Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
tierra estella

El cierre de la fábrica de Altadis en Logroño alcanza a trabajadores navarros

  • Dos de ellos, Javier Verano y Pedro Martínez, de Mendavia, relatan cómo conocieron la fatídica noticia

10
24/01/2016 a las 06:00
  • juan suberviola. Mendavia
La noticia del cierre, previsto para el 30 de junio, de la fábrica riojana de Altadis, antigua Tabacalera, tiene nombres y apellidos al otro lado de la muga. No muchos respecto al peso de una plantilla de 471 trabajadores que verá llegar en los primeros días del verano el fin a los 125 años de historia de la planta de cigarrillos del polígono de El Sequero (Agoncillo), pero sí significativos porque acaban también ahí décadas de la historia laboral de dos vecinos de Mendavia.

La semana que arrancó con normalidad para Javier Verano Echarri, de 59 años, y su compañero Pedro Martínez Echarri, de 52, terminaba sacudida por el terremoto que ha supuesto para ellos el anuncio de la multinacional. Una noticia sobre la que hablan en estas líneas de vuelta de la fábrica donde habían cumplido como un día más con sus turnos de trabajo. Los dos completaron el de la noche de lunes y regresaron a sus casas sin conocer todavía lo que esperaba a ellos y sus compañeros unas horas después. Cuentan que se acostaron como hacen cada mañana si ha tocado horario de noche pero que su sueño duró menos esa vez.
Antes del mediodía del martes, sus móviles comenzaron a sonar y, entre mensajes insistentes, se enteraron de que la empresa donde trabajan cerrará en cinco meses. “Nos quedamos en blanco. Era algo totalmente inesperad que para nada podíamos haber previsto. Así que estamos todos desencajados, impotentes y muy indignados por las formas que ha tenido la empresa. Lo han ocultado hasta el último momento y no acertamos a comprenderlo, pues el coste de fabricación es inferior a los de Alemania o Polonia y, sin embargo, parte de la producción la trasladan allí. Estamos todos muy muy tocados”, explica el más veterano de los dos, Javier Verano. Casado y padre de una hija, trabaja en la empresa desde hace 36 años y su futuro pasa ahora por unas negociaciones para alcanzar la prejubilación.

Unos años más joven pero también ligado desde hace mucho a la fábrica de cigarrillos, Pedro Martínez Echarri, casado y padre de dos hijos, lleva 32 años de su vida en ella. También a él el móvil le dio la mala noticia. “Fue algo impensable, muy traumático porque te cambia totalmente la vida. Es algo que nunca hubiéramos imaginado y más con la política de prejubilaciones que lleva la empresa. Eso ya lo teníamos asimilado, pero nunca esto. Es como una humillación para nosotros, que llevamos tantos años, y vemos como la han dejado morir”, apunta.

Pedro Martinez comenta su incertidumbre de cara al futuro y explica que hay un expediente de regulación abierto desde el 2009,asi que de momento no tiene otra salida que la de negociar con la empresa a través de los sindicatos.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual