Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Ayuntamiento de Pamplona

La decoración simbólica de Asiron

Hace 220 años el Ayuntamiento de Pamplona encargó a un pintor cascantino una serie de retratos reales para adornar la Casa Consistorial. Después de más de dos siglos el actual alcalde de Bildu considera que no tienen calidad y los ha retirado

Imagen de cómo era el zaguán de la Casa Consistorial de Pamplona desde 1953 hasta el pasado mes de septiembre. De la estancia ha desaparecido el escudo de armas de los Borbones, que llegó al Ayuntamiento en 1907 procedente del Consejo Real, y los 10 cuadr

La decoración simbólica de Asiron

Imagen de cómo era el zaguán de la Casa Consistorial de Pamplona desde 1953 hasta el pasado mes de septiembre. De la estancia ha desaparecido el escudo de armas de los Borbones, que llegó al Ayuntamiento en 1907 procedente del Consejo Real, y los 10 cuadr

CASAS CONSISTORIALES DE NAVARRA
Actualizada 30/09/2016 a las 16:29
  • A.O.
Han tenido que transcurrir 220 años y pasar por el despacho de la Casa Consistorial más de un centenar de alcaldes para que el actual regidor de Pamplona haya decidido retirar de ella buena parte del patrimonio que decoraba su interior.

De momento se han descolgado y guardado en un almacén 10 retratos de otros tantos monarcas posteriores a la incorporación de Navarra a Castilla (1512), un escudo de grandes proporciones con las armas heráldicas de los Borbones.

Todos ellos decoraban el zaguán y la doble escalera del acceso principal del Consistorio. Además, se han retirado de la sala de prensa dos esculturas de Jorge Oteiza, así como varios espejos que han sido sustituidos por cuadros de la colección municipal, entre ellos un paisaje de Pedro Salaberri.


EN TRES FRASES

Los cambios en el interiorismo de la Casa Consistorial, al menos los que hacen referencia a los retratos reales y el escudo, han pasado por tres fases. La primera, a comienzos de agosto, se activó con una nota de prensa del propio Ayuntamiento en la que se avisaba de algunas obras inminentes relacionadas con “limpiar o sustituir alfombras y cortinas, pintar paredes, cambiar algo de mobiliario, pulir los suelos o mejorar la iluminación para adecuar la imagen al momento actual pero sin que pierda su esencia y su carácter histórico-institucional”.

Y sin más explicaciones que la de un presupuesto aproximado de 20.000 euros para los trabajos, los cambios comenzaron con el pintado de paredes y lijado de suelos en las salas de prensa y de comisiones. La sorpresa llegó a comienzos de septiembre cuando de las paredes de las escaleras se descolgaron los retratos reales y el escudo y se eliminaron las escarpias y los posibles restos que indicaban lo que allí había habido.

En esa segunda fase fue ya el propio Asiron el que apenas dio explicaciones: “Todavía no sé qué va a pasar, si se volverán a colgar o no. Hay tiempo para eso y ya informaremos”, aseguraba a este periódico el 7 de septiembre.

Pero apenas una semana después, preguntado de nuevo por los cambios en la decoración, el alcalde pasaba a una tercera fase en la que daba a entender que ni los retratos ni el escudo volverán al que ha sido su sitio durante más de dos siglos, en el caso de los cuadros, y más de uno en el caso del escudo. El 14 de septiembre el alcalde se refería a la “dudosa calidad técnica y artística” de los retratos para argumentar su retirada, y daba a entender que la decisión era definitiva, aunque sus palabras resultaban confusas al anunciar que se iba a buscar una redecoración “que favorezca la lectura del edificio y la comprensión de la evolución de la propia ciudad”.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual