Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TORMENTA

Estella se plantea un protocolo de actuación para lluvias torrenciales

  • La ciudad recuperó el pulso normal tras las dos trombas con el hotel Tximista como principal perjudicado

El viento arrancó la pared lateral de policarbonato de la quinta planta hotel Tximista en la tormenta de la tarde.

El viento arrancó la pared lateral de policarbonato de la quinta planta hotel Tximista en la tormenta de la tarde.

El viento arrancó la pared lateral de policarbonato de la quinta planta hotel Tximista en la tormenta de la tarde.

montxo a.g.
0
Actualizada 04/09/2015 a las 10:52
Etiquetas
  • r.a.Estella
Las imágenes de la tormenta nocturna en Estella corrieron como la pólvora en las redes sociales. Las calles del centro, sobre todo las que bajan del Puy, como Valdeallín, actuaron como torrenteras hacia las calles Estrella y plaza de los Fueros, El Puy, Carpintería y Comercio, que confluyeron en una calle Mayor convertida en un río hasta más allá de Ruiz de Alda.

El martes el panorama era bien distinto y los efectos, menores de lo que se presumía. En varias tiendas de las calles Mayor y Comercio entró el agua, aunque una veintena de propietarios y vecinos estuvieron achicando hasta la una de la madrugada. “En diez minutos cayó tal tromba que es imposible que la red de pluviales la absorba, por lo que al final entró en locales, portales y bajeras sin daños de consideración”, valoraba el alcalde, Koldo Leoz, propietario el mismo de una de los comercios que se inundó. “Vamos a estudiar con Policía Municipal y Servicios la posibilidad de un protocolo especial de actuación para estos casos, quizá la posibilidad de desviar parte del agua a través de la red de fecales, si es que esto es posible”, indicó.

Varias instalaciones municipales se vieron afectadas, sobre todo el polideportivo, donde el agua se coló por el tejado y los canalones, y en mucho menor medida los cines Golem, la escuela de música de San Benito y la biblioteca, que el martes no pudo abrir hasta las 10.

Los fuertes vientos también habían provocado incidentes con ramas y árboles, el más importante en la avenida de Pamplona, donde un troncó atravesó la calzada hasta que los bomberos lo retiraron. Asimismo, una gran rama de un árbol en el barrio de Cordeleros cayó causando daños a un turismo.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual