Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
EL NUEVO CENTRO PENITENCIARIO

Desayuno a las 8.30, cena a las 20

Imagen de la noticia

Desayuno a las 8.30, cena a las 20

Aspecto del baño de una celda, con los sanitarios encastrados en muros y suelo. CALLEJA

Imagen de la noticia

Desayuno a las 8.30, cena a las 20

Frente a los módulos residenciales, a la izquierda, están los talleres. CALLEJA

Imagen de la noticia

Desayuno a las 8.30, cena a las 20

Edificio residencial del Centro de Inserción Social construido junto a la cárcel. CALLEJA

0
Actualizada 11/09/2011 a las 02:01
  • A.O. . PAMPLONA

La mayor parte del día la pasa el recluso dentro de su celda, un espacio de 13 metros cuadrados con litera, estanterías, televisión, interfono, y un baño abierto dotado con lavabo, taza y plato de ducha, todo de acero y encastrado en los muros. La jornada en los diez módulos residenciales y en las 504 celdas comienza a las 8 de la mañana. Tras el aseo llega el desayuno y a las 9 de la mañana comienzan las actividades, que son voluntarias. A las 13 horas está fijada la comida y luego se vuelve a la celda hasta las 16.30 horas. Nuevas actividades y descanso hasta la hora de la cena, a las 20 horas, y subida a las celdas.

El uso de las instalaciones deportivas está organizado por módulos y días, de manera que al polideportivo y a la piscina se acude una o dos veces por semana. Cada módulo tiene también una pista deportiva, talleres y peluquería.

624 CELDAS

Módulos residenciales. Son un total de 10, cuatro tienen 72 celdas 6 son polivalentes, con 36 celdas.

Otros módulos. Hay además 44 celdas en la enfermería, otras 44 en el módulo de ingresos, salidas y tránsitos, y 32 celdas más en el denominado módulo de cerrados. En total 120 celdas más.

Centro de inserción social

A partir del próximo año y por vez primera Pamplona dispondrá de un Centro de Inserción Social (CIS), un establecimiento penitenciario donde cumplen pena los reclusos que disfrutan de un régimen abierto y también quienes cumplen penas alternativas que no conllevan prisión como algunas relacionadas con el tráfico. El de Pamplona está situado dentro del recinto de la nueva prisión, pero separado de ella y con un acceso totalmente independiente.

Cuenta con un área residencial con 51 habitaciones dobles, comedor y cafetería; un área ocupacional con biblioteca, gimnasio, aulas y taller; un área asistencial, los servicios generales y las oficinas.

El acceso al CIS se realiza desde la prisión, cuando el recluso disfruta ya de un régimen de salidas o de tercer grado y se ha comprobado que es capaz de vivir en semilibertad. Por lo general, quien accede al CIS dispone de un trabajo remunerado en el exterior, y para quien no lo tenga se dan cursos formativos.

LA INSERCIÓN

Los CIS. Son centros destinados a facilitar la inserción social y familiar de los internos, contrarrestando los efectos nocivos del internamiento y favoreciendo los vínculos sociales.

Organigrama. Cada CIS tiene un director y cuatro áreas: la de gestión penitenciaria y la de tratamiento, cada una con su respectivo subdirector; la de sanidad, y la de medios.

Talleres de cocina y jardinería

Con respecto a otras prisiones, la de Pamplona tendrá como novedad dos talleres formativos, uno de cocina y otro de jardinería. Para el primero dispondrá de una cocina homologada y para el segundo de un espacio donde poder realizar prácticas. Habrá además otros 4 talleres productivos abiertos a las empresas que quieran contratar los servicios de los reclusos para realizar trabajos.

Además existe la posibilidad de trabajar en la cocina, la panadería y la lavandería de la prisión. En estos últimos casos y en los talleres productivos los reclusos perciben un sueldo por horas y están dados de alta en la Seguridad Social. El trabajo en la panadería, por el horario, suele ser uno de los mejor pagados (entre 600 y 700 euros mensuales).

También hay talleres ocupacionales, con finalidad terapeútica.

FORMAR

Talleres formativos. Son una novedad y los habrá de cocina y de jardinería.

Talleres productivos. Dependen de las empresas que quieran contratar trabajos con los reclusos.

Trabajo. Los reclusos pueden además trabajar en la cocina, la panadería o la lavandería.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual