Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Juan Carlos Berrio

"Trabajar cerca de la tierra me da libertad y cada día es una aventura"

  • Hace 15 años, decidió abandonar Pamplona, su trabajo como ingeniero industrial y regresar a Azagra

Juan Carlos Berrio Fernández de Manzanos en el despacho de los viveros Los Navarros

"Trabajar cerca de la tierra me da libertad y cada día es una aventura"

Juan Carlos Berrio Fernández de Manzanos en el despacho de los viveros Los Navarros

M. P. GENER
0
14/02/2014 a las 06:01
  • mari paz gener. Azagra
Su historia es diametralmente opuesta a la de que se están viendo obligados a vivir muchos profesionales. Hace 15 años, Juan Carlos Berrio Fernández de Manzanos decidió dejar su trabajo como ingeniero industrial en Cetenasa y regresar a Azagra con su familia. Dejaba atrás una vivienda adosada, recién comprada, y un buen sueldo. Pero la aventura que supuso hacerse cargo de los viveros familiares, modernizándolos, le atrapó. Desde la pasada vendimia, preside la Bodega Cooperativa San Gregorio de Azagra y es vocal en el Consejo Regulador de la DO Rioja, al que pertenece la bodega-es la segunda cooperativa más grande de la denominación- y donde, también, es vicepresidente segundo.

Hoy en día ¿se puede vivir bien del campo?

Mi mujer y yo- ella trabajaba como secretaria de dirección- vivimos mejor ahora que cuando éramos profesionales por cuenta ajena. Es cierto que nos ha costado tiempo, que no hemos logrado todo en dos días y que no partíamos de cero Teníamos un nivel de vida alto y, al principio, tuvimos que bajar nuestras expectativas. Nos arriesgamos, no estábamos puestos en la agricultura, solo contábamos con mi afición a llevar los viñedos de la familia. Pero, con mucho esfuerzo, todo salió bien.

Pero, a priori, hay muchas variables en torno de la agricultura.

Trabajar tan cerca de la tierra, me aporta libertad. Cada día es una aventura. En la industria, siempre estás encasillado y tienes que cumplir unos horarios. Cuando llegué a Azagra me encargué del vivero, era un sistema anticuado y fuimos desarrollando un sistema nuevo de almacenaje y de producción, automatizando el proceso, creando.

¿Recomendaría a sus hijos que siguiesen su mismo camino?

Si, lo que hace falta es que les guste. Pero, lo que les recomendaría es que, si pudiesen, no trabajasen para otros, que fuesen autónomos. Porque eso es lo más grande del mundo.

¿Existe de verdad lo que se denomina la cultura del vino?

Si, como también existe una cultura de la verdura, al menos en Azagra. Hay mucho de tradición en el sistema de consumir el vino y de producirlo . Lo que hay aquí es una cultura del vino, pero como forma de vida, de vivir, de trabajar la tierra. Desde el punto de vista del consumidor es otra cosa. En los países anglosajones, beber vino es signo de distinción. Sin embargo, en todos los países productores como Francia, Italia y España, el vino es un artículo integrado en la cultura. Se bebe, bebemos en familia.

¿Existen demasiadas denominaciones de origen en el mercado del vino?

La denominación de origen proporciona un valor añadido al vino, es una distinción. En el extranjero se valora mucho el tema de las denominaciones.

¿Cual es el principal competidor de la DO Rioja?

Francia e Italia y, después, países emergentes como Australia, Argentina y Chile. En Inglaterra, nuestro principal mercado, los competidores son los vinos australianos.

¿Cómo podemos competir con ellos?

El Rioja tiene un segmento de producción que no lo tiene nadie ni dentro de España ni fuera de nuestro país. Son los crianzas ( un año de barrica más un año de botella. En Francia tienen otro sistema de clasificación, pero nadie más tiene crianzas.

El que las 8 localidades navarras pertenecientes a la DO Rioja se hayan quedado fuera del proyecto de declarar a los viñedos Patrimonio Turístico de la Humanidad ¿ha sido un golpe bajo ?

En realidad, se trata de un tema turístico, propuesto, inicialmente, por los gobiernos de Álava y de La Rioja. En un principio, pensaron incluir solo a la Rioja Alavesa y Rioja Alta, no contaban con la Rioja Baja, a la que pertenecemos los 8 municipios navarros.

Luego, fueron solicitando su inclusión el resto de localidades riojanas. Es cierto que, en este caso, el Gobierno de Navarra no ha marcado el ritmo. Nos puede apoyar, pero no tiene nada que decir. Lo importante es que, si se llega a aprobar, vamos a estar todos en la declaración de la Unesco. Será positivo porque toda la zona crecerá mucho a nivel turístico y eso se traduce en un desarrollo económico. En la Rioja Alavesa si están preparados para el enoturismo, desde las bodegas hasta los cosecheros. Pero por aquí, salvo algunas excepciones, no. Estamos más organizados para vender vino a una gran cadena que para atender a un grupo de visitantes.

¿Por qué la DO Navarra no ha funcionado al mismo nivel que la DO Rioja ?

Desde sus inicios, ha sido un problema de ajuste de la oferta y la demanda. La oferta de uva en Navarra estuvo muy por encima de la demanda. Si hubiese crecido más despacio, seguramente se hubiese equilibrado mejor. En Rioja la producción siempre ha sido mucho más estable, se ha mantenido la superficie de viñas, ha ido creciendo poco a poco y la oferta y la demanda se han ido asimilando. Pero en Navarra, se multiplicaron por tres lo que había y cuando un producto sobra es la hecatombe.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual