Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TIERRA ESTELLA

Salvemos el Ega se moviliza para llevar a efecto la promesa del cuatripartito

  • El acuerdo programático entre Geroa Bai, Bildu, Podemos e IE incluye realizar un estudio del acuífero de Valdega

Las señales de alarma se percibieron en Ancín cuando se secaron las fuentes de San Fausto.

Salvemos el Ega se moviliza para llevar a efecto la promesa del cuatripartito

Las señales de alarma se percibieron en Ancín cuando se secaron las fuentes de San Fausto.

MONTXO A.G.
0
25/10/2015 a las 06:00
  • R. aramendía. Estella
En la plataforma Salvemos el Ega consideran que el primer paso está dado. De hecho, se plasmó el pasado 1 de julio dentro del acuerdo programático cuatripartito entre Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda Ezquerra (IE) que llevó a la presidencia del Gobierno de Navarra a Uxue Barkos. En la página 58, en la que se enumeran distintas medidas referidas a infraestructuras, se lee en el punto número 13: “en cuanto a la explotación de acuíferos de Valdega, solicitar la elaboración de un estudio de recursos hidrológicos de la zona”.

Desde hace casi tres años, el colectivo pide que se revise el proyecto de abastecimiento de la zona sur de la merindad, en el que para llevar agua del acuífero de Lóquiz a nueve localidades desde Andosilla hasta San Adrián, con otro ramal hacia el área de Viana, que requiere una inversión de casi 40 millones. Para abastecer esas localidades, la Mancomunidad de Montejurra ha solicitado la concesión de dos nuevos pozos en Mendaza, uno de los puntos principales, junto a Ancín e Itxako (Baríndano), de donde se extraen caudales del acuífero de Lóquiz.

Ahora, transcurridos los primeros cuatro meses del nuevo gobierno, lo que Salvemos al Ega pretende es recordar ese compromiso para que se lleve a efecto, por lo que se han solicitado una serie de reuniones con distintas instituciones. La primera de ellas tendrá lugar esta tarde con el alcalde de Estella, Koldo Leoz, de EH Bildu, cuyo grupo se ha pronunciado públicamente en contra del proyecto actual de la Mancomunidad de Montejurra, aunque no gobierna sólo, sino en una coalición similar a la del Ejecutivo foral con Geroa Bai y Ahora-Orain. Se pretende que Estella como cabeza de merindad ofrezca su adhesión a los planteamientos de Salvemos el Ega. Además se han solicitado encuentros con la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez, y con la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Ordenación del territorio, Isabel Elizalde, que aún no tienen fecha.

Después de varios años de reuniones, charlas y fiestas de concienciación, la plataforma insiste en que no está en contra de que se abastezca a los pueblos del sur de la merindad, sino a que esto se haga con el agua de Lóquiz.

Denuncian que los estudios de los técnicos del Gobierno de Navarra en que se basó el diseño del proyecto no son concluyentes y que son necesarios análisis más rigurosos para determinar si el acuífero corre o no riesgo de sobre explotación. A los trabajos mencionados contraponen otros del departamento de Geodinámica de la UPV en los que se detecta un descenso progresivo del agua que el acuífero devuelve al Ega. La preocupación por el proyecto se inició hace unos cuatro años cuando los vecinos y agricultores constataron la persistencia de los bajos caudales del río y el hecho de que los manantiales naturales comenzaban a secarse.
Un asunto ‘sub iudice’

La oposición al proyecto comenzó con la denuncia en 2013 del PSIS aprobado por el Gobierno de Navarra ante el TSJN, en la que se personaron los ayuntamientos de Murieta y Ancín. La demanda fue desestimada, por lo que el asunto fue recurrido al Supremo. Tras las alegaciones, el caso está ahora visto para sentencia. La Fundación Sustrai asesora a Salvemos el Ega en materias legales.

En la búsqueda de documentación realizada por Salvemos el Ega, que ahora preside Felipe Ajona, también se constató que las concesiones con las que la Mancomunidad de Montejurra extrae una parte importante de los caudales ahora no están completamente legalizadas ante la Confederación Hidrográfica del Ebro, por lo que la institución realizó en 2013 una nueva petición para regularizar todos los caudales, los antiguos y los previstos a futuro, que pasarían de 5 a 10 hm3 al año. De momento, la solicitud no ha salido aún a exposición pública.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual