Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Ayuntamiento de Pamplona

Pamplona, primera ciudad europea en tener un 'Jardín de la Galaxia' en Yamaguchi

Con la colaboración científica de Planetario y didáctica de los centros escolares, el jardín quiere ser un polo de atracción para ocio y turismo

Imagen del parque que refleja a escala la vía láctea

Pamplona, primera ciudad europea en tener un 'Jardín de la Galaxia' en Yamaguchi

Imagen del parque que refleja a escala la vía láctea

Actualizada 14/10/2016 a las 12:53
  • DN.ES. PAMPLONA
En Pamplona la Vía Láctea se podrá ver también en el suelo. El Ayuntamiento de Pamplona proyecta realizar en el parque de Yamaguchi un ‘Jardín de la Galaxia’,  una iniciativa que puso en marcha en Hawai Jon Lomberg, divulgador científico e infografista de la conocida serie televisiva ‘Cosmos’.

La idea es reproducir esa figura astronómica en escala, a través de 250 arbustos plantados en alrededor de 1.000 metros cuadrados, que permitirá a pamploneses, visitantes y turistas aprender no sólo sobre medioambiente, sino también sobre astronomía, gracias a Planetario de Pamplona.

La iniciativa ha sido presentada por el concejal delegado de Ciudad Habitable y Vivienda del Ayuntamiento de Pamplona, Joxe Abaurrea, junto con el director técnico de Parques Jardines y Zonas Verdes, Mikel Baztan y el responsable de Didáctica de Planetario de Pamplona, Fernando Jaúregui.

En el transcurso de la presentación se ha podido ver una intervención de Jon Lomberg grabada específicamente para este acto. Lomberg ha realizado a la ciudad propuestas de colaboración con divulgadores científicos de agencias espaciales dado el interés del proyecto y su singularidad.

Cuando el proyecto esté terminado, el Jardín de la Galaxia de Pamplona será el segundo de estas características en el mundo y el primero de Europa. En ese sentido además de ser referente en divulgación científica y ambiental para todos los públicos, quiere convertirse en un atractivo más para el sector de ocio y turismo. La implicación social en el proyecto busca potenciar los jardines públicos como elemento de primer orden a nivel cultural y de calidad de vida y demostrar sus efectos como elementos de transformación del entorno ciudadano. El coste del material de diseño, (planos y directrices de construcción) y de la licencia es de 21.000 dólares estadounidenses y los materiales vendrán a costar alrededor de 25.000 euros, lo que situa elcoste medio por metro cuadrado en 50 euros, una cifra similar a cualquier otro jardín pero que pretende una alta rentabilidad social, ambiental y turistica para la ciudad.

La reproducción servirá para resaltar cual es la verdadera escala de la presencia humana en el cosmos. Será un jardín con forma de ‘aspa’, realizado con arbustos de flores cuyas formas se asemejan a nebulosas existentes en la Vía Láctea, subrayando el paralelismo que existe en la naturaleza entre las escalas ‘macro’ y ‘micro’. Su suelo será oscuro y estará realizado en material que crepite al ser pisado, emulando así la materia oscura entre las estrellas y las ondas electromagnéticas en el espacio. El centro del aspa estará ocupado por una fuente como escenificación del agujero negro en tono al que rota la Vía Láctea. El agua que saltará y volverá a caer en la fuente en un ciclo ininterrumpido simbolizará la energía que se concentra y fluye a través del denominado "Horizonte de sucesos", una frontera en el espacio-tiempo.

Para que el declinar del sol no obstaculice su visión, está previsto que se realice una iluminación con tecnología led que funcionará mediante un sistema de sensores de presencia. Pero para que el primer vistazo tenga el impacto requerido, todo el jardín estará rodeado por un seto de laurel de entre 1,5 y 2 metros de altura que dejará una única vía de acceso al visitante, por la zona enfrentada a la rampa de acceso del Planetario. Una vez dentro del jardín, habrá espacio para circundarlo completamente.
Está en estudio la posibilidad de buscar un punto en altura en las inmediaciones o en el mismo edificio del Planetario para poder ofrecer una visión panorámica al jardín.

La idea municipal consiste en implicar a la ciudadanía en esta iniciativa, tanto a voluntarios de diversas entidades entidades de Navarra como, muy especialmente, a los centros escolares de toda la Comunidad foral. Ahí comienza la labor de Planetario de Pamplona.

A partir del 1 de noviembre, a través este organismo (en el teléfono 948 262628 /o al mail escuela@pamplonetario.org) se empezarán a recoger las solicitudes de los centros escolares. Destinado tanto al alumnado de Primaria como la de Secundaria, la idea es que los alumnos reciban en la explanada que dará acceso al jardín información sobre astronomía, adecuada a su nivel de comprensión.
Luego técnicos de Parques Jardines y Zonas Verdes del Ayuntamiento de Pamplona les explicarán los condicionantes técnicos del trabajo que van a acometer en el interior del jardín, además de auxiliarles en su desempeño.

Los participantes serán a partir de ese momento "jardineros del cosmos". Una vez acabada la tarea, la información sobre el centro pasará a un gran mural didáctico colocado en el vestíbulo del Planetario donde los menores podrán entender la magnitud de lo realizado mediante las equivalencias entre tamaño de las plantas, y los años luz de distancia que supone cada elemento del jardín. Como dato orientativo cuando el arbusto alcance un metro de ancho, estará representando a escala una distancia de la galaxia equivalente a 3.300 años luz, osea. viajar por el espacio durante 3.300 años a una velocidad de 300.000 kilómetros por segundo.

La UPNA ha participado también desde el inicio en los trabajos para hacer realidad sobre este proyecto, una colaboración que queda abierta para un futuro.

Los trabajos a desempeñar para hacer realidad este jardín son variados y dependen también de los ciclos vegetales. El Ayuntamiento de Pamplona dejará preparados los 1.000 metros cuadrados del futuro jardín y a partir de ahí los participantes deberán plantar, regar, podar... La propuesta es utilizar especies con floración invernal como el Membrillero de Japón, cuyo ciclo se solape con otras de primavera o verano como Durillo a Abelia, de forma que a lo largo del año ese jardín ‘vivo’ cambie de aspecto. Los en torno a 250 arbustos de flor necesarios para hacerlo posible se retirarán de los viveros municipales.

Todo el proceso será grabado por una cámara que se situará en la azotea del Planetario y que permitirá al finalizar su creación obtener una película resumen o time lapse que servirá para divulgar la iniciativa de Pamplona y fomentar las visitas a este elemento. El Ayuntamiento enfoca este proyecto como una oportunidad para potenciar Pamplona hacia el turismo de calidad, por lo que trabajará para obtener su máxima difusión.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual