Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Lodosa

Expósito y Marín tentaron 4 eralas de Baigorri en Lodosa

  • Los novilleros navarros lucharon contra el ganado de El Tolco y lo resbaladizo del embarrado piso

José Antonio Baigorri, Javier Marín, El Luri, Juan Manuel Sangüesa, Francisco Expósito, Paco Ramos y Asier Campos.

Expósito y Marín tentaron 4 eralas de Baigorri en Lodosa

José Antonio Baigorri, Javier Marín, El Luri, Juan Manuel Sangüesa, Francisco Expósito, Paco Ramos y Asier Campos.

03/02/2016 a las 06:00
Etiquetas
  • Koldo Larrea. Lodosa
La lluvia, el barro y lo complicado del ganado fueron los factores característicos del tentadero que se llevó a cabo el jueves pasado en Lodosa, en la finca El Ontanal, propiedad del ganadero José Antonio Baigorri, una tienta con marcado sabor navarro.

Con estas premisas, el picador tudelano Juan Manuel Sangüesa ofreció una lección de profesionalidad y lo mismo hicieron los novilleros con caballos Francisco Expósito y Javier Marín, los subalternos Paco Ramos y Asier Campos, y Juan José Luri ‘El Luri’, novillero sin caballos de San Adrián.

Todos ellos se las vieron con cuatro eralas de El Tolco que no resultaron nada fáciles. El primero intervenir fue Expósito, que lidió una erala difícil, con genio, que se colaba por el izquierdo y buscaba. El pamplonés superó estas complicaciones, la entendió muy bien y dibujó varias series con la diestra, ligadas y mandonas. Peor estilo tuvo la tercera, muy complicada, que siempre intentó sorprender y colarse. Sobre un piso muy embarrado y resbaladizo, el novillero se mostró firme.

Idénticas buenas maneras mostró Javier Marín. Su primera vaca recibió seis varas, las dos últimas arrancando hacia el caballo desde el lado opuesto de la plaza de tientas. Pero en la muleta fue otro cantar. El joven cirbonero lo intentó, se peleó muy bien con ella y le fue sacando, de uno en uno, muletazos cargados de torería. El panorama mejoró con la salida de la cuarta y última erala, que se dejó mucho e incluso en algunos momentos tuvo cierta calidad.

Independientemente de la calidad de la materia prima, El Luri, novillero sin picadores, salió a torear al fin de cada faena, mostró clara muestra de su evolución y dejó ver que Navarra tendrá un nuevo torero.

El exigente tentadero satisfizo al ganadero, a José Antonio Baigorri quien busca fiereza y no que resulten nobles y dóciles.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual