Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Jugadora de bádminton

Nelly Iriberri Villar: "En el fondo, todos echamos un poco de menos la carpa"

  • Las condiciones eran malas -según dijo- pero guarda cariño a la pista de Oncineda

Nelly Iriberri Villar dentro de la escultura frente al polideportivo de Estella

Nelly Iriberri Villar: "En el fondo, todos echamos un poco de menos la carpa"

Nelly Iriberri Villar dentro de la escultura frente al polideportivo de Estella

DN
0
28/02/2014 a las 06:01
  • DN. Estella
Si no juega al bádminton se aburre. Lo practica desde los 8 años y ahora, con 19, su impecable trayectoria en la Primera División Nacional le ha "asignado" la etiqueta de mejor jugadora de la liga.

28 victorias en 29 partidos. ¿Cuál fue esa única derrota?
Jugué un dobles con mi compañera Laura Montoya contra unas chicas de Tecnun (País Vasco) en la segunda jornada de la liga en Madrid. Perdimos el tercer set 21-19.

¿Sorprendida de sí misma?
No lo imaginaba, la verdad. Depende de la alineación que haga la entrenadora, contra quienes te crucen… Pero bueno, yo siempre intento ganar. Me lo paso muy bien jugando. Si no, me aburro demasiado.

¿No tiene suficiente con la materia del segundo curso de Telecomunicaciones que estudia en la UPNA?
Hay tiempo para todo. Lo bueno es que puedo entrenar en Pamplona. Solo el viernes, el día que vuelvo a casa, lo hago en Estella. De lunes a jueves acudo a Ursulinas, colegio con el que el club mantiene un convenio para utilizar sus instalaciones, o a Larrabide, donde puedo acceder a hacer trabajo de gimnasio por mediación de la Fundación Miguel Induráin.

Una ayuda con la que también cuentan otros compañeros suyos como Edurne Echarri, Patricia Pérez e Íñigo Urra.
Sí. Yo llevo dos años en el programa por resultados y en el 2009 entré en el de jóvenes talentos. En este último no recibes dinero, pero sí te ayudan en temas de estudios (como cambios de fechas u horas de exámenes o solicitud de tutores) o tratamiento de lesiones. Después, si logras resultados en campeonatos de España o citas internacionales en categorías cadete, junior o absoluta ya puedes recibir una beca económica. Es un apoyo importante para mí. Con los exámenes me han ayudado siempre y con las lesiones estoy súper agradecida. A nivel económico no es mucho, pero viene muy bien porque este deporte, aunque no lo parezca, tiene bastantes gastos.

¿Es el peaje que hay que pagar al ser el único club de Navarra?
Claro. Hay que salir a competir a nivel nacional y nos vamos lejos. El año pasado me dieron 1.500 euros en dos tantas por la temporada anterior. Con ello pago, sobre todo, desplazamientos y material deportivo. Viene muy bien la ayuda.

Está en contacto continuo con otros clubes y deportistas. ¿Conoce la situación en otras comunidades?
Hay de todo. Hay clubes que les pagan todo y otros nada. Si reciben o no algo de las instituciones no lo sé.

¿Su club se siente protegido en Navarra?
Yo creo que sí están valorando lo que estamos consiguiendo a nivel nacional.

Este es su primer año en categoría absoluta después de que el pasado probara como sub 19. ¿Se acopló bien?
No me acuerdo mucho de los resultados. Solo sé que la chica que quedó primera solo perdió un partido y fue contra mí. Llegué yo y mira. Se me da bien desde siempre. Lo practico. Si no, me aburro.

¿Pues le ha tocado subirse por las paredes varias veces por las lesiones, no?
Sí. El hombro derecho lo tengo ya lesionado para toda la vida. Tengo una lesión que se llama slap y no hay muchos casos en el mundo. El tendón se ha desgarrado del hueso y habría que operar. Estoy en el segundo grado de lesión, pero desde la fundación hice ejercicios específicos para fortalecer los músculos de alrededor y no me ha dado demasiados problemas.

¿Descartada la operación por su parón irremediable entonces?
Son seis meses sin levantar el codo casi y seis meses sin jugar no sé cómo serían para mí. Va. Si tengo una competición fuerte, los dos días de después sí que noto molestias pero no va más allá. Seguiré haciendo ejercicios de rehabilitación. Tengo 19 años y no me voy a operar ahora.

¿Es miedo a no retomar su nivel?
No. Tampoco. Así puedo dar el máximo y no me molesta salvo que sea una competición muy exigente.

Pues ahora se acercan...
El Campeonato de España empieza en abril y esta semana y la siguiente tenemos dos competiciones puntuables para el ranking nacional en Alfajarín (Zaragoza) y en Medina del Campo (Valladolid).

Fue campeona de España en sub 15 y ha estado en los podios de todas las categorías. ¿Recuerda su primera medalla?
Claro. La primera medalla la conseguí en sexto de Primaria en un campeonato que hubo aquí en Estella. María Puy Ortiz y yo perdimos contra las que ganaron. Quedamos terceras. Y también me acuerdo de lo reciente. El año pasado, en el Campeonato de España, me fui a casa a la primera de cambio. Perdimos contra unas andaluzas y me fastidió bastante.

Ya veo que la consigna 'lo importante es participar' no va con usted.
No, no. Perder ni al parchís. Me pico bastante. A mí no me gusta nada perder. Sé controlarlo, pero no. Esa no es mi filosofía de vida.

¿Cuál sí?
Salir a ganar y partirme las piernas.

¿Espíritu competitivo siempre?
Claro, quienes dicen lo contrario creo que son los que no ganan nunca. Lo importante es pasárselo bien, nunca rebasar el límite, pero sabiendo a lo que vas. Es una competición y no vas a hacer amigos, aunque también los hagas después.

¿Una máxima también para sus estudios?
Hombre. Hago lo que puedo. Antes iba mejor. En su momento me planteé hacer Inef, pero también me gusta mucho el mundo de la comunicación. Puedo hacer esto y, a la vez, puedo sacarme el curso de entrenadora de bádminton.

Ya veo que su futuro también es bádminton.
No quiero dejar el deporte. Pero como de este deporte tampoco se puede vivir, prefiero trabajar de teleco.

¿Y liarse la manta a la cabeza y volar a China, por ejemplo, donde es el deporte número uno? ¿Ha pensado probar como otros navarros de distintas disciplinas?
Nunca lo he pensado. No sé. Cuando gané el campeonato de España sub 15 me ofrecieron ir al centro de tecnificación a Madrid. Allí están quienes más frecuentan competiciones internacional, y, aunque sí me hubiera gustado ir, me pasó lo del hombro. Es un nivel muy exigente. Mi familia me ha inculcado que lo primero son los estudios y después el deporte. Y así lo hago. Lo compagino bastante bien. Por una parte me arrepiento de no haber ido porque sé que podía haber llegado bastante, pero al ritmo que voy más de una igual se lleva una sorpresa.

Tiene mucha fe en sí misma.
Claro es que si uno no confía en sí mismo, nadie va a confiar en ti.

¿Un valor fundamental para el deportista?
Sí. Con el tiempo te vas dando cuenta de las cosas.

¿Se lo inculca a su hermana María Puy, que es sub 15?
Le meto caña. Ella no lo ve cómo yo. Tenemos mentalidades diferentes. Ella está más por pasar el tiempo.

¿Acopladas a la pista del instituto?
Sí. Bastante bien. En la carpa Oncineda era imposible. Teníamos goteras cada dos pasos.

Una de ellas le dejó fuera de un campeonato internacional con la española.
Sí. Lo perdí porque me lesioné por la gotera y también había un campeonato del mundo por en medio que, de no haberme lesionado, podía haber ido. En el fondo echamos todos un poco de menos a la carpa, la habíamos cogido un poco de cariño, pero las condiciones eran malas. Si hubieran arreglado bien el tejado… Nos deslumbraba mucho.

¿Alguna cita internacional a la vista?
Quizá acudamos al internacional de Madrid.

¿Se ve, dentro de unos años, desempeñando algún cargo directivo en el club?
Pues quizá sí. Ya me lo he planteado alguna vez. Es un club en el que se hacen bien las cosas.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual