Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
PARROQUIAS DE ESTELLA

La diócesis reorganiza Estella y reduce a dos el número de párrocos

  • Se marcha el de San Pedro y los de San Juan y San Miguel asumen las tres parroquias con la fórmula 'in solidum'
  • El arzobispado apunta que, aunque la escasez de sacerdotes obliga a remodelar las zonas, no se abandonará San Pedro

Peregrinos ayer salen de San Pedro de la Rúa, tras visitar la iglesia que preside el barrio monumental.

Peregrinos ayer salen de San Pedro de la Rúa, tras visitar la iglesia que preside el barrio monumental.

montxo a.g,
1
04/07/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • m.p.amo.Estella
El organigrama con el que la diócesis atiende las tres parroquias de Estella va a cambiar a finales del verano, cuando se implante un modelo de funcionamiento nuevo que mantiene los templos pero reduce el número de sacerdotes a su cargo. El hasta ahora titular de San Pedro de la Rúa, César González Purroy, se marcha a otro destino en la capital navarra y serán los de San Juan, Óscar Azcona, y San Miguel, José Miguel Arellano, quienes asuman las tres iglesias.

Lo harán in solidum, una fórmula de ejercer el ministerio de forma "solidaria" que no tiene precedentes en una localidad que ha mantenido hasta ahora figuras diferentes para sus tres parroquias. El canon establece que entre ellos el obispo ha de designar a uno que dirija la actividad pastoral, el papel de coordinador en este futuro proceso para el que ya hay también tomada una decisión. Será el de San Juan, Óscar Azcona, quien asuma esta función.

El arzobispado no nombra, por tanto, ese tercer párroco ni un sustituto en el puesto para González Purroy, que inicia nueva etapa en El Salvador de la Rochapea y deja el 17 de agosto el destino al que llegó hace casi cinco años, en septiembre de 2009. Sí refuerza a los dos con la presencia de un vicario, el sacerdote Abel Arrieta, delegado episcopal de enseñanza religiosa de la diócesis que viene a Estella, desde ese mismo escenario de la Rochapea, para desarrollar su actividad educativa en el colegio Nuestra Señora del Puy . Residirá en la vivienda de los locales parroquiales de San Pedro y, además de su proyecto en la enseñanza, prestará ese refuerzo a sus dos compañeros in solidum.

LAS RAZONES DE LA DECISIÓN


¿A qué responde el cambio? Desde el arzobispado se alude a uno de los problemas del momento -la escasez de sacerdotes- que obliga a hacer un replanteamiento en muchas zonas, a remodelar las diócesis y a tomar decisiones nuevas. Se considera que Estella, con dos párrocos jóvenes como los de San Juan y San Miguel sumado a ese apoyo del vicario, va a quedar bien atendida. Tampoco se concibe como una situación definitiva, sino como una solución para este momento que puede variar en el futuro, sin cerrar la puerta a que de nuevo San Pedro tenga párroco propio.

La singularidad de San Pedro de la Rúa, iglesia del Camino de Santiago en servicio tras una restauración de 5 millones de euros y con un importante papel en la atención al peregrino gracias a un equipo de casi 80 voluntarios que mantienen sus puertas abiertas buena parte del día, ha hecho que la decisión, conocida ya entre feligreses y vecinos del barrio monumental, sorprenda y preocupe al mismo tiempo. Lamentan la marcha de su párroco y temen por el futuro tanto de los servicios religiosos como del resto de actividades pastorales.

Sus preguntas están estos días en la calle en una zona de la ciudad que acaba de decir adiós también a los capuchinos del convento de Rocamador. "No se abandona a la gente ni San Pedro va a quedar debilitada. Sigue siendo la misma parroquia, va a continuar todo igual, manteniendo el culto y sin perder la autonomía porque, además, el propio derecho canónico no lo admite", se lanza un mensaje de tranquilidad en el arzobispado respecto a un formato compartido que funciona ya en parroquias como las de Ermitagaña y Mendebaldea de Pamplona.


  • CIudadano
    (04/07/14 21:26)
    #1

    No acabo de entender por qué a don Abel Arrieta, que va a vivir en la "casa parroquial" de San Pedro, además de estar en el Colegio Nª Sª del Puy, además de colaborar con los otros dos curas en dicha iglesia de San Pedro, no se le nombra párroco de esta última. Creo que para la parroquia es bueno tener un párroco de referencia, aunque otros sacerdotes colaboren. ¿Podría explicar el Arzobispado si hay algún problema para que don Abel sea párroco de San Pedro? Es bueno que los fieles conozcamos las cosas y los porqués de la vida de la Iglesia.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra