Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Medio Ambiente

La biodiversidad de aves reproductoras de Pamplona crece de manera leve

Las zonas con mayor cantidad de especies son Vuelta del Castillo y Etxabakoitz

Imagen de un jilguero.

La biodiversidad de aves reproductoras de Pamplona crece de manera leve

El jilguero europeo es una de las aves más abundantes en Pamplona, con 80 ejemplares.

CEDIDA
Actualizada 18/10/2016 a las 13:40
Etiquetas
  • DN.ES
Desde el año 2009 el Ayuntamiento realiza anualmente un estudio sobre el número de aves reproductoras en Pamplona como forma de actualizar el correspondiente indicador de biodiversidad. El Consistorio ya tiene disponibles los datos del estudio de 2016 y este miércoles se presentarán en una sesión en el Museo de Educación Ambiental, que tendrá lugar a las 19 horas. La tendencia histórica refleja un crecimiento moderado de la diversidad pese al descenso en las aves dependientes de los ecosistemas de sotobosque y matorral.

En 2016 se ha detectado un total de 1.805 aves de 51 especies distintas, aunque la cifra real previsiblemente es muy superior. 19 de esas especies están presentes en la Vuelta del Castillo y 17 en Etxabakoitz, las zonas con mayor biodiversidad de aves en la ciudad. Iturrama y Mendillorri, con 10 especies, serían las menos diversas según el estudio. La más abundante en la ciudad, según el estudio, es el gorrión común, un ave especializada en el entorno urbano. De todo esto hablará el biólogo y coautor del estudio Gabriel Berasategui, de la empresa Ornitolan Servicios Ambientales. Besarategui es también coautor del libro 'Atlas de las Aves de Pamplona' editado por el propio Ayuntamiento a principios de 2009.

Las aves son uno de los grupos más recomendados para indicadores de biodiversidad global de una zona. Esto se debe a que las aves constituyen una buena fuente de datos ya que se encuentran en distintos hábitats, y porque reaccionan rápidamente a los cambios medioambientales, a los que son vulnerables. Son un grupo faunístico carismático, cuyas poblaciones siempre han sido objeto de estudio y sobre las que a lo largo de muchos años se ha generado un volumen considerable de datos, incluidas su situación y sus tendencias.

CUATRO ESPECIES 'URBANAS' SUPONEN LA MAYORÍA DE LAS AVES

En 2016 se han detectado un total de 1.805 aves de 51 especies distintas, lo que no significa que en la ciudad solo haya esas aves ya que la cifra es teóricamente muy superior. Por zonas, las más diversas fueron Vuelta del Castillo, con 19 especies distintas detectadas, y Etxabakoitz, con 17. Por el contrario, las menos diversas fueron Iturrama y Mendillorri con sólo 10 especies de aves. En relación al número, Vuelta del Castillo y II Ensanche, con 185 y 153 aves detectadas, han sido las zonas más prolíficas. Las zonas con menor cantidad de ejemplares fueron Buztintxuri y Donapea, con 34 y 49.

En cuanto a las especies observadas en el conjunto de los recorridos, de nuevo este año la más abundante resultó ser el gorrión común con 336 ejemplares. Le siguieron en número de individuos la paloma bravía (286 ejemplares), el vencejo común (112 ejemplares) y el avión común (con 106). Como en estudios anteriores, también este año se ha observado que la mayoría de las aves contabilizadas pertenecen a muy pocas especies y especializadas en el medio urbano.

En un segundo grupo de especies 'más abundantes', estarían el verderón común (102), el estornino negro (89), la urraca común (89), el jilguero europeo (80), el serín verdecillo (55), el mirlo común (55) y la tórtola turca (43). El resto de especies cuentan con un número de ejemplares detectados mucho menor, ya que de diecisiete especies solo se han podido detectar entre uno y tres individuos. Por tanto, según el estudio, en Pamplona hay una diversidad relativamente alta de especies de aves, aunque en muy pocas de ellas se concentran gran parte de la totalidad de los individuos detectados.

UN INDICADOR CON RECORRIDO ESTADÍSTICO

Durante los siete años monitorizados en números totales se han encontrado 66 especies diferentes, manteniéndose estable la horquilla entre 46 y 51 especies diferentes en cada estudio. A grandes rasgos, después de cinco censos, la abundancia y la diversidad de la avifauna del municipio se han incrementado de manera muy moderada. Aumenta de manera leve, tanto el número de individuos, como el de especies.

Para el conjunto de los años y localizaciones estudiadas se han obtenido 8.758 contactos diferentes. En el cómputo global, cuatro especies engloban casi el 60% de los individuos observados. Son, por orden numérico, el gorrión común (19,98%), la paloma bravía (17,81%), el vencejo común (12,47%) y el jilguero europeo (6,91%). Las 62 especies restantes identificadas engloban al 40% de los individuos detectados. Como corresponde a un ambiente urbano, muy pocas especies engloban al total de los individuos.

Se ha observado un descenso en número de algunas especies, sobre todo aquellas típicas de sotobosques y matorrales, mientras que parecen mantenerse más o menos estables las que dependen del arbolado. Las riberas de los ríos en el municipio tienen, en su conjunto, un estado de conservación aceptable, aportando a la comunidad aviar de la ciudad aves interesantes, que en general, no penetran con facilidad en entornos humanizados, por lo que es necesario conservar estas zonas, dejando algunos reductos fuera del excesivo tráfico de personas y vehículos.

CÓMO SE MONITOREAN LAS AVES DE PAMPLONA

En Europa existe un indicador bien definido y ampliamente aceptado denominado Indicador Paneuropeo de Aves Comunes, desarrollado por BirdLife Internacional y el Consejo Europeo de Censo de Aves. En España, la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) lleva realizando desde 1996 el programa Seguimiento de Aves Comunes Reproductoras en España (SACRE) que evalúa las tendencias poblacionales de las especies de aves y cuyos resultados forman parte del indicador europeo. Siguiendo ese sistema 'en cascada' el Ayuntamiento de Pamplona en 2009 encargó un estudio con metodología basada en el programa SACRE y el indicador europeo. Desde entonces se han monitorizado las aves reproductoras en la ciudad en 2011, 2013, 2015 y 2016.

La metodología establece 18 transectos (recorridos delimitados) y 6 estaciones de escucha, distribuidos por los diversos hábitats existentes en el término municipal, incluido el entorno urbano. Los transectos están situados en: Segundo Ensanche, Aranzadi, Buztintxuri, campus de la Universidad de Navarra, Chantrea, Donapea, Etxabakoitz, Ezkaba, Iturrama, Landaben, Mendillorri, Milagrosa, Rochapea, San Juan, Santa Lucía, Taconera, Vuelta del Castillo y Magdalena. Las estaciones de escucha se sitúan todas en el cauce del río Arga ya que, al poseer una vegetación más densa, el reconocimiento de las especies se hace mejor mediante la escucha que mediante la observación directa.

La metodología definida para el indicador establece que todos los transectos son recorridos el mismo día, en mayo o junio, época de reproducción, por un ornitólogo que anota todas las aves que observa o escucha, identificando la especie a la que pertenece. Ese mismo día se visitan también las estaciones de escucha predefinidas, donde el ornitólogo permanece durante cinco minutos apuntando todas las aves que escucha. Al realizarse el trabajo de campo en un único día, se escoge uno con buenas condiciones meteorológicas, y si estas no fueran buenas, el estudio se repite otro día. El indicador se realiza en época de reproducción ya que la mayoría de las aves son migradoras.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual