Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
estella

Ciencia en tiempo de crisis

  • El pasado viernes el científico Adolfo Eraso Romero pasó por Estella para recibir un reconocimiento del CETE, un alto en el camino de su vasta tarea de investigación en el proyecto Glackma, que se mantiene pese a sumar tres años sin ayudas

Adolfo Eraso, el viernes en la casa de cultura de Estella.

Adolfo Eraso, el viernes en la casa de cultura de Estella.

Adolfo Eraso, el viernes en la casa de cultura de Estella.

montxo a.g.
0
02/06/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • R.a.Estella
Siempre he sabido lo que quería, aunque cada vez que cambiaba de trabajo ganaba menos dinero”. Así resumía su trayectoria el científico y geólogo estellés Adolfo Eraso Romero, que próximo a cumplir 81 años en agosto, sigue inmerso con plena dedicación en la investigación del calentamiento global a través de los glaciares en el proyecto Glackma.

De nuevo, la sentencia se hace realidad, puesto que la ciencia, acosada por la crisis, ha de sobrevivir prácticamente sin apoyos. Un ejemplo es Glackma, que lleva ya tres años sin ayudas, circunstancia a la que ha conseguido sobrevivir gracias al empeño del propio Eraso y su compañera María del Carmen Domínguez (más conocida como Karmenka), socios un proyecto con el que están tan identificados que han hecho pervivir con sus propios recursos económicos personales en los últimos tiempos. También con la ayuda de una asociación declarada de utilidad pública y en la que los socios individuales, con una pequeña aportación anual de 15€, suponen una ayuda. “Nuestro próximo objetivo es captar empresas que puedan desgravar lo que aporten”, avanzaba Karmenka.

Glackma recoge los trabajos de medición del hielo polar iniciados por Eraso en la Antártida en 1985 y posteriormente por Karmenka en Islandia en 1997, aunque oficialmente nació en 2001. Hoy cuenta con ocho bases de medición en la Antártida y Patagonia que registran datos de diversos parámetros de una forma continua. “Tenemos series temporales en un horizonte que ahora ya va para quince años. Ninguna misión científica española tiene esos registros”, explicaba Eraso.

DESHIELO IMPARABLE

El proyecto Glackma utiliza los glaciares como sensor natural del avance del calentamiento global a través del deshielo y la descarga de agua que se produce. Los resultados son a la vez sorprendentes y preocupantes. “La velocidad con que avanza es increíble. La primera vez, el agua que sale de los glaciares se duplicó en un espacio de tiempo de 13 años y ahora lo ha hecho en tan sólo cuatro”, expuso.

Continuar con la recogida de datos para que la serie temporal sea aún más amplia es esencial. “Las bases y los sensores son bastante nuevos y aún funcionan sin supervisión”, apuntaba la geóloga. Sin ayudas, son imposibles las costosas expediciones de seis meses al año necesarias para mantener las ocho estaciones, pero de momento, la labor científica ha de realizarse a distancia.

El viernes el científico estellés dejó de lado por unas horas estas preocupaciones para reunirse con antiguos amigos y compañeros en el homenaje del Centro de Estudios Tierra Estella (CETE), el último en una larga lista de una prolífica biografía de cinco páginas que desgranó María Napal, presidenta del grupo de espeleología de Tierra Estella, que junto con Merche Osés, presidenta del CETE presentó el acto. El último pero no el menos importante. “¿Quién es profeta en su tierra?”, bromeaba Eraso. Miembro de la New York Academy of Sciencies desde 1994 y primer español de miembro de la Academia Rusa de Ciencias desde 2002, son innumerables los reconocimientos que ha recibido. Uno de los últimos, en Navarra, donde fue investido doctor Honoris Causa de la UPNA en 1994.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual