Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
los arcos

Renovar el casco antiguo

  • ​Tras el lanzamiento de los panes desde el balcón la plantilla municipal procedió a repartir las botellas de vino, en torno a 600

Renovar el casco antiguo

Renovar el casco antiguo

El momento de máxima tensión: los panes caen sin descanso desde el balcón de la casa consistorial.

montxo a.g.
0
25/01/2016 a las 06:00
Etiquetas
  • r.a.Los Arcos
Por mucho tiempo que pase, las circunstancias vuelven a repetirse en la historia aún en los pequeños hechos cotidianos. Se sabe que la costumbre de lanzar panes desde el balcón del Ayuntamiento de Los Arcos en la celebración de la festividad de San Vicente arranca de épocas de hambre en las que el consistorio repartía pan entre la población. También a San Vicente, que tuvo una ermita en el poblado de Yániz de Los Arcos, su madrastra le arrojaba el pan debajo de la mesa en lugar de dejarle sentarse a la mesa con todos. Germán Martínez, párroco de Ayegui, que realizó la bendición por ausencia del titular, comparó aquellos días con los de hoy. “Que esta tradición abra nuestros corazones a la generosidad y nos sirva en estos días para compartir con los que peor lo están pasando. Que nos enseñe también a dar no sólo lo que nos sobra, sino también una parte de lo que poseemos en propiedad”, exhortó.

Fue el instante de reflexión tras el cual casi 3.000 trozos de pan volaron desde el balcón municipal lanzados por los miembros del Ayuntamiento o por alguno de los representantes de las muchas asociaciones invitadas al acto. El alcalde Javier Chasco Abáigar vivía por primera vez esta tradición tan arraigada en Los Arcos desde su cargo. Desde cada ángulo se ve de distinta manera. “Es muy bonito contemplarlo desde aquí arriba, porque ves a todo el pueblo unido en esta celebración que permanece tan viva. Desde abajo se vive con mucha emoción, especialmente si tienes niños pequeños”, explicaba.

Prácticamente nadie ni de la corporación ni de las asociaciones faltó a la cita. Estuvieron representantes de la rondalla de Santa María, el club deportivo Urantzia, club de jubilados, apyma, Atalaya, Arca, coro parroquial, Ala-K, Amigos del Camino de Santiago, asociación de jóvenes, Dya, auroros, voluntarios Virgen de Codés, peña osasunista Código Rojo, agrupación musical Los Arcos, belenistas, colectivo de gigantes, cabezudos y danzaris y el presidente del recién creado comité de hermanamiento con Maurs la Jolie, Jerónimo Gómez, alcalde precedente de la localidad.

Tras el lanzamiento de los panes desde el balcón la plantilla municipal procedió a repartir las botellas de vino, en torno a 600, con las que desde épocas más modernas se obsequia a los habitantes para que las disfruten con familia y amigos en la comida típica de este día.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual