Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
tradición

La Vera Cruz devolverá a Estella uno de los actos perdidos de Semana Santa

  • Por primera vez desde hace décadas, habrá traslado de La Dolorosa junto a la procesión del Santo Entierro
  • El empuje de los casi 4.000 cofrades de la hermandad permite por primera vez abrir los actos el Viernes de Dolores

La Dolorosa, en la procesión del Santo Entierro del año pasado

La Vera Cruz devolverá a Estella uno de los actos perdidos de Semana Santa

La Dolorosa, en la procesión del Santo Entierro del año pasado

archivo
0
24/03/2014 a las 06:01
  • dn Estella
Será el 11 de abril, el Viernes de Dolores anterior al Domingo de Ramos, cuando Estella arranque este año sus actos de Semana Santa, un calendario dominado en exclusiva en las calles por la procesión del Santo Entierro desde su recuperación en 1992. El empuje de un grupo de estelleses capitaneados por Esteban Isaba lo hizo posible entonces y, más de dos décadas después, el de los casi 4.000 cofrades de la Santa Vera Cruz, la hermandad en quien recae desde entonces, devuelve a la ciudad otra de sus tradiciones perdidas. Habrá, aunque con variaciones respecto al pasado, traslado de La Dolorosa y con ella arranque oficial de las celebraciones.

La Vera Cruz no habla en este caso de recuperación porque, aunque sí se rescatan momentos perdidos desde hace décadas, no se hace exactamente del mismo modo. Recordaban el viernes desde la hermandad, que ha cerrado con su reunión de esta misma semana mucho de los detalles en los que se lleva meses trabajando, como el paso se trasladaba el Jueves Santo desde el Hospital Viejo -donde se guardaban al igual que el resto- hasta la iglesia de San Juan, en un recorrido marcado por el silencio. Después, a medianoche, volvía a ese mismo punto de partida porque al día siguiente arrancaría de allí el Santo Entierro.

ASÍ SE HA ORGANIZADO

Desaparecida la procesión del Viernes Santo en 1975, sus páginas quedaron en blanco hasta ese 1992. El Santo Entierro recuperó entonces su papel y hoy lo hace también el traslado de La Dolorosa pero esta vez con un cambio de fecha, ese Viernes de Dolores ya en el anochecer, a las ocho y media de la tarde.

¿Cómo se ha diseñado? Días antes, el sábado 5 de abril, La Dolorosa dejará la iglesia del Santo Sepulcro, donde el conjunto de pasos permanece guardado todo el año, y será conducida a la parroquia de San Miguel. Estará allí toda la semana siguiente, la última de Cuaresma, hasta ese 11 de abril. El traslado evoca, matices al margen, al de otro tiempo y será, como aquel, protagonizado también por el único paso de La Dolorosa.

Escoltada por la banda de música, tambores y en un recorrido en el que estarán también las tres cruces parroquiales, avanzará desde San Miguel a San Juan a hombros de cofrades de los distintos pasos. Descenderá por la cuesta de Chapitel, se detendrá a las puertas del Hospital Viejo con un toque de silencio y avanzará hasta San Juan, donde tendrá lugar una celebración, por la calle La Estrella. Habrá, para quien quiera sumarse entunicado, velas como las hay en el Santo Entierro y no se repetirá itinerario de vuelta. La Dolorosa se queda en San Juan hasta que se sumen a ella el resto de pasos en las horas previas al Santo Entierro.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual