, hasta la fecha parte del equipo de sacerdotes que desarrolla la actividad pastoral en la ciudad, se traslada a la parroquia de esa localidad. Abel Arrieta es también vicario episcopal de enseñanza religiosa.

Al frente de las de Estella quedan por tanto dos sacerdotes, el párroco de San Juan, San Pedro y San Miguel, Óscar Azcona, y José Miguel Arellano. Esta situación ha obligado a modificar horarios de misas en la ciudad del Ega. En concreto, dejarán de celebrarse las de primera hora de la mañana del domingo en San Miguel y San Pedro de la Rúa para concentrar las celebraciones en San Juan y en la capilla del colegio de Santa Ana, que seguirán con la misa de nueve.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual