Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ESTELLA

De cuando la ciudad de Estella tenía playa

  • En su vigésimo primera exposición, el estellés Domingo Llauró continúa rescatando los recuerdos más anhelados de la ciudad

Un olmo se recorta contra los ventanales de la casa de cultura.

De cuando la ciudad de Estella tenía playa

Un olmo se recorta contra los ventanales de la casa de cultura.

PORTILLO
0
21/08/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • m. p. Portillo. Estella.
El baúl de los recuerdos visuales de Estella vuelve a abrirse este mes con nuevas fotografías que Domingo Llauró Campos ha ido revelando y recopilando a lo largo de su prologada vida. Esta constituye la vigésimo primera muestra del citado autor en la que retrata la franja histórica de la ciudad del Ega comprendida entre 1958 y 1980. La exposición, que se inauguró el pasado 12 de agosto, puede contemplarse en la sala Yolao, situada en la planta baja de la casa de cultura Fray Diego, hasta el próximo 6 de septiembre.

A sus 86 años de edad, Llauró lleva desde 1988 mostrando al público estellés recuerdos de antaño. En aquella primera exposición aunó 102 imágenes suyas que tomó entre 1953 y 1968. Aunque reconoce que el paso del tiempo también hace mella en este campo: “Como también a la fotografía de llega la crisis, hemos reducido del número para esta exposición a 80”, señala, de las cuales 43 se han extraído del archivo fotográfico que se encuentra en la propia casa de cultura y que se nutre casi íntegramente de las imágenes que cede Domingo Llauró. No obstante, la cantidad media de instantáneas de las exhibiciones pasadas rondaban el centenar.

Una orilla sorprendente

Quien se acerque estos días al antiguo palacio de San Cristóbal tendrá la oportunidad de observar estampas de la vida de Estella de temática muy variada. Una de las que Llauró considera más curiosas es la titulada ‘Las playas de Estella a vista de pájaro’, que data del 16 de julio de 1967. “Los de fuera se sorprenden cuando ven que aquí teníamos playa”, cuenta. Y conoce bien sus caras de perplejidad y asombro, puesto que se acerca todos los días a la casa de cultura para charlar con ellos y con todo aquel que acuda.

Su interés por inmortalizar los recuerdos de su ciudad se retrotrae a 1948, cuando por primera vez tuvo entre sus manos la cámara de su tío. Diez años después, en 1958, adquirió su primera máquina propia: “Era una Voigtlander Vitessa alemana que me costó 5.365 pesetas”, recuerda. Pese a que en 1956 realizó un curso de fotografía por correspondencia para dominar el manejo de la cámara, ha sido un autodidacta: “Yo siempre he ido a mi aire”, afirma.

Asegura que muchas tradiciones que ha plasmado se han perdido y otras, por el contrario, se han creado y consolidado con el paso del tiempo. Una de las que desapareció hace años es el conocido y añorado por muchas ‘novillico pa´ las chicas’, retratado también en esta muestra. “Ahora que las mujeres piden igualdad, no se atreven a salir a torear”, comenta entre risas-.

A lo largo de su carrera como fotógrafo y cronista aficionado, 150 personas le han entregado documentos visuales para montar sus exposiciones, a las cuales agradece ya que también ellas colaboran en el crecimiento del archivo de la ciudad. Con las nuevas instantáneas que Domingo Llauró saca a la luz esta vez, suman un total de 2.102 imágenes que ya han ido a parar al registro de la ciudad.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual