Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
cultura

Tierra Estella 'rentabiliza' el formato de museo rural

  • Frente a las instituciones consagradas, centros locales como el museo de la trufa de Metauten llegan a 4.500 visitantes
  • La villa de la Musas de Arellano busca recuperar atractivo y la fundación Lenaerts de Irurre ensaya fórmulas de gestión

Un grupo de estudiantes en una visita reciente al museo de la trufa de Metauten

Tierra Estella 'rentabiliza' el formato de museo rural

Un grupo de estudiantes en una visita reciente al museo de la trufa de Metauten

archivo/mtX
0
17/12/2013 a las 06:01
  • r. aramendía. Estella
En menos de una década Tierra Estella ha quedado "cuajada" de museos. Si a principios del XXI el Museo Gustavo de Maeztu era casi la única institución de este tipo en la comarca, en los últimos años han abierto sus puertas hasta cinco nuevos centros culturales de características muy diversas. Tres de ellos, el museo de la trufa, la villa de las Musas y la Fundación Lenaerts, por orden de llegada, se han enraizado en zonas rurales.

Es difícil mirar sin complejos a la "joya de la corona": el Museo Gustavo de Maeztu se sigue manteniendo en el número uno. Con 14.000 visitantes anuales, deja muy atrás al resto. Ubicado en el ombligo del Camino de Santiago en Estella y rodeado por los principales monumentos de la ciudad, el importante flujo de visitantes del entorno beneficia una institución que no ceja en ofrecer exposiciones en renovación constante y que en los últimos tres años ha cobrado un importante papel didáctico.

Este modelo de trabajo es aplicable también al Museo del Carlismo, abierto en el año 2010, que en el conjunto de casi un año, hasta el 30 de noviembre había llamado la atención de 6.461 usuarios y visitantes. Gestionado desde el departamento de Cultura del Gobierno de Navarra, su principal limitación es el hecho de que la exposición temporal se renueva una vez al año. Para compensar, los talleres y actividades infantiles y juveniles han ido en aumento.

Pese a las distancias, el museo de la trufa, ubicado en Metauten, que lleva 7 años en funcionamiento, conseguirá hacer de 2013 su mejor año, con una cifra prevista de más de 4.500 visitantes. "Es cuestión de trabajar mucho y ofrecer una programación variada, no perder la oportunidad de captar grupos, entrar en promociones y no descuidar a los especialistas, en nuestro caso, la restauración. No es fácil atraer a gente a un entorno rural, y una baza interesante es el turismo activo, no ofrecer una simple visita, sino una 'experiencia' completa del tema que se está tratando", argumenta José Antonio Sanz Mosquera, de la empresa Escur, que gestiona el museo.

DOS CARAS DE LA MONEDA

Javier Adot bien sabe lo difícil que es promocionar un museo "de campo", porque desde la empresa Guiarte Navarra lleva tres, no sólo la villa de las Musas de Arellano sino también la de Andelos y el despoblado de Rada, junto con el castillo de Olite, uno de los top ten de Navarra. Son el anverso y el reverso. "Hemos intentado aprovechar en la medida de lo posible el tirón de Olite con promociones cruzadas y utilizando este escaparate para que el turista se interese por estos lugares. No dejamos de lado tampoco las campañas masivas de correos", relata. Tras un "boom" inicial en los primeros años, la villa de las Musas se ha estabilizado en el entorno de los 3.600 visitantes, muy lejos de los más de 20.000 del primer año. Hasta octubre, habían pasado ya.

Muy recientemente, esta misma semana, el Gobierno de Navarra ratificó un acuerdo para incluir a Arellano en la red de doce villas romanas de Hispania, una agrupación que trata de difundir este tipo de instalaciones.

Entre los pequeños, el de la Fundación Lenaerts de Irurre es el recién llegado en 2012. Desde su apertura el año pasado en septiembre unas mil personas se han animado a conocer el jardín escultórico en la casa museo de Lenaerts, cuya rehabilitación y musealización, que se va a emprender pronto, completará el espacio. Sus gestores, con Julián Garrido a la cabeza, contrastan la aparente modestia de la cifra con el hecho de que el centro sólo se abre dos días por semana, además de las reservas bajo petición. La institución trata de abrir nuevas vías de gestión más adecuadas a su formato, que incluye la investigación, buscando nuevas propuestas sobre cultura y financiación.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual