Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TIERRA ESTELLA

Vecinos de San Pedro alertan de ratas en el barrio monumental

  • Han detectado este verano la presencia de roedores en puntos como la calle la Rúa o la plaza de San Martín

La calle la Rúa, todavía con una nutrida presencia de visitantes y peregrinos.

Vecinos de San Pedro alertan de ratas en el barrio monumental

La calle la Rúa, todavía con una nutrida presencia de visitantes y peregrinos.

montxo a.g,
0
17/09/2015 a las 06:00
  • m.p.amo. Estella.
Vecinos y comerciantes del entorno de San Pedro han alertado en las últimas semanas en dependencias municipales de la presencia de roedores de un considerable tamaño en puntos del barrio monumental de Estella después de haber visto ratas en zonas como la plaza de San Martín o la propia calle de la Rúa. No solo en estos lugares muy transitados por turistas y peregrinos, sino también en algunos patios o terrazas traseras e incluso en las de primeros pisos.

La queja ha llegado al consistorio tanto a través del presidente de la asociación de vecinos de San Pedro, Antonio Aramendía Iturralde, que la trasladó a título particular, como de comerciantes con establecimientos en el barrio. Es el caso de Raquel Viguria Tomás, al frente desde la pasada Semana Santa de la antigua tienda de ultramarinos Ciriza, una de las últimas emprendedores en recalar en las proximidades de la iglesia matriz de San Pedro de la Rúa.

Desde algunos de los residentes en la zona se atribuye esta circunstancia a uno de los solares vacíos, el situado junto a la pequeña plaza de San Nicolás y que consideran foco de estos animales. De ahí que ven urgente su limpieza, desbroce de maleza y saneamiento. Aunque han puesto veneno por su cuenta en sus patios o terrazas, están a la espera de que los servicios municipales lo solucionen lo antes posible. Mientras, no es éste el único motivo de protesta entre quienes viven y trabajan en este espacio de la parte antigua de la ciudad. Mediante carteles hacen estos días un llamamiento al civismo de los dueños de perros y un gesto también a los peregrinos para contribuir a su limpieza.

Carteles por los orines

No es la primera vez que dan un paso en este sentido porque las necesidades caninas siguen causando en ellos un quebradero de cabeza, especialmente visible ahora en un recorrido por las paredes de piedra sucias a causa de los orines. Lo mismo ocurre con los excrementos. “Sí es cierto que algo se ha avanzado y que hay dueños que los recogen. Pero también que a veces se hace cuando hay gente cerca o se les mira, pero no por ejemplo por la noche si están solos”, señala uno de los residentes.

Los carteles se dirigen por un lado al peregrino a Santiago que accede a Estella a través de la calle la Rúa y se aloja en ocasiones en su albergue. A ese “amigo caminante” le recuerdan que transita “por una de las calles más bonitas del casco antiguo”, poblada por “vecinos que se esfuerzan por mantenerla limpia”. En los mismos carteles se insta al “amigo de los perros”, cuya ayuda se recaba para no dejar que los animales hagan sus necesidades en las paredes de piedra. “Con un poco de esfuerzo por parte de todos podemos conseguirlo”, añaden.

Lanzan este mensaje en un momento en que quienes tienen sus negocios en el entorno piensan en crear una pequeña asociación. Una unión comercial a pequeña escala que, como señala Raquel Viguria, ponga su aportación a la vida en el barrio y organice periódicamente actividades en sus calles.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual