Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
SOLIDARIDAD

Un respiro para la tierra golpeada por el ébola

  • Gracias a la ayuda que enviarán el Puy y Mater Dei, las clarisas de Sierra Leona harán realidad uno de sus proyectos

El rastro, con los objetos aportados por los alumnos y sus familias a la venta en el gimnasio escolar.

Un respiro para la tierra golpeada por el ébola

El rastro, con los objetos aportados por los alumnos y sus familias a la venta en el gimnasio escolar.

montxo a.g.
0
01/05/2015 a las 06:00
  • dn. Estella
Como lo fue en las dos ediciones anteriores para proyectos misioneros en distintos escenarios del mundo, la semana solidaria organizada por los colegios del Puy y Mater Dei da de nuevo un respiro a una tierra golpeada por la pobreza y la enfermedad. Las clarisas de Sierra Leona necesitaban ayuda para llevar a cabo uno de sus proyectos en el país africano y hacia ellas se orientó este año la tercera convocatoria de la iniciativa. Terminó el viernes pasado, con un festival en las instalaciones del colegio de Secundaria, pero ya a lo largo de los días anteriores los alumnos de ambos centros se acercaron a un mundo a años luz del suyo al que ahora han tendido su mano. Una religiosa clarisa y jóvenes voluntarios, estudiantes de Medicina en su mayor parte que viajan cada año a la misión para prestar su ayuda, llevaron consigo a las aulas el relato de un país donde la mitad de los niños no superará los cinco años de vida.

UNA FINALIDAD CONCRETA 

Lo recaudado mediante la venta en el rastrillo solidario y los boletos tiene un destino concreto. Las hermanas lo gestionarán para una de sus misiones allí, la clínica que atiende en la localidad de Mile 91 a más de 40 pacientes diarios, niños en su mayor parte. Sin electricidad durante todo el día -así lo conocieron los alumnos- las prioridades sanitarias se ven limitadas y la solución está en unas placas fotovoltáicas. Se cuenta ya con ellas, pero no hay dinero para sufragar su traslado a la clínica e instalación y es ahí donde ambos centros diocesanos han prestado su apoyo.

En el broche a las jornadas que esperó a la tarde del viernes, la implicación de la comunidad educativa se notó de nuevo. En las coreografías y distintas actuaciones o en los torneos de ajedrez con los que se completó el programa. Y en la aportación de detalles artesanos que se vendieron con éxito -como pastas caseras o jabones- fruto del trabajo realizado por alumnos de sus unidades especiales.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual