Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Abáigar

La esencia de un pueblo que une a gente

  • Abáigar, una localidad que presume de ser la más biosaludable de la comarca

María Eugenia López Salmerón posa ante la casa consistorial

María Eugenia López Salmerón posa ante la casa consistorial.

María Eugenia López Salmerón posa ante la casa consistorial

S. E.
0
14/12/2013 a las 06:01
  • Susana Esparza. Abáigar
Calidad de vida. Esta es la respuesta que nuestra protagonista María Eugenia López Salmerón, periodista y traductora natural de Zaragoza, contesta cuando le preguntan por qué decidió abandonar su agitada y viajera profesión y asentarse en este rincón de Valdega. Un pequeño municipio de 103 habitantes que tiene como punto de atractivo natural y cultural el propio río Ega, la ermita de San Bartolomé y la Iglesia de San Vicente.

Abáigar presume de ser una de las localidades más biosaludables de Tierra Estella. Así lo cerciora el premio que le concedió la asociación de desarrollo rural Teder en 2012, que reconoce el trabajo que los vecinos realizaron para conseguir que su auzolán fuese el mejor de su categoría. "Este galardón reconoce el esfuerzo común que hacen los vecinos para mejorar el pueblo, plantando árboles recuperando acuíferos, planificando zonas de descanso y ocio para todas las edades, como la renovación del campo de fútbol y la instalación de un parque biosaludable para los más mayores". Desde 2003 la aragonesa regenta una casa rural, característica de la zona, a las afueras del pueblo, Casa Lucía.

Los vecinos. La verdadera esencia

La convivencia entre vecinos en una localidad pequeña y rural es fundamental . "Aunque Estella está a poca distancia, en el día a día, necesitamos bienes y servicios que no disponemos en Abáigar pero entre nosotros nos ayudamos". Por ello, el ayuntamiento promueve, dentro de lo que el presupuesto le permite, fomentar actividades y servicios que atiendan las necesidades de los vecinos. A pesar de ser un municipio con tan sólo 103 habitantes censados, residen bastantes son jóvenes. "El Ayuntamiento decidió convertir los bajos del consistorio en una ludoteca donde los más pequeños pueden estudiar o utilizar los ordenadores". El encanto de la vida rural es el trabajo que los vecinos realizan por el propio pueblo. "Ahora los jóvenes están construyendo una sociedad gastronómica donde reunirse". También están recuperando parajes para disfrutar con la llegada del buen tiempo, como la balsa, un acuífero que contará la próxima primavera con mesas y una zona de descanso; y un mirador desde el que se puede contemplar las inmensas llanuras del valle que culminan en el monte Deyo.

San Bartolomé. Un punto de encuentro

En la parte occidental de Abáigar nace el camino que lleva a la ermita de San Bartolomé. Una obra arquitectónica del neoclasicismo que se levantó en el s. XIX sobre una loma bajo la que se expande una gran llanura que los agricultores del valle trabajan para el cultivo de hortalizas y cereales. "Antaño, cuando uno de los cofrades encargado del cuidado de la ermita fallecía, tenía derecho a que en su funeral le velasen con doce hermosas hachas para que el difunto estuviese muy alumbrado durante su funeral". La fiesta en honor al santo se celebra el 24 de agosto, y es compartida por todos los pueblos que forman el Valle. "Este día nos reunimos todos en la ermita. Tras la misa hay un aperitivo y luego se celebra la fiesta del valle en la localidad anfitriona. El próximo año Abáigar será la encargada de acoger esta festividad".

'El pilón' y la plaza lugares de encuentro

De vuelta en Abáigar, comienza un paseo por sus irregulares calles. Cerca de la iglesia de San Vicente nos encontramos con una fuente de comienzos de siglo que emana agua de las fuentes de Monjardín. "Antes servía también de abrevadero. Es un lugar emblemático de la vida rural de comienzos de siglo". Justo en frente de la fuente está un pequeño frontón. "Todavía algunos practican en él, sobre todo en verano".
Pero no es en esta zona donde se concentra la vida social de Abáigar, sino en la plaza principal. " Allí está el bar y las piscinas, lugares donde los vecinos se reúnen y conversan. Al contrario que la mayor parte de los pueblos rurales, Abáigar no tiene una población envejecida. "Somos pocos pero hay bastantes jóvenes. Los pocos kilómetros que nos separan de Estella y las buenas comunicaciones permiten que los jóvenes no emigren de aquí".

Localidad

Abáigar Es un ayuntamiento en el que en la actualidad aparecen registrados 103 habitantes en los datos de la federación de municipios. La cercanía de Estella y las buenas comunicaciones permiten que los jóvenes y las familias no emigren a otros núcleos urbanos. La actividad económica es escasa y enfocada a la agricultura aunque también hay una casa rural, un bar y piscinas municipales.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual