Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Sanidad

San Adrián evita la contaminación del agua con la de Montejurra

  • El acuífero de Lóquiz conecta con el municipio desde enero y ha permitido el suministro durante las inundaciones

Las instalaciones deportivas, uno de los puntos de mayor consumo de agua de la localidad ribera.

San Adrián evita la contaminación del agua con la de Montejurra

Las instalaciones deportivas, uno de los puntos de mayor consumo de agua de la localidad ribera.

Gener
0
16/04/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • Mari Paz Gener. San Adrián
El agua de Montejurra ha garantizado el suministro de agua potable en todos los hogares, servicios -como instalaciones deportivas- y empresas de San Adrián, un buen número de ellas del sector agroalimentario, durante las sucesivas inundaciones sufridas en febrero y marzo. El municipio, de 6.216 habitantes, que ingresó en la Mancomunidad de Montejurra en diciembre de 2013, se surtía, habitualmente, de agua de procedente de pozos del Ebro, de peor calidad y que debe ser tratada en una potabilizadora.

Según indicó el alcalde de la localidad, Emilio Cigudosa, si no se hubiese contado con el agua procedente del acuífero de Lóquiz hubiese sido necesario declarar la alarma sanitaria. “Con la crecida del Ebro, los pozos desde donde partía el suministro que abastecía al municipio se quedó por debajo del nivel del río y el agua que se bombeaba no era potable ni apta para el suministro, porque las condiciones sanitarias hacían inviable su filtración y desinfección”.

De haberse producido una alerta sanitaria, añadió el primer edil, San Adrián hubiese tenido que pagar un elevado coste social y económico “con gran perjuicio para la población”. Ni siquiera la posibilidad de suministrar de agua no potable -para labores secundarias, nunca para el consumo de los habitantes- hubiese sido posible. “Porque las tuberías se habrían contaminado por los lodos y el sector agroalimentario se hubiese visto obligado a parar su producción durante bastantes días”.

Cigudosa añadió que la entrada de San Adrián en Montejurra ha provocado importantes beneficios a la localidad. “En primer lugar, por la calidad del agua y, en segundo, por el ahorro económico”. Según el alcalde, el ahorro se ha producido no solo en las arcas municipales, al no tener que asumir el mantenimiento de la potabiliazadora -entre 5.000 y 6.000 euros al mes que ha asumido la Mancomunidad- sino a nivel de los hogares, ya que se han reparado las fugas en las conducciones, reduciendo el suministro, que ha pasado de los 1.660.000 m3 registrados en 2011 a 1.200.000 m3, cifra en la que se fija la demanda actual.

MÁS SEGURO Y MÁS BARATO

No obstante, el suministro desde Lóquiz a San Adrián no será permanente. En un principio, se interrumpirá en los meses de estiaje o en los periodos de máximo consumo. Entonces, el municipio se abastecerá de los antiguos pozos del Ebro. La conexión del depósito de San Adrián a la red Mendaza-Ribera origina, según la propia Mancomunidad, una serie de ventajas derivadas de la conexión a dos puntos de suministro. En primer lugar, el sistema de abastecimiento es más seguro y, en cada momento, se puede utilizar el recurso que resulte más barato.

Con el doble sistema, también existe la posibilidad, indican desde Montejurra, de mezclar aguas con el fin de obtener una determinadas condiciones de calidad y se pueden programar, además, operaciones de limpieza y mantenimiento de las instalaciones.

Después de la última obra ejecutada por Montejurra en 2013, dentro del proyecto para la conexión de la red de Mendaza con la ribera de Tierra Estella, se construyó un ramal que une la tubería desde Cárcar hasta Azagra y San Adrián. No obstante, a causa del menor tamaño de la tubería agua arriba, que es anterior a la conexión de Cárcar, no hay posibilidad de suministrar todo el caudal demandado por estas localidades en los periodos de máximo consumo.

Montejurra decidió que, hasta que se puedan instalar la nueva conducción entre Cárcar y Lóquiz, es necesario mantener la planta potabilizadora de San Adrián, de la que se encarga de mantener. Con la incorporación de San Adrián, la Mancomunidad da servicio a 14.000 habitantes de la ribera de Tierra Estella.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual