Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CRONOLOGÍA

Los primeros cambios, en el salón de plenos

A los 3 meses de tomar posesión Asiron ya cambió de sitio las banderas del salón de plenos y movió algunos retratos reales

Actualizada 30/09/2016 a las 10:20
  • A.O.
La retirada de los retratos reales y del escudo no han sido los únicos cambios, más simbólicos que decorativos, que ha protagonizado el actual alcalde de Pamplona, Joseba Asiron (Bildu), en los apenas 15 meses que lleva de mandato.

Al poco tiempo de tomar posesión de su cargo, el regidor pamplonés centró su obstinación sobre los símbolos en el salón de plenos. Allí cambió de sitio las banderas de Pamplona, España, Unión Europea y Navarra, que ocupaban el lugar de la presidencia, y las recolocó al fondo del salón. Hizo lo mismo con el retrato del rey Felipe VI, que de estar situado frente a la entrada principal del salón, pasó a quedar situado junto a las banderas, también al fondo. Eliminó el crucifijo y colocó en su lugar el retrato de Carlos III, y colgó en las paredes cuatro cuadros con los paños y las banderolas, ya descoloridos, que adornaban los clarines en el siglo XVIII.

Esta misma semana se ha conocido una sentencia que obliga al alcalde a colocar en un lugar preferente del salón de plenos las banderas y el retrato de Felipe VI. Asiron ya ha anunciado que la recurrirá.

En la última oleada decorativa de este verano también se ha eliminado la alfombra que cubría desde comienzos de este siglo la doble escalera del ayuntamiento. Y puertas adentro las más afectadas han sido la sala de prensa y la de comisiones, en la segunda planta, donde se han sustituido las cortinas por estores, se han pintado las paredes, se han lijado los suelos y se ha cambiado parte del mobiliario.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual