Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
JOSÉ COBOS GARCÍA COORDINADOR DELGRUPO DE VOLUNTARIADO DEL CLUB DE JUBILADOS ENTREVIENTOS

El alma del grupo de voluntarios

  • José Cobos, de 71 años, coordina desde hace siete años al grupo de jubilados de Barañáin que acompaña a mayores dependientes en sus casas o en gestiones. Tras una vida ligada al comercio, estrenó jubilación como voluntario.

Imagen de la noticia

José Cobos García posa en el bar del club de jubilados Entrevientos de Barañáin. JOSÉ CARLOS CORDOVILLA

0
Actualizada 22/12/2011 a las 01:03
  • C.A.M. . BARAÑÁIN

Diez años cumple el grupo de voluntariado del club de jubilados Entrevientos de Barañáin. Formado por una treintena de personas que se reúnen mensualmente para coordinarse y que semanalmente acompañan en su casa a mayores dependientes o les guían en las gestiones y visitas médicas, acumulan en este club de 1.600 socios un total de 3.768 horas de trabajo. Al frente de ellos, como coordinador, figura José Cobos García. Responsable del grupo desde 2004, un año antes se hizo voluntario. De 71 años, casado, con dos hijos y nietos, llegó a Navarra desde Bilbao, tras haber nacido en Rueda y haberse criado en Medina del Campo. Trabajador en el comercio de calzado en Pamplona, ha residido en Barañáin desde que se afincó en Navarra. Pese a su dedicación, no olvida que el grupo fue impulsado por el entonces presidente del club, Blas Zaratiegui, el secretario Martín José San Martín y el primer presidente, Julián Aranguren.

¿Cómo llegó al grupo de voluntariado?

En cuanto me jubilé y entré en el club comencé a acompañar a un señor en silla de ruedas y el entonces presidente del club y el coordinador me vieron bueno para coordinar y aquí estoy, hasta que me canse o hasta que me echen. También colaboro con la junta y vieron que tenía interés.

Usted no estaba dentro, pero algo sabrá de los orígenes del grupo.

Surgió de la mano de una trabajadora social de Volcan, dependiente de la Caja de Ahorros, que fue introduciendo los grupos en los diferentes clubes.

¿Y cómo se recibió la idea?

Funcionó bien, aunque había reticencias, incluso en el Ayuntamiento. Algunos grupos pensaban que esto iría en detrimento de los que trabajan como cuidadores, pero no es así. Nosotros, además de acompañar, somos un alivio para los cuidadores, para que tengan tiempo para ellos o para sus gestiones.

¿Cuál es el perfil de los asistidos en Barañáin ahora que la población que dio vida al pueblo en los años de expansión se va haciendo mayor?

Son mayoritariamente mujeres mayores que viven solas y con achaques y cosas. Se les da servicio dos días por semana, unas dos horas y media de acompañamiento en casa, de paseo por la calle o en visitas a médicos y por papeleos. Lo central es el acompañamiento porque son muy mayores y con achaques. Algunos han superado ya los noventa. También acompañamos a un grupo de discapacitados.

¿Y cómo conectan con ellos?

Sus familias suelen contactar con los trabajadores sociales del centro de salud o del Ayuntamiento y ellos nos avisan. Acudo a las casas, nos entrevistamos y vemos el perfil de cuidador que necesita, por lo general mujer para las señoras y hombre para los señores. Ahora son 18 los atendidos y treinta los cuidadores y hay hombres que no tienen a nadie asignado.

Dice que hay más mujeres. Es por aquello de que viven más...

Sobre todo porque a los hombres les cuesta más reconocer que necesitan ayuda.

¿Han encontrado situaciones extremas entre los asistidos?

Hay personas con mucho historial y gente muy sola de verdad o que los hijos necesitan un respiro y ahí estamos nosotros, para que tengas sus horas, pero no para quitar trabajo a los cuidadores.

¿Y cuál es el perfil de los voluntarios?

Somos gente también muy mayor, aunque hay tres personas que están trabajando y que no fallan nunca, salvo que ahora una tiene problemas por el nuevo horario de trabajo. No hay tanta gente como para otras actividades del club, pero es admirable la dedicación que hacen.

¿Y se notan las prejubilaciones y la incorporación de gente más joven?

En general hacen otras cosas y luego muchas abuelas, y abuelos también, están sometidos a los hijos para cuidar a los nietos.

¿Cómo valora su experiencia? Personalmente reciben mucho más de lo que das, moralmente supone mucho.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra