Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
OLA DE FRÍO

El Centro de Atención de Personas sin Hogar permite pasar el día completo

  • Además desde enero de este año a todos los que pernoctan allí se les da de cenar, datos que ha conocido este lunes la comisión de Asuntos Ciudadanos

Centro de Atención a Personas sin Hogar

Centro de Atención a Personas sin Hogar

Centro de Atención a Personas sin Hogar

GOOGLE
Actualizada 22/02/2016 a las 14:41
  • DN.ES
Desde el 1 de enero han pernoctado por Ola de frío en el Centro de Atención de Personas sin Hogar de Trinitarios 89 personas, usuarios que de forma especial se suman a los que ocupan las plazas disponibles de forma continua para itinerantes y empadronados. Son, en menos de dos meses, 43% del total de usuarios de todo el pasado año.

El número de usuarios y de pernoctaciones ha ido en aumento desde que comenzaron a bajar las temperaturas el pasado día 13. Las 89 personas acogidas por Ola de frío han pasado de media 4 noches en el centro (suman un total de 386 pernoctaciones). Durante este tiempo el centro no ha cerrado durante el día sino que permite a los usuarios permanecer en el interior las 24 horas para minimizar los efectos de la situación climatológica. Este año ha comenzado, además, el suministro de cenas a todas las personas que duermen en el Centro de Atención de Personas sin Hogar. Para los casos en que las plazas sean insuficientes, el Consistorio reparte vales para pernoctar en pensiones de la ciudad. Desde el 1 de enero se han repartido un total de 12 vales.

El Protocolo por Ola de frío, como situación de emergencia humanitaria, se encuentra recogido en la Ordenanza municipal de Alta Exclusión que se aprobó aprobada en octubre del año 2012.

La regulación buscaba la reordenación de recursos destinados al perfil de personas sin hogar regulándolos, optimizando su utilización y ofreciendo una mejor calidad de vida nuevos caminos de mejora para el trabajo con este colectivo.

PROTOCOLO PERMANENTE

El 'Protocolo por ola de frío' fue concebido como un sistema reactivo que se activaba cuando la temperatura bajara de los 3 grados o se produjeran condiciones climatológicas especialmente adversas (fuertes lluvias, etc.); en esos casos se acogía a todo aquel que lo necesitara, sin requisitos de acceso. Desde noviembre de 2015, para facilitar el cobijo a las personas que dormían en la calle, se decidió mantener el protocolo activo, dado que las temperaturas bajas podían sobrevenir de madrugada y no tenía sentido no ofrecer alojamiento antes.

Los datos recogido en el programa de Alta Exclusión del Ayuntamiento de Pamplona sobre el año 2015 explicitan que las atenciones por ola de frío del año pasado han vuelto a los parámetros de 2013, con un total 206 personas diferentes atendidas.

El protocolo de Ola de frío pretende que ninguna persona sin hogar que se encuentre en Pamplona en situaciones de climatología adversa se quede sin recibir atención de alojamiento y, en su caso, alimentación e higiene. Por ello acoge a quienes pernoctan en la calle, independientemente de sí cumplen o no los requisitos de acceso al centro (excepto menores de edad y usuarios sancionados con la expulsión), hasta cubrir las plazas.

ALOJAMIENTO EN PENSIONES

En el momento en que las plazas se cubren, el Ayuntamiento de Pamplona, a través de Policía Municipal o de las Unidades de Barrio, deriva a los posibles usuarios a otros recursos de alojamiento de la ciudad. Es entonces cuando entra en funcionamiento, por ejemplo, iniciativas como el reparto de vales para pensiones concertadas.

El objeto concreto de este programa para los casos de Ola de frío es paliar situaciones de necesidad urgente y excepcional, en principio por un tiempo máximo de tres días. Desde este programa se cubren necesidades básicas de alojamiento y manutención y, en algunos casos puntuales, otro tipo de atenciones (sanitaria, etc.). A cambio los usuarios se comprometen a mantener las condiciones básicas de respeto y convivencia, conocer y cumplir el reglamento de funcionamiento del recurso y a salir de la pensión concertada en el plazo acordado con los profesionales de referencia.

En 2015 el número de vales repartidos ha sido de 204, en una tendencia que ha sido decreciente en los cuatro últimos años. En lo que va de 2016, se han repartido 12 vales.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual