Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Medio Ambiente

Navarra celebra en la laguna de Las Cañas el Día Internacional de los Humedales

La consejera Isabel Elizalde y la alcaldesa de Viana, Yolanda González, han visitado este viernes la reserva, uno de los humedales más importantes de la Comunidad foral en cuanto a variedad de especies

La consejera Elizalde y la alcaldesa de Viana posan con el equipo que gestiona la laguna de Las Cañas.

La consejera Elizalde y la alcaldesa de Viana posan con el equipo que gestiona la laguna de Las Cañas.

CEDIDA
Actualizada 02/02/2018 a las 15:41
Etiquetas
  • DIARIO DE NAVARRA

Las lagunas y sotos de la Zona Media y Ribera, las turberas del norte, o las balsas artificiales de toda la geografía navarra constituyen ecosistemas complejos y frágiles. Un conjunto heterogéneo y singular, a caballo entre la tierra y el agua, especialmente rico y delicado, valioso por la vida que alberga.

La Consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, y la alcaldesa de Viana, Yolanda González, han visitado esta mañana la laguna de Las Cañas, uno de los humedales más importantes de Navarra en cuanto a variedad de especies, para conmemorar el Día Internacional de los Humedales. En la visita han estado acompañados por personal técnico de Medio Ambiente y miembros de Ostadar, empresa que gestiona el Observatorio de 'El Bordón'.

La unión de agua y tierra convierte a estos lugares en entornos productivos y cunas de diversidad biológica, aparte de fuentes de agua y productividad. Allí viven un sinfín de especies vegetales y animales, especialmente aves acuáticas. Y ahí hacen escala miles de aves migratorias en sus largos viajes. Otras muchas, aves invernantes centroeuropeas, los eligen para hospedarse durante los meses más fríos. Toda esa vida, y la necesidad de protegerla, se celebra cada 2 de febrero.

Según ha indicado la consejera en su visita “Lo que nació como una respuesta humana a la necesidad de agua para riego en el siglo XVI se ha convertido con el paso de los siglos en una reserva natural rica en biodiversidad. Unos espacios que debemos salvaguardar y en los que debemos de garantizar la convivencia de usos. Elizalde ha añadido que “los humedales actúan como esponjas naturales, absorben y almacenan el exceso de precipitaciones. Las inundaciones serán más llevaderas si protegemos la propia naturaleza. Ayudan, además, a que las sequías no duren tanto tiempo, y exista agua disponible aunque en menor proporción, ya que van liberando de manera progresiva el agua que se había ido acumulando”.

GESTIÓN EN LAS CAÑAS

Las Cañas sigue manteniendo hoy en día su fin principal como balsa de riego con la que nació. Sus características, de perímetro irregular y de apenas cien hectáreas, y la vegetación circundante (carrizos, juncos, o pastos) le asemejan más a una laguna natural que a un embalse. Hoy aloja parte de la fauna más amenazada de Navarra y de la península, como el avetoro común, el escribano palustre, el galápago europeo y el visón europeo.

La ganadería está prohibida en la reserva, pero entre las medidas que ha adoptado el Departamento, desde 2017 se ha permitido el pasto de una ganadería de yeguas durante algunos meses al año, con el objetivo de ayudar a la conservación del espacio, mantener en buenas condiciones y de un modo natural, terrenos aledaños. Según ha indicado Elena Baeza Jefa de la Sección de Zona Media y Ribera “las experiencias de este tipo se dan en buena parte de los humedales de valor ambiental de la geografía europea”. Dados los resultados satisfactorios de esta experiencia piloto, el ganado equino seguirá pastando en Las Cañas y se plantea introducirlo también en los humedales de Agua Salada y El Juncal.

Otra de las presiones a las que está sometida la reserva, son las especies invasoras, Entre ellos estaba “en particular especies de interés para la pesca, tan exitosas que en compiten con algunas de las aves que pueblan el embalse. Por eso, el pasado verano, cuando el embalse estaba prácticamente vacío se procedió a la eliminación de los invasores. Por ello, está prohibida la pesca.

EL OBSERVATORIO

“El Bordón” se abrió en 1995 y fue el primer equipamiento de información, interpretación y educación ambiental que se abrió en Navarra. Situado en un cerro dominante sobre la laguna, el observatorio resulta un mirador ideal para contemplar las aves presentes en la Reserva Natural.

Dependiente del Departamento de DRMAyAL, estas instalaciones atienden anualmente en torno a 3.500-4.000 usuarios, la mayoría particulares. Un 24% son grupos escolares que participan en actividades de educación ambiental y un 13% otros grupos.

El centro está dotado de prismáticos y telescopios, con los que se puede disfrutar en directo de distintas especies que habitan en esta Reserva Natural. A través de paneles y audiovisuales se ofrece una variada información sobre la Red de Espacios protegidos de Navarra, los usos del agua, la vegetación presente y las aves del lugar. Y si lo desea, puede complementar la vista al observatorio realizando el itinerario acondicionado alrededor del embalse, que le permitirá una observación más cercana de las aves

Al igual que el Observatorio de la Laguna de Pitillas, la gestión del centro se hará a partir de 2018 directamente desde el departamento, como otros equipamientos de educación ambiental. En la actualidad, se está tramitando el expediente de contratación para los próximos 4 años por un importe de licitación de 28.938 euros anuales y un importe total de 115.754,56 euros. “El objetivo es dar continuidad y estabilidad a la actividad del observatorio y mejorar el servicio que se ofrece a la ciudadanía” en palabras de Alfredo Rueda, responsable de Educación Ambiental de la Dirección General de Medio Ambiente.

El Observatorio permanece abierto los fines de semana y los días laborales en Semana Santa y verano. Las visitas concertadas de la campaña escolar se atenderán de 11 a 14 horas en días laborables, durante los meses de octubre a junio. Las visitas de otros grupos organizados serán concertadas previamente y se atenderán en el horario convenido entre la empresa y la entidad solicitante.

NAVARRA, UNA TIERRA RICA EN HUMEDALES

El embalse de las Cañas es el más importante en cuanto a variedad de especies, pero no es el único. Pitillas es el más extenso (216 hectáreas). Ambos están considerados de Importancia internacional.

Pero hay más. Están también Badina Escudera en Villafranca, la Balsa del Pulguer (Tudela, Cascante y Murchante), la Estanca de los Dos Reinos en Carcastillo y la Laguna del Juncal en Tafalla, todas ellas designadas Zonas de Especial Conservación de la red Natura 2000. Hay otros como la Balsa de la Morea (Beriain) o la Laguna de Lor (Cascante). En total, son 23 los humedales incluidos dentro del Inventario de Zonas Húmedas de Navarra. Según ha indicado la Consejera Elizalde, se trabaja ahora para ampliar esa lista.

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra