Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MORENTIN

Piedra que conserva historia navarra

Martín Barbarin Logroño delante de la iglesia dedicada a San Andrés.

Piedra que conserva historia navarra

Martín Barbarin Logroño delante de la iglesia dedicada a San Andrés.

MONTXO A.G.
0
21/12/2013 a las 06:01
  • m. martínez de eulate
Vivir en un pueblo como Morentin es para él un privilegio. Ha tenido oportunidades de trasladar su residencia, pero nunca las ha barajado. Martín Barbarin Logroño siente un arraigo muy fuerte por el escenario que ha enmarcado desde siempre su vida y encuentra todo ventajas que así lo confirman cuando pone en una balanza quedarse o marcharse. "Un pueblo pequeño, tranquilísimo, sin problemas de parking (bromea) y tan bien comunicado con Estella que llego al primer supermercado antes que un vecino de la otra punta. Aquí estoy muy contento". Y en la cabina de su tractor donde pasa las horas, igual de feliz. "Disfruto mucho de mi trabajo y del paisaje".

LA IGLESIA, LUGAR DE CULTO Y ENTORNO DE JUEGO

La iglesia de San Andrés, como dijo, también resulta un punto perfecto para contemplar La Solana. "Se sitúa en lo alto y de allí se domina todo", dijo. Cuántos ratos de niños jugando a pelota, en su pared trasera, y cuántas carreras para buscar entre el trigo los cueros. "Se perdían muchas antes, cuando no existía la valla que impide a día de hoy que salgan. Ahora se practica allí más el fútbol", contó. El templo, que está rodeado por un muro de piedra, es del siglo XVII y cuenta con un retablo barroco. Se conserva en muy buen estado, después de que se solucionara el problema de goteras con el arreglo del tejado, y es uno de los tres inmuebles religiosos del municipio.

LEORYN Y SU EPISODIO CON LA PESTE NEGRA

Allí se custodia la Virgen que presidía antes la ermita de Leoryn, un lugar sin culto del siglo XII-XIII. "Leoryn era un antiguo poblado que arrasó la peste negra. Solo sobrevivieron cinco habitantes. Tres se fueron a Dicastillo y dos a Morentin. La jurisdicción de tierras también se repartió: el suelo hacia Montejurra para el segundo pueblo y los terrenos hacia el río para el primero", explicó. De niño le tocó muchas veces bajar de monaguillo en rogativas a pedir agua. "Iba todo el pueblo en procesión y se daba a beber anís de botijo de barro a los hombres. También recuerdo que allí había un campo de fútbol donde jugaba el histórico Montejurra, fundador de la Federación Navarra de Fútbol. Destacaron Eladio Lizasoáin, Clemente García y los hermanos Jiménez. Estuvo a punto de ser un año campeón de Navarra pero lo logró el Azkoyen porque el portero del Montejurra, que era un deportista profesional riojano, se vendió".

SAN GREGORIO, LA ERMITA DE MAYOR TRADICIÓN

Una segunda ermita, la de San Gregorio, goza de más tradición. Allí, tortilla de chorizo cada 9 de mayo (ahora el segundo domingo de ese mes). "Se bajaba allí a almorzar, se repartía vino y se subía después al frontón a jugar a pelota entre vecinos. Destacaban Gerardo Basterra y Joaquín Mari. Ahora se celebra allí misma, se bendicen los campos y la gente se queda a comer", comparó.

EL PUENTE, EL ESCENARIO DE ESPARCIMIENTO PERFECTO

Pero el escenario de esparcimiento por excelencia siempre lo ha sido el puente de Morentin. "Hemos gozado mucho . Era el lugar de baño, de ocio y donde se paraba la gente con las caballerías a hacer su rancho junto al río para descansar del trabajo". Ellos cubrían andando, en bicicleta o en burro los dos kilómetros que le separan del casco urbano. "En casa no nos lo permitían demasiado, pero nos escapábamos. Cogíamos madrillas, truchas y barbos con trasmallo y cangrejos con la mano.

Posteriormente, la pesca del cangrejo se masificó tanto debido a su alto precio y desapareció. Coto intensivo de caza hoy, los pescadores se reúnen ahí para coger las truchas que antes han echado", indicó.

CASAS PALACIEGAS, EL PESO DEL AYER

Para conocer más historias del ayer, casa Vélez y la muralla de casa Urra son perfectas. "En la primera se firmó el tratado de Morentin por Carlos VII en el que decía que él era el rey ideal para serlo de España. Se dice que allí lo emparedaron para que no lo encontrasen. Era propiedad de los Jiménez de Leoryn. El general Larasa era descendiente y también estaba el general Iturmendi. En casa Urra, de cabo de armería, se conserva parte de la muralla de la fundación (los datos más antiguos son de 1.100 d.C.) y del escudo de Morentin. Allí, hasta 1845, se reunían los alcaldes de La Solana para tomar decisiones sobre lo que acontecía".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual