Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Ayuntamiento de Pamplona

932 familias se benefician de las ayudas por emergencia social

El Consistorio amplía en 250.000 euros la partida, que ya ha repartido 422.292 euros y podrá llegar hasta los 750.000

Actualizada 06/09/2016 a las 16:05
  • DN.ES. PAMPLONA
El Ayuntamiento de Pamplona ha ampliado por segunda vez este año la partida destinada a prestaciones económicas directas a personas y/o familias en situación de emergencia social en la ciudad. La cuantía inicial de 400.000 euros, establecida a principios de año, tuvo que ser incrementada en junio con otros 100.000 euros más y, ahora, sobre esa suma se vienen a añadir otros 250.000 euros. En estos momentos lo ejecutado en 2016 ya es un 36% más que lo distribuido en todo 2015 y lo presupuestado un 80% más.

A fecha 5 de septiembre se han concedido 1.446 ayudas a 932 unidades familiares diferentes, y las previsiones para el resto del año siguen en ascenso. En el conjunto del pasado año se concedieron un total 1.206 ayudas a 934 familias, dos familias más que en lo que va de 2016.

La convocatoria municipal subvenciona a personas y familias vecinas de Pamplona que presentan carencias económicas y tienen serias dificultades para cubrir sus necesidades básicas de alojamiento, suministros, nutrición y salud e incorporación. Estas son unas "Prestaciones Económicas Directas" (P.E.D.) de carácter puntual (no periódicas) y subsidiarias/complementarias de otras ayudas con el mismo objetivo. Las solicitudes se efectúan a través de las Unidades de Barrio, en el Servicio Municipal de Atención a la Mujer o en otros servicios sociales municipales.

LA MITAD, A VIVIENDA

De los 422.292 euros en ayudas ejecutados hasta ahora, el 47% de ellos se han dedicado a vivienda, el 35% a nutrición y salud, el 7% a energía, el 2,7% a prevención infantil, el 1,7% a apoyos a la incorporación sociolaboral y educación, además de un 5,5% a otros conceptos.

Según las bases las ayudas se pueden utilizar para pagos de alquiler o de préstamos hipotecarios así como para pagos de gastos de comunidad. En el concepto ‘Nutrición y salud’ se dirige a la cobertura de la necesidad básica de una alimentación diaria y correcta, así como de los elementos imprescindibles para la higiene personal y del hogar. Excepcionalmente contemplan gastos de comedor escolar no subvencionados por otras ayuda (dentro de este apartado, y como novedad, hay ayudas para la adquisición de elementos necesarios para el mantenimiento del funcionamiento personal integrado, es decir que faciliten el autovalimiento).

Dentro del concepto de ‘suministros’ se encuentran los de electricidad, gas/calefacción, agua y servicios de basuras y en ‘incorporación social y/o laboral’ se contemplan ayudas para actividades socio-educativas y formativas no regladas, y para actividades relacionadas con la prevención de riesgo o desprotección en la infancia y adolescencia. En este caso se quiere facilitar el acceso, por ejemplo, a servicios o escuelas infantiles, servicios de conciliación o actividades de ocio y tiempo libre que no puedan ser sufragados por las familias cuando se valoren como medida preventiva y de protección social dentro de la intervención llevada a cabo por los servicios sociales municipales.

UN 80% MÁS QUE EN 2015

La evolución del montante de las ayudas ha sido exponencial. Si en 1999 esta convocatoria tenía una dotación de 35.076 euros, a 2006 se llegaba ya con 104.292 euros. Seis años después la cantidad se doblaba y, desde ese año hasta 2014 se fue incrementando hasta de nuevo casi duplicarse en 2015, año en que se pasaba el listón de los 400.000 euros.

La dinámica general era consignar una cantidad que, por la alta demanda del recurso, debía incrementarse mediante una ampliación de crédito a mediados de año. Sin embargo esta es la primera vez que se ha contemplado una segunda ampliación de la partida, en este caso de 250.000 euros. Con esa cantidad, la cifra final ascenderá hasta los 750.000 euros destinados a prestaciones económicas directas a personas y/o familias en situación de emergencia social en la ciudad, un 80% más que en el año anterior.

Los cambios en la convocatoria que recoge nuevos conceptos y más flexibilidad en las cuantías y para la que no existe límite de edad, ha sido en parte la causa de que se haya incrementado la respuesta de los solicitantes. A su vez el Gobierno de Navarra anunció en julio la concesión de 700.000 euros al Ayuntamiento de Pamplona para hacer frente a estas necesidades (frente a los 368.000 euros de 2015). La ampliación ahora aprobada supone un 50% de incremento de las partidas municipales previstas con ese fin para este año.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual