Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ESTELLA

Más de 700 corredores en un encierro sin astas

  • La tercera edición de la carrera popular organizada en Estella por Diario de Navarra dio el protagonismo a participantes de todas las edades en un ambiente familiar y festivo

Primer tramo de la marcha popular, en la calle Ruiz de Alda, segundos después de que el cohete diera luz verde a los participantes.

Primer tramo de la marcha popular, en la calle Ruiz de Alda, segundos después de que el cohete diera luz verde a los participantes.

Primer tramo de la marcha popular, en la calle Ruiz de Alda, segundos después de que el cohete diera luz verde a los participantes.

Montxo a.g.
0
01/08/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • susana esparza. Estella
Un encierro con la carrera más rápida y limpia hasta el momento, sin el peligro de las astas. Así fue la tercera edición de la prueba que organiza Diario de Navarra a dos días del Viernes de Gigantes. Más de 700 participantes tomaron la salida a las ocho de la tarde en los corrales instalados en la calle Ruiz de Alda.

Seiscientos cuarenta lo hicieron con el dorsal en la camiseta, el número tope que marcó la organización para asegurar el reparto de camisetas, bocadillo y botella de agua a cada uno. Se sumó otra centena al recorrido que generó una gran expectación con público en las aceras.

A las ocho en punto, la explosión del cohete dio la salida a los participantes que arrancaron desde los corrales. Primero salió una tanda que optó por completar el trazado corriendo. Después, otra caminando y, por último, otra con carritos de bebés, patines y patinetes. Hubo de todo y de todas las edades, hasta disfraces, pero todos completaron los 1.032 metros que separan este tramo de la calle Ruiz de Alda del coso estellés.

Para empezar, recorrieron los 144 metros del tramo inicial señalado en la calle Ruiz de Alda, para continuar por 48 metros de la calle Zapatería. Después, el tramo más largo, los 337 metros de la calle Mayor. El siguiente paso fue cruzar los 172 metros de la plaza Santiago y subir la Cuesta Entrañas, el tramo más duro. Para terminar, la recta de 238 metros de la avenida de Yerri puso fin al trayecto, que terminó, como en los encierros de novillos, en la arena del coso de la plaza de Toros.

TRES GENERACIONES

Cada uno de ellos contribuyó a crear un ambiente deportivo y familiar en una iniciativa no competitiva que cada año reúne a más participantes. La mayor parte lo hace en familia. El miércoles se vieron hasta tres generaciones juntas, equipadas con uniforme running, para disfrutar de un acto que abre apetito para las fiestas de la ciudad. Abuelas, padre e hijos, la familia Jiménez-Albéniz de Ayegui, se desplazó desde la cercana localidad hasta Estella para participar en la cita, que va más allá de la prueba deportiva. “Es una actividad que se puede disfrutar en familia, y eso es muy bonito”, comentaban antes de emprender la ruta, empujando dos cochecitos de bebés.

Hay quien se lo toma en serio, como Jorge Pascual Retuerta, campeón de la prueba que un año más, y con esta van tres, ha batido su propia marca. Pascual, de 29 años, entró primero a meta tras completar en dos minutos y cincuenta y cuatro segundos el itinerario. Dos segundos por debajo que el tiempo que registro el año pasado, en la segunda edición.

En la meta, también esperaba el edil socialista Jorge Crespo, en representación del Ayuntamiento, colaborador de la iniciativa de este periódico junto a otros colectivos, como el club Atlético Iranzu, el Club Taurino Estellés, el Club Ciclista Ondalán y la Armería Tropescaza.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual