Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
HISTORIA

Los retratos llegaron en 1796

Los 10 cuadros que ha retirado el alcalde fueron encargados por el Ayuntamiento al pintor cascantino Diego Díaz del Valle. Decoraron el antiguo consistorio, se trasladaron en 1951 durante las obras y volvieron a la casa en 1953

Imagen de la antigua Casa Consistorial, la demolida en el año 1951 (salvo la fachada). En la segunda planta, donde se encontraba el despacho del alcalde, aparecen cuatro de los retratos reales.

Imagen de la antigua Casa Consistorial, la demolida en el año 1951 (salvo la fachada). En la segunda planta, donde se encontraba el despacho del alcalde, aparecen cuatro de los retratos reales.

Imagen de la antigua Casa Consistorial, la demolida en el año 1951 (salvo la fachada). En la segunda planta, donde se encontraba el despacho del alcalde, aparecen cuatro de los retratos reales.

CASAS CONSISTORIALES DE NAVARRA
Actualizada 30/09/2016 a las 10:20
  • A.O.
En el año 1759, poco antes de que se inaugurase la actual Casa Consistorial (de la únicamente se conserva la fachada), los regidores propusieron algunos detalles decorativos que afectaban, por ejemplo, al diseño de la puerta y del zaguán, a la iluminación, y también la caja de la escalera. Diferente a la actual y conformada por 12 arcos, aquella escalinata “invitaba” a pintar en ellos “otras tantas figuras de Reyes de los más insignes de Navarra, con sus breves inscripciones”. Se habló incluso de que la pintura fuera “mediana y apropiada a sus tiempos, pero que, a lo menos, el dibujo sea decente”.

El trabajo se encargó años después al pintor cascantino Diego Díaz del Valle, considerado el único pintor de caballete activo en Navarra. Cuando hizo los retratos tenía ya 57 años. Quienes han estudiado su obra aseguran que se inspiró para su encargo en las estampas que por aquel entonces se vendían en librerías.

El profesor de Historia de la Universidad de Navarra, Ricardo Fernández Gracia señala en su trabajo 'Retratos reales en Navarra durante el siglo de las Luces', que los modelos son patentes, “pues por lo general cada soberano se ajusta en sus vestimentas a los usos y costumbres de su tiempo, luciendo tocados y pelucas en consonancia con las épocas en que reinaron. El rigor del retrato de Felipe II no tiene nada que ver con la pomposidad y barroquismo de Felipe V y las casacas coloristas de los Borbones han roto con la tradición de los lutos del siglo XVII”. A su entender no tienen gran calidad artística, pero se “compensa” con la rareza que supone en sí la colección.

Los retratos, 13 finalmente, aunque en el consistorio siempre se hablaba de 12, los entrega Díaz del Valle el año 1797 y corresponden a: Fernando el Católico, Carlos I, Felipe II, Felipe III, Felipe IV, Carlos II, Luis I, Felipe V, Fernando VI, Carlos III, Carlos IV y María Luisa de Parma. Sin embargo desde hace unos años solo se exponían en la escalera consistorial 10 retratos, los mismos que se retiraron el pasado día 7. Faltaban el de Luis I y el de Carlos III.

EN TRES EDIFICIOS

Inicialmente los retratos se expusieron en la denominada Sala de verano del nuevo consistorio, y posteriormente, al menos algunos de ellos, pasaron a decorar las paredes de la segunda planta, en la que se encontraba el despacho del alcalde. De la existencia de al menos 4 cuadros en ese lugar da cuenta el libro 'Casas consistoriales de Navarra', que en la página 89 incluye una imagen que reproducimos aquí.

El 4 de noviembre de 1951 el Ayuntamiento cambió temporalmente de sede por las obras que se iban a realizar en el edificio original, que se demolió por completo salvo la fachada. La actividad municipal se trasladó a la Escuela de Artes y Oficios, ubicada entonces en la plaza de la Argentina, hoy plaza del Vínculo. Diario de Navarra dejó constancia de que en los nuevos despachos y zonas de tránsito se habían “repartido” y “colocado muy bien” los “escudos, los retratos, los cuadros”. Todo hace indicar que los retratos reales adornaron la sede provisional hasta septiembre de 1953, cuando se inauguró la nueva Casa Consistorial.

El nuevo edificio reservó para el escudo de armas de los Borbones y los retratos reales un lugar privilegiado: el zaguán y la escalera. Ahora están en un almacén.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual