Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Estella / Lizarra

Tertulias en cuatro idiomas

  • Inglés y francés se suman a los clubes de lectura que Estella inició en castellano y siguió en euskera

Reunión de octubre del club de lectura en inglés.

Tertulias en cuatro idiomas

Reunión de octubre del club de lectura en inglés.

MONTXO A.G.
0
10/11/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • m.p.amo. Estella
Los clubes de lectura, la iniciativa que comenzó en 2007 con el de castellano, discurren ahora en cuatro idiomas en Estella. Con la misma periodicidad -una vez al mes- y en el mismo escenario, una sala cedida en la biblioteca, las tertulias avanzaron primero hacia el euskera, siguieron con el inglés el curso pasado e incorporan éste el francés. En grupos distintos aunque con caras que también se repiten, se mueven entre objetivos diferentes. Del más lúdico al impulso al aprendizaje y a una ayuda útil cuando se trata de exámenes.

EN INGLÉS Y SIN PRESIÓN

El club de lectura de inglés, que afronta su primer curso completo, lo consigue sin dejar de lado otro de sus objetivos, el de disfrutar a la vez. Su promotora, Debbie Thorp, forma parte de la plantilla de profesores de la academia Aralar y saber que en “leer, leer y leer” está una de las claves. Contó con el apoyo de la biblioteca para reunir en torno a un título diferente a unas 16 personas con un buen nivel de inglés, a partir del B2, que el 20 de noviembre, en su reunión habitual del tercer viernes de mes, se situarán ante 'Me before you', de Jojo Moyes. “Lo bueno es que, al no estar en clase, tienes menos presión y, aunque supone un esfuerzo porque leer en un idioma que no es el tuyo siempre es un reto, una vez que lo haces la sensación que te queda es la de satisfacción”, añade.

Cada uno se pone ante el libro en solitario, pero lo comparte luego con el grupo en una experiencia que siempre genera debate. “Estoy impresionada por el interés que pone la gente y está claro que hay en Estella muchas personas con un buen nivel de inglés”, explica esta profesora afincada en la localidad desde hace 25 años.
En el grupo, formado íntegramente por adultos como el resto de clubes de lectura, el mayor tiene 65 años y el más joven se sitúa en la veintena. Esas tardes de viernes en la biblioteca, en un espacio que Debbie Thorp considera perfecto para estos encuentros y muy acogedor, sin el estrés de un examen o el ritmo de una clase, se ponen en común cuestiones sobre el título de ese mes durante las que cada uno ya ha trabajado antes con una lista de cuestiones previas.“Hay luego muchas diferencias en cada forma de enfocarlo y de exponer los temas. Hacerlo así permite aprender sin casi darse cuenta de ello porque leer es todo y resultará luego muy bueno a la hora, por ejemplo, de afrontar los exámenes orales”, añade.

LOS CLUBES PIONEROS

Antes de que las otras opciones calaran también y encontraran su espacio en la biblioteca de Estella, el primero de los clubes, el de castellano, echó a andar en 2007 de la mano de una profesora de Literatura, Margari García Oscoz. Fiel al club desde sus inicios, la estellesa Amaia Chasco Arróniz cuenta que las sesiones reúnen a gente con el amor a la lectura en común que hasta esa fecha no tenían cómo compartir esa visión de los libros.

A ella y a sus compañeras -y emplea el género femenino en la conversación porque son las mujeres las que han permanecido- les gustan las historias. Explica Amaia Chasco que desde el año pasado una persona diferente se encarga cada vez de preparar una introducción sobre el autor y la obra que ha tocado leer previamente ese mes. “Eso aporta mucho a todos. Compartes presencialmente experiencias distintas y estás en tiempo real viendo las emociones de cada uno, que son siempre diferentes. Te encuentras con opiniones muy encontradas que nos abren mucho”, argumenta.

Poner voz a esas experiencias personales sobre cada lectura es para ella muy importante. “Se aprende a través de la escucha activa en un grupo muy heterogéneo y de opiniones muy encontradas. En el club, abierto a todo tipo de gente, hay experiencias dispares que han encontrado en la lectura un punto de unión”, señala.
En la mitad del camino de estos años que arrancan con el castellano y acaban de incorporar el francés, se sitúa el de euskera, promovido en 2010 en el marco de las actividades del colectivo Garean. Cinco años después de ese punto de partida, un grupo de siete personas sigue con la biblioteca como sede y con siete títulos diferentes como objetivo del nuevo curso. Como coordinador, Xabier Iaben Soltxaga, profesor de Lengua y Literatura Vasca y de Literatura Universal en euskera en el IES Tierra Estella. La iniciativa no busca -cuenta- servir de herramienta para el aprendizaje sino apoyarse en un grupo para compartir lecturas y hacer de ellas algo lúdico.

Aunque en la selección de los títulos predomina la narrativa, el club se abre a cualquier género tanto de la literatura vasca como de obras traducidas. Una posibilidad, apunta, posible en un momento en que se cuenta con traductores de euskera de mucha calidad a los que recurre un grupo que se ha mantenido estable a lo largo de este lustro.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual