Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
tierra estella

El invierno sobre hierba natural

  • Debido a la lluvia, ésta es la estación que trae de cabeza a los clubes de hierba natural

Un grupo de jugadores del Ondalán deja un encharcado y embarrado campo de tierra para el que está en marcha el proyecto de hierba artificial

El invierno sobre hierba natural

Un grupo de jugadores del Ondalán deja un encharcado y embarrado campo de tierra para el que está en marcha el proyecto de hierba artificial

montxo a. g.
0
18/02/2014 a las 06:01
  • m. martínez de eulate. Estella
El invierno les parte por la mitad. Estas semanas de lluvias día sí y siguiente también les traen de cabeza a todos esos clubes que tienen que hacer malabarismos para mantener su actividad en sus campos de hierba natural. Hay que incrementar los cuidados de su terreno de juego para aminorar su deterioro y eso conlleva trastornos y más trastornos. Instauran la "burbuja" para su campo y les toca trasladar toda la agenda al menos de entrenamientos a superficies secundarias propias (en el caso de contar con ellas) y polideportivos locales o llamar a la puerta de entidades amigas con alfombra artificial.

El Idoya de Oteiza lleva todo el mes de enero y lo que va de febrero sin tocar casi Iturtxipia. Dispone de un campo de tierra, detrás de la grada, y éste les aporta algo de oxígeno a pesar de que sus medidas no se acerquen ni siquiera a las reglamentarias para fútbol 8. Aún así, a allí derivan las sesiones de sus dos conjuntos de base y las de la plantilla de Regional. Para su primer equipo, de Regional Preferente, esta ha sido su cuarta semana de preparación en Merkatondoa.

"Los de la junta las pasamos canutas en invierno. Todo el día mirando a ver cuándo va a llover. Lo paso mal y me pregunto por qué lloverá tanto. Trastoca mucho y los socios lamentan que tengamos que sacar fuera partidos", indicó el presidente Tirso Guembe Landa. Él, por su parte, lo que también siente es no poder proporcionar unas instalaciones en condiciones más apropiadas a sus jugadores. No hay dinero para pensar en algo mejor.

El campo ha cumplido 36 años y el drenaje es su talón de Aquiles. "Está tan pisado que no traga y se crea mucho barro. Económicamente no estamos bien y no podemos meternos a pincharlo, una intervención que supone unos 12.000 euros. Hace años se hizo y duró varias temporadas", señaló. Se tienen que conformar con echar arena en las áreas con barro, abono y pasar el cortacésped con molón para allanarlo un poco. "Cuando termine la temporada intentaremos hacer algún arreglo, pero todo son parches", lamentó.

Los problemas persisten pero el contar este curso con cuatro en vez de con los seis equipos del pasado reduce el lío. "Además, el invierno anterior llovió mucho y tuvimos que sacar bastantes partidos fuera. El problema es que estas circunstancias impiden que podamos ampliar la familia deportiva. Hierba artificial sería la solución", apuntó.

UN TERRENO COMARCAL

Maikel Casado Larrasoáin, coordinador del Arenas de Ayegui, piensa en un campo comarcal de hierba artificial. "No haría falta que tuviéramos todos los clubes. Distribuiríamos las horas y nos podríamos arreglar bien. Es una pena que durante los años de bonanza no se haya hecho algo así de la mano de la misma federación y el Gobierno de Navarra", consideró.

Ellos intentan pasar el invierno con sus dos superficies, las dos de hierba natural, pero la suspensión de partidos se da todas las campañas. "Eso conlleva mover entre semana a rivales que estén lejos y coordinar los partidos teniendo en cuenta los horarios de colegios". Y porque tienen dos. Con un único campo sería imposible sacar adelante sus once plantillas.

¿De qué forma lo hacen así?: los prebenjamines entrenan directamente en el polideportivo (consumen así horas sueltas de las que disponen en esta instalación municipal), y el resto utiliza el terreno de Montejurra al ser más duro que el Javi Martínez. "Llega un momento en el que todos entrenan en el primero y lo destrozamos. Sufren después quienes allí juegan sus partidos: fútbol 8 y segunda infantil siempre y algún encuentro suelto del resto. Por eso, le solemos también dejar descansar y nos arreglamos en el polideportivo de Ayegui, el patio de Lizarra Ikastola, la pista de Ardantze o el frontón de Igúzquiza. En invierno se entrena mal y yo creo que se nota a nivel deportivo", concretó.

Hay que esperar al mes de junio para cumplir la factura climatológica. "Hasta entrada la primavera no se recupera y sufren los padres, que tienen que lavar equipaciones embarradas de sus hijos", concluyó.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual