Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TIERRA ESTELLA

La hoguera acaba con los 'judas' de toda la merindad

  • ​La tradición del último día de Semana Santa se repitió en Estella, Los Arcos, Allo, San Adrián y Nazar, entre otros

Todos los niños reunidos en Nazar participaron en la quema del Judas el domingo.

La hoguera acaba con los 'judas' de toda la merindad

Todos los niños reunidos en Nazar participaron en la quema del Judas el domingo.

DN
0
09/04/2015 a las 06:00
  • R.A./S.E. Estella/San Adrián
La quema del Judas fue el colofón con el que la merindad despidió la Semana Santa, aunque en días distintos según las costumbres. Los más madrugadores fueron los vecinos de San Adrián, que lo hicieron el domingo por la mañana tras el encuentro de la Virgen con el paso del Palio del Santísimo. Después de misa y en la villa, las mujeres y madres repartieron desde los remolques cientos de claveles, cumpliendo así con otra de las tradiciones del municipio. A las diez y media, y de nuevo en el Rebote como escenario, tuvo lugar la quema del judas. Los nueve cofrades de este año quemaron el muñeco de paja que simbolizó al traidor y que, antes de arder, repartió 30 monedas entre los niños.

En Nazar la quema se adelantó al domingo para aprovechar la afluencia de familias que vuelven al pueblo por vacaciones. En la quema participaron 25 niños de entre 3 y 15 años e Isabel Las Heras fue la portadora del muñeco hecho con paja y ropa vieja. Al finalizar, se ofreció a los participantes una merienda en la sociedad la Kostalera.

Estella, Los Arcos y Allo son tres de las localidades que mantienen la quema del Judas el Lunes de Pascua. En la ciudad del Ega la tradición se ha recuperado desde hace siete años, tras 52 años desaparecida, gracias a un nutrido grupo de vecinos que echaban en falta este acto de su infancia y juventud. Entre sus recuperadores no faltaban Ángel Aguinaga Peral y Pablo Echávarri ni las tres mujeres que se encargan de confeccionarlo, Margari Basarte López, Inés Azpilicueta Martínez y Servita Toledano Aguinaga ni Carlos Monterrubio, que leyó públicamente su sentencia de ejecución. Normalmente el Judas de Estella es transportado en un pony en el recorrido que lo exhibe por las calles de la ciudad antes de quemarlo a las 19 horas. Pero ayer tuvieron que hacerlo con uno disecado y unas ruedas que se procuraron a última hora. No fue el único contratiempo. A la hora de la quema y ante decenas de estelleses que se congregaron en la plaza de Santiago, el muñeco de paja se resistía a arder y tuvo que ser prendido una y otra vez hasta que al final se despidió entre petardos.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual