Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Solidaridad

“Pablo sigue necesitando ayuda”

  • La familia de Pablo Chamba continúa con su campaña de recogida de tapones de plástico para obtener recursos económicos con los que sufragar parte de los gastos del tratamiento que debe seguir el pequeño, que sufre parálisis cerebral

“Pablo sigue necesitando ayuda”

Bety y Bladi, con el pequeño Pablo, en la habitación de la vivienda acondicionada para seguir la terapia.

T.B.
Actualizada 28/03/2017 a las 09:54
  • T.B. BARAÑÁIN

Fue a finales de 2012 cuando conocimos la historia de Pablo Chamba, un pequeño de por entonces 3 años y medio que sufre una parálisis cerebral. Su familia, encabezada por su madre Bety y por su padre Bladi, comenzó una campaña de recogida de tapones de plástico con el fin de recaudar dinero para sufragar parte del tratamiento de rehabilitación que le pautan en Pisa (Italia), una de las sedes de los Institutos para el Logro del Potencial Humano de Filadelpia. Hasta el país transalpino debe viajar Pablo y sus progenitores dos veces al año.

El pasado 18 de febrero, una velada benéfica de muay thai organizada por el gimnasio Qbak Team, con Ion Imanol Rodríguez a la cabeza, logró recaudar 500 euros para Pablo y otros 500 para Aitor ‘el luchador’, un niño de Sarriguren que sufrió graves daños cerebrales tras atragantarse comiendo. Lejos de aparecer puntualmente en los medios de comunicación, estas familias llevan a cabo una pelea diaria, callada y sacrificada, y la mayoría de las veces en la soledad aliviada por los más cercanos. A finales del pasado mes de enero, Pablo y sus padres pusieron rumbo a Italia, de donde regresaron con el sabor dulce de la mejoría del pequeño. “Continúa una progresión positiva dentro de los parámetros que manejan los médicos. Tanto su crecimiento fisiológico como su crecimiento intelectual son buenos y, últimamente, no ha sufrido crisis convulsivas. La terapia da sus frutos y las pautas que nos prescriben son cada vez más estrictas y con mayor exigencia de trabajo”, explican Bety y Bladi.

La próxima cita en Italia la tienen fijada para el 24 de julio pero, como siempre en estos años, solo podrán cumplir con ella si disponen de los recursos económicos suficientes. “Además del viaje en sí, el tratamiento es caro, y a ello se suman los artículos de ortopedia adaptados que necesita como la silla de paseo o el asiento de educación postural que no cubre la Seguridad Social. Pablo sigue necesitando ayuda. Continuamos con la recogida de tapones y agradecemos cuando se organiza algún acto benéfico, como el que impulsó Imanol, y la colaboración que nos ha brindado estos años el Ayuntamiento de Barañáin”, explican.

 

UNA TERAPIA EXIGENTE

Bladi trabaja en la construcción y, cuando llega a casa, ayuda y releva a Bety en la atención a Pablo, que requiere una presencia constante. Han acondicionado una habitación de la vivienda para cumplir metódicamente el plan de trabajo diseñado por los especialistas siguiendo el tratamiento de estimulación del Método Doman. El horario excede el de una jornada laboral. Arranca a las 8 de la mañana y se prolonga hasta las 10 de la noche. Estimulación táctil, logopedia, gravedad asistida, programa intelectual, patrón respiratorio manual… “Tenemos la suerte de contar con la ayuda de la logopeda Ana Jaurrieta y con el apoyo de nuestros dos hijos, Darío y David, y de amigos que nos ayudan. Para realizar los patrones que contribuyen a mejorar su aparato motor, por ejemplo, necesitamos estar tres personas para sujetarle la cabeza, los brazos y las piernas”, exponen.

Pablo debe llevar también una dieta especial “porque es alérgico a muchas cosas”. Sin embargo, frente a todos los obstáculos a los que se enfrenta, a sus 7 años “demuestra un comportamiento cada vez más maduro”. “Y se hace respetar”, segura su madre. El camino no es fácil y cualquier contratiempo supone un revés en el avance del pequeño. Hace poco más de un año sufrió varias crisis convulsivas, que le mantuvieron un tiempo ingresado. “Perdió mucho músculo y se quedó como un muñequito. Este último año ha sido de recuperación”, comentan. Estas crisis coincidieron con la asistencia de Pablo a un centro de educación especial. Acostumbrado a sus rutinas en el hogar, “de allí salía todos los días llorando y muy rígido”, recuerda Bety. “Ahora hemos solicitado un profesor para que venga a casa, pero de momento no hemos obtenido respuesta”, comenta.

 

UNIDAD FAMILIAR

La unidad y fortaleza de la familia ha sido clave para mantenerse fuerte a lo largo de todos estos años. “Resulta muy complicado emocionalmente, pero vamos a seguir luchando y dando batalla porque es la única manera de sobrevivir. La unidad familiar es la que nos está permitiendo salir adelante. Cuando vamos a Italia, nos sentimos reconfortados porque también nos tratan a nosotros en el aspecto psicológico y esos días podemos compartir experiencias y consejos con otros padres”, desvelan.

Lejos queda aquel 29 de julio de 2009 cuando nació Pablo a los 7 meses de gestación con una lesión cerebral. “Pablo no tiene ninguna esperanza”, les dijeron los médicos. Pero ellos nunca se rindieron. El pequeño lucha cada día y siempre regala una sonrisa. “La terapia ha sido nuestra salvación porque, desde que comenzó con ella, ha ido mejorando poco a poco y le ha conectado a la vida. Pero, lógicamente, la ayuda es clave así que, si alguien puede organizar algún evento o contribuir económicamente, estaríamos muy agradecidos”, afirman esperanzados.

 

(Número de cuenta  en el que se puede ingresar dinero para ayudar a Pablo Chamba: 2100 5293 1121 00343175)


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra