Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
DEBATE

Cuenca dice que ahora no hay dinero para el mini zoo de la Taconera

Agradece las propuestas ciudadanas presentadas, pero avanza que llevar a la zona especies como el oso pardo sería inviable; Esporrín (PSN) le acusa de marear y burlarse de los ciudadados por pedir ideas para un plan sin dotación económica

Cinco de las ciervas de la Taconera, en una imagen reciente.

Cuenca dice que ahora no hay dinero para el mini zoo de la Taconera

Cinco de las ciervas de la Taconera, en una imagen reciente.

Actualizada 02/12/2016 a las 12:01

El futuro del mini zoo de la Taconera seguirá dando de qué hablar durante la presente legislatura, pero, al menos el próximo año, no parece que el actual equipo de Gobierno vaya a introducir cambios de calado en el emblemático espacio. Ni en su gestión, ni en la fauna que lo conforma. Alrededor de 300 especies, entre rumiantes, anátidas y gallináceas.

Eso es, al menos, lo que se deduce de las palabras que este miércoles pronunció en la Comisión de Urbanismo el responsable del área de Ecología Urbana y Movilidad. Armando Cuenca (Aranzadi) empezó defendiendo ante el resto de los grupos la decisión del área de convocar una mesa de debate de colectivos y ciudadanos para escuchar su opinión sobre ese espacio antes de empezar a elaborar un plan, pero terminó reconociendo que "no hay ninguna partida presupuestaria para modificar nada en la Taconera. Los animales están suficientemente bien tratados", apostilló Cuenca.

El debate sobre el mini zoo lo propició una propuesta de declaración presentada con carácter urgente por el grupo socialista pidiendo que se facilitara a la comisión toda la información sobre el foro del derecho de los animales y que no se adopte ninguna decisión sobre el futuro de los animales de la Taconera sin antes debatirla en ese órgano. Solo contó con los votos a favor de los concejales de UPN y fue rechazada dejando tras de sí más de un hora de debate donde, como resumió Iñaki Cabasés (Geroa Bai), los grupos "utilizaron los animales (de la Taconera, los que están y los que las propuestas ciudadanas proponen incorporar) para reñir entre sí". También quedó claro que en la ciudadanía y en la propia Corporación municipal existe "una gran inquietud sobre los seres vivos", como concluyó Cabasés. Entre las propuestas ciudadanas planteadas para el mini zoo de la Taconera de las que este medio informó el pasado 25 de noviembre destacan la de convertirlo en un centro de rescate de fauna autóctona irrecuperable integrando, según figura en el tríptico que elaboró su autor y se entregó a las personas que asistieron al Observatorio de Ecología Urbana, "desde aves, hasta mamíferos pequeños, reptiles, anfibios a grandes carnívoros autóctonos irrecuperables como el oso pardo, el lince boreal y el lobo". En la segunda propuesta se abogaba por la introducción de fauna autóctona para dar una nueva utilidad al espacio creando una especie de granja escuela. En la tercera, por utilizar los fosos, también para funciones educativas, pero con fauna doméstica, básicamente perros y gatos. En la cuarta, se abogaba por dejar que las ciervas se vayan muriendo de forma natural.

PROPUESTAS INVIABLES

Fue la primera de las propuestas, la más ambiciosa y detallada de las presentadas, la que terminó marcando el tono de la comisión. Maite Esporrín (PSN) pidió a Cuenca explicaciones, de las propuestas y de la contratación del experto Javier Arbunies para dinamizar el Observatorio realizada por el Ayuntamiento. Sobre las propuestas, el concejal delegado de Movilidad Sostenible y Medio Ambiente fue rotundo: se trata de propuestas ciudadanas y no todas son viables. "Lo de los osos pardos se puede dar por descartado sin mayor informe técnico", aseguró. Sobre la contratación aclaró que se hizo de forma externa porque cuando se llevó a cabo el personal del área todavía no se había incorporado. "Comparto lo del oso pardo, pero le pido transparencia e información", le reprochó Esporrín, que criticó que el edil de Aranzadi esté convocando a la ciudadanía para debatir sobre el mini zoo de la Taconera si no hay partida económica para respaldar los cambios. "¡Eso sí que es burlarse y marear a la ciudadanía!", concluyó después de que Cuenca le hubiera reprochado por llamar "disparatadas y ridículas" a las ideas de las personas que fueron al foro a dar ideas en su tiempo libre.

El tono del debate fue bronco hasta su conclusión. Joseba Asiron, que presidía la comisión, se vio obligado, con gesto contrariado, a intervenir en varias ocasiones ante las continuas interpelaciones de los concejales presentes fuera de su turno de palabra.

De osos pardos a pedir cuentas por la desaparición del mono Charly

El debate sobre la propuesta de declaración presentada por el PSN a la comisión de urbanismo para hablar del mino zoo de la Taconera fue ganando en intensidad y se convirtió en todo un espectáculo de tintes circenses. Empezó con ironías sobre la llegada de osos pardos a la Taconera después de que una de las propuestas ciudadanas presentadas hablara de introducir esta especie con la idea de convertir el espacio en un centro de rescate de fauna autóctona irrecuperable que permitiría, en opinión de su promotor, "dar esperanza" a animales silvestres que presenten dificultades. Terminó con Aritz Romeo (Bildu) diciéndole a Juan José Echeverría (UPN) que su partido, "que ocultó informes sobre el caso Donapea", también debería explicar que pasó en realidad con el mono Charly de la Taconera. "¿No hay ninguna iniciativa ciudadana para recuperar esa figura?", se preguntó. Bromas aparte, la oposición aprovechó el debate para cargar tintas contra la nueva política del cuatripartito. "Porque transparencia es informar y no nos están informando de nada", concluyó Esporrín.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual